Literatura

La sinfonía de sus vuelos



La sinfonía de sus vuelos - Literatura

 

 

Perfumes de rosas

 

El sol de tu pelo iluminó mi cara,

después te pusiste un sombrero de nieve

y llovió de esa nube que abrigó tu sol.

Tu nieve de lluvias me regó.

Tus labios impregnaron mi boca

con perfumes de rosas.

 

Dibujos de su gorrión

 

La tarde lanza luces desde el cielo;

traspasa los vidrios de mi habitación,

besa las paredes,

dejando dibujos de su gorrión.

 

Borracha en el patio

 

Las nubes avanzan;

cubriendo la luna.

el viento delira,

muerto de frío;

acariciando tu espalda,

y haciéndote cosquillas

mientras bailas borracha en el patio.

 

Gorrión marchito por el frío

 

Cuanto frío en tus manos,

envueltas por palomas de viento.

Tus caricias son como hielo.

Tu mirada es un gorrión marchito por el frío

y con besos florecerán sus alas

y volará una sonrisa de calor.

 

Ruidito de violín desafinado

 

La hamaca aturde mis oídos;

hace un ruidito de violín desafinado que no me deja en paz.

Un ruidito que marchita al viento y les quita su vuelo a los pájaros.

Un ruidito de tren desafinado que tambalea en vías nubladas.

 

Su mirada es una bandada de pájaros

 

Una tarde un pájaro se cruzó delante de su mirada y se metió por su airecito y llego hasta las ramas de sus hojas y creó nidos en sus ojos y ahora su mirada es una bandada de pájaros que se pierden por los caminitos del cielo que en este instante estoy mirando.

En un ratito vendrá un pájaro para atravesar mi mirada y convertirla en una nueva bandada.

 

Un mar de gorriones

 

Un indio sonríe bajo un sol que parece una flor que va regando toda la calle con su néctar.

El indio silba una canción a esta tarde de fuego y de su cabeza como si fuera un jardín brotan miles de personas como si fueran flores que van poblando la ciudad y convirtiéndola en un mar de gorriones con colores, con música y con canto.

 

Luces se dibujan en el río

 

Luces se dibujan en el río.

Pájaros lo pueblan.

Pájaros que escriben en el aire.

Que escriben tu nombre en el viento

para hacerlo volar con tu risa.

 

Luminoso cielo de mujer

 

Luminoso cielo de mujer,

un sol sale de tu mirada.

Tejes un gorrión

con el guiño de un rayito

que hipnotiza con su vuelo.

 

Alas ausentan

 

Alas ausentan,

alas pequeñas de pájaros sonrientes,

nubes suben con la sinfonía de sus vuelos,

nubes montadas sobre sitios solitarios

de elegantes cielos silenciosos.

 

Poetizan poetas

 

Poetizan poetas;

divagan sus mentes

en mares de palabras.

Aprietan sus manos plumas para imprimir

en papeles blancos como palomas,

imágenes pobladas de música.

 

Tormentas de su cuerpo

 

Los mares lloran de sol

y nos riegan con la saliva

de sus olas que atrapan

y envuelven bajo sus nubes de cal,

haciéndonos navegar

en las tormentas de su cuerpo.

 

Río de vino… Emborrachándolos

 

La copa está vacía; en unos minutos será un río de vino;

alguien beberá ese vino y regará los jazmines de su alma… emborrachándolos.

 

Un cuaderno con flores de la infancia

 

Un cuaderno con soles de la infancia se perdió en el cajón entre libros y una flor ya marchita y sin pétalos / las palabras que escribía día a día se esfumaron de a poco, volaron por los cielos dibujados en cada hoja. / Mañana a mañana ponía sonrisas de gorrión delirante a la nube de un árbol borracho dibujado en la última hojita del cuaderno; esa sonrisa se fue tras los faroles de una mujer vestida de color jacaranda.

 

Jardín de Bignonias

 

Bignonias forman un jardín

de Bignonias en las copas

del árbol de Bignonias.

 

Hasta perfumar la primavera

 

Diluvia,

el cielo nos riega,

la lluvia nos abraza

y los pájaros beben del río

que rebalsa en nuestros cuerpos

donde emergieron jardines

para que broten las flores

y el diluvio continúa cantando

hasta perfumar la primavera

con la ternura de su fragancia.

 

Deliras por la lluvia

 

Deliras por la lluvia

que cae sobre la gente que pasea sin paraguas

por una calle infinita borracha de tanto Fernet,

y las flores caen desde los jardines hacia las aceras

y crean ríos de pétalos.

 

Tarde de cielo nostálgico

 

Llueve maldita lluvia lluviosa

Sobre los árboles llorosos

de hojas verdes convertidas en lagos

donde se ahogan palabras que te escribí

en esta tarde de cielo nostálgico.

 

Mientras llueve

 

Esperando el bondi mientras llueve

y tu risa brilla tras el cristal de la lluvia

y la noche baila con las alas de la lluvia.

 

Libertad

 

La libertad da alas de pájaros,

con su vuelo nos eleva hacia el cielo.

Moviliza mi corazón,

como si ella fuera una mujer en flor

que con sus alas de pétalos me hace perder

entre las hojas de los árboles del parque.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Laureano Matias Asoli

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información