Literatura

La redención de un hombre cruel. Parte I



La redención de un hombre cruel. Parte I - Literatura
El espejo reflejaba una hermosura deslumbrante, de larga melena morena, rostro ovalado, resaltado con unos ojos color azul cielo y unos labios carnosos. Siguiendo su ritual de belleza daba a su cara los últimos retoques, antes de tan planificada salida. Sus últimos seis meses habían sido un calvario, de hospitales y fisioterapias. El accidente le causó un fuerte traumatismo abdominaldos costillas rotas y un esguince de rodilla. Las lesiones físicas ya habían remitido completamente, sólo volviendo a aparecer cuando cerraba los ojos. El dolor emocional todavía persistía día tras día, sólo disminuido con los fuertes medicamentos que le recetaba el psiquiatra. Debido a la práctica de relajación y al yoga poseía un control del estrés envidiable. Socializarse con gente nueva, o con familiares y amigos, la suponía una barrera difícil de superar. Habiendo finalizado tan laborioso maquillaje que le daba a su rostro una belleza sempiterna y echándose unas gotas de su mejor perfume, se dispuso a salir de su acogedor hogar.

La noche se cernía en su habitual oscuridad, coronada en su cima con una resplandeciente e hipnótica luna llena.

El sitio adonde se dirigía por primera vez se encontraba cerca de su casa, las gentes con sus risas daban un aspecto más agradable y menos tétrico a las diáfanas calles. Su mirada se centro en una pareja de jóvenes, su pulso se paro un instante, languideciendo sus delgadas piernas. Recobrada de tan amarga sensación, enfiló la calle donde se encontraba el pub, donde la gente perdían su poca vergüenza dejando su verdadero ser al descubierto. Adiós mascaras!!! buen slogan para las marcas de alcohol, pensó.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.40 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Crono

3 comentarios

  • Mientras que en los relatos clásicos el conflicto se resuelve siempre, las historias más contemporáneas tienen finales menos definidos, en las que del conflicto surge un nuevo conflicto, eso las hace más abiertas y más atractivas para el lector, al que se le deja una ventana para la divagación. Este es tu estilo, y lo manejas bastante bien. Un gusto leerte, Crono.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información