Sociedad

La Sociedad Conyugal En Chile Debe Terminar

La Sociedad Conyugal En Chile Debe Terminar - Sociedad

Siguiendo con la igualdad de género, pero desde un enfoque pragmático y no simples berrinches, existe un tema extremadamente importante y que es de suma urgencia luchar para que sea modificado.

Chile es uno de los pocos países en que aún existe el régimen de la sociedad conyugal, muchas parejas a la hora de contraer matrimonio, le dan poca importancia a esto que es tan relevante, muchos tal vez porque en el momento del enlace aún no tienen bienes individuales y por otro lado el amor del momento los ciega, pensando todo lo mío es tuyo y viceversa, pero en el camino muchas cosas van cambiando, para bien o para mal.

También existe el factor ignorancia y que prevalece en nuestra sociedad a pesar de que todos disponemos de la mejor herramienta para poder investigar lo que no conocemos, pero desafortunadamente la mayoría la utiliza con fines recreativos, me refiero al internet.

El Régimen de Sociedad Conyugal, en palabras simples, es justamente una sociedad, pero durante la vigencia del matrimonio, sólo uno de los cónyuges es quien tiene la facultad y el derecho para administrarla, y es “el marido”, esto amparado bajo el arcaico Árticulo 1749 del C.C, que dice:

El marido es jefe de la sociedad conyugal, y como tal administra los bienes sociales y los de su mujer; sujeto, empero, a las obligaciones y limitaciones que por el presente Título se le imponen y a las que haya contraído por las capitulaciones matrimoniales.

Como administrador de la sociedad conyugal, el marido ejercerá los derechos de la mujer que siendo socia de una sociedad civil o comercial se casare, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 150.

Lea más: http://leyes-cl.com/codigo_civil/1749.htm

Tal vez a aquellas mujeres que se dediquen solo al cuidado de la casa y de los niños, pensarán que ésto no les va ni les viene, porque total es el marido quien abastece el hogar, ha comprado la casa, el auto, etc y si el matrimonio se termina deberán dividir los bienes en partes iguales.
Ojo, no es tan simple como parece.
El marido no solo administra los bienes de la sociedad conyugal, sino también lo bienes que la mujer pueda haber recibido a título gratuitos como las herencias por ejemplo.
Si una mujer casada en Sociedad Conyugal, recibe por herencia la casa de sus padres fallecidos y decide venderla, al momento de suscribir la escritura de compra venta no es ella quien comparecerá vendiendo el inmueble, sino que su marido será el vendedor y ella comparecerá autorizandolo a vender. Irónico, verdad?
La situación se agrava el doble cuando la pareja a cesado su convivencia, pero no la ha normalizado, osea viven separados, pero continúan estando casados y aunque parezca ridículo, muchas mujeres que llevan muchos años separadas de sus cónyuges, 20 o más años, piensan que ya el marido no tiene participación en la venta que ella intentará ejecutar, pero no es así, porque deberá acreditar su estado civil con documentos.
Muchas veces los hombres no ponen trabas, pero muchas veces si la ponen, intentando pasarse de listos, ya sea intentando quedarse con todo o una parte de las ganancias.
Otra situación preocupante es cuando después de tantos años separados se necesita ubicar al marido para estos efectos, muchas veces es imposible su localización, por lo que la venta se ve frustrada.
En conclusión, lo mejor que se puede hacer es no casarse bajo el régimen de Sociedad conyugal, por muy enamorado que se esté, porque no es bueno mezclar peras con manzanas.
Ahora si ya se casó bajo este régimen de Sociedad conyugal y sigue con su marido al lado, cambie a otro tipo de régimen, tiene 2 opciones
1-Separación de bienes
2-Participación en los gananciales
Si se casó bajo régimen de Sociedad conyugal y se separó hace un par de años, lo mejor es divorciarse, lo que se rompe no se pega y si se pega se vuelve a romper.
Si ya cometió el error de haber dejado pasar varios años separada sin divorciarse y necesita  vender un bien raíz que ud., heredó, lo mejor que puede hacer es ubicar a su ex, contarle la situación, obviamente bajándole el perfil y solicitarle un mandato (por escritura pública, redactado por un abogado para no cometer errores), para vender el bien raíz, porque así no se enterara del precio de la venta ni los pormenores del asunto, en resumen, no verá dinero, ud me entiende.
Ahora sí el ex le salió demasiado despabilado y no quiere autorizarla a vender, debe recurrir a los tribunales de justicia.
Por todo esto, es de suma urgencia luchar por esta injusticia, ya que es de suma prioridad.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ulma

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información