Ciencia

La Teoría del Cubo (10 Dimensiones)

La Teoría del Cubo (10 Dimensiones) - Ciencia

La Teoría del Cubo (10 Dimensiones)

La Teoría de las 10 dimensiones viene siendo una teoría metafísica para explicar las distintas dimensiones que conforman nuestro universo, pero aquí la llamaremos a estas 10 dimensiones “El Cubo”.

Dimensión de origen (0):

Tenemos a un punto imaginario, estático, en absoluto reposo.

Este punto, vamos a proyectarlo a sí mismo “infinita” cantidad de veces.

Cuando hablo de proyectar el punto infinita cantidad de veces, te preguntarás ¿Por qué si es infinito, tiene un final?. Verás, digo “infinito”, porque aunque entre el primer punto y el segundo punto exista un final, tengo la capacidad de dividir esa distancia infinitamente, así como entre el 1 y el 2 puede dividirse en 1,00000000000001 – 1,00000000000002 y así sucesivamente.

1ra Dimensión: La línea

La primera dimensión representa una línea, que fácilmente podemos reconocer como “ancho”.

2da Dimensión: Cuadrado

Aquí sucede lo siguiente. Recordarán que antes teníamos dos puntos, el primero (A) y el segundo (B). Si los proyectamos cada uno a sí mismo infinita cantidad de veces, cada uno producirá un punto nuevo, y tendremos los cuatro puntos que hacen las vértices de un cuadrado. Esta segunda dimensión ya no sería solo ancho, sino también “alto”

3ra Dimensión: El Cubo

Al ancho y el alto ahora le sumaremos la profundidad para crear la tercera dimensión. El cubo. Pero esto no se detiene aquí, más bien estamos comenzando.

Este cubo representa a cualquier cuerpo tridimensional que queramos imaginar. Puede ser cualquier cosa, incluso una persona, ya que todo lo que percibimos en el plano material de las cosas es tridimensional.

Imaginemos esto: Convertimos nuestro concepto de cuerpo tridimensional en un cubo de rubik, para no salirnos de la temática del cubo. Como esto es un cuerpo tridimensional, quiere decir que no es estático, ni abstracto, ni mucho menos imaginario, a diferencia de nuestro punto del comienzo, eso es obvio, pero lo destaco porque en este caso, yo sí puedo convertir este cubo en un punto, no porque lo sea, pero imaginarlo como un punto, y esto lo hago para facilitar la siguiente comparación, que nos lleva a la siguiente dimensión.

4ta Dimensión: Tiempo

Vamos a imaginar que estos puntos son ahora cubos de rubik

  

El punto A se proyectó a sí mismo, por lo tanto el punto B es parte de el punto A, en otras palabras más sencillas, no podemos hacer una línea si alguno de los dos falta, y digo esto porque son parte de un todo. Entonces si el cubo A se proyectó a sí mismo, y de ahi salio el cubo B quiere decir que son el mismo cubo, pero entonces ¿por qué son diferentes?. Pues, son diferentes porque esta línea, no es igual a la anterior, no significa anchura, sino tiempo.

Por ejemplo:

La bebé viene a ser el punto A y la anciana el punto B. Como ya aclaré antes, Podemos dividir esta cantidad de tiempo de forma infinita a pesar de que tenga un final, debido a que unos 90 años aproximados de vida puede dividirse de a 5 años, de a 1 años, o a meses, semanas, días e incluso segundos, y aún así los segundos pueden seguirse dividiendo, no debemos olvidar este detalle porque he intentado explicarlo de aplazos de tiempo notables, sin dividirlo mucho para hacerlo más digerible para el entendimiento.

Voy a mostrarles lo infinito que puede llegar a ser esta 4ta dimensión llamada tiempo.

Antes y después de la separación de los continentes, imagina dividir dicha cantidad de tiempo en segundos, aún sin fragmentar los segundos en milisegundos, es muchísimo lo que puede llegar a dividirse.

5ta Dimensión: Probabilidades

A partir de este punto las cosas empiezan a complicarse. Ya dejamos en claro que tan infinito y versátil puede ser la línea entre A y B únicamente. Es hora de que esto se ponga más interesante aún.

Antes de ponernos “infinitos” vamos con lo simple. El cuadro ahora se ha dividido en 9 partes iguales (3×3) y cada parte representa el mismo objeto tridimensional, y cada uno es único, no hay ninguno que sea igual a otro.

Ya está claro que de A hacia B es tiempo, entonces de A hacia D ubicamos las probabilidades. Voy a poner un ejercicio divertido que puedes hacer y te hará más fácil entender esta dimensión.

A: Estas disfrutando este artículo

1: Decidiste seguir leyendo hasta el final

B: Y le pasaste este artículo a algún conocido que disfruta de estas cosas

2:No te gusta este artículo

3: Me escribes opinando sobre mi artículo

4: Haces tu propio artículo explicando la teoría a tu manera

D: No te llama la atencion este articulo

5: Lo lees por encima

C: Después de un rato olvidas el artículo por completo y sigues con tu vida

Si eliges una casilla por columna, de izquierda a derecha te da una linea temporal de eventos que tienen sentido, que son probables, y tal vez hagas o tal vez no, aquí el detalle es, que si de A hacia D son probabilidades, pero no avanzan de A hacia B, quiere decir que son eventos diferentes que ocurren en un mismo instante, exactamente en el mismo fragmento de tiempo, y que cada uno te llevará por una ruta completamente única.

Esta dimensión se vuelve infinita cuando te das cuenta de la infinidad de decisiones que puedes tomar en un instante, hasta en lo más pequeño, como el efecto mariposa. Cómo decir, “si no hubiese puesto mi taza de café tan cerca de la orilla jamás se hubiese roto, y mi madre jamás se habría enojado tanto conmigo, y no se hubiese ido a trabajar de mal humor, y no hubiese tratado mal a un desconocido en la calle, que si no hubiera recibido nunca ese mal trato hubiera estado más atento y mirar a los dos lados antes de cruzar, y no lo hubiese derribado ese ciclista, que de no chocar con él no hubiese tirado el mercado que compró con el miserable salario que gana”. Una decisión, por más mínima que sea, puede cambiar todo, y tenemos un amplio campo de decisión, así como pude decidir colocar mi taza de café en otro sitio, o tal vez ir a comprar un refresco, o simplemente no tomar nada y en vez de eso comer algo. Es imposible nombrar todas y cada uno de los caminos que tomamos en el día a día, a cada segundo.

6ta Dimensión: Realidad alterna

Como siempre, empecemos simples. En una cara de nuestro cubo, están las mismas probabilidades de antes. Aquí entra otra teoría que dicta que por cada decisión que tengamos la capacidad de tomar se crea una realidad alterna donde la opción no elegida si se cumple. Por ejemplo, la primera cara (gris claro) es en la que yo existo, y en esta línea temporal yo dejé caer mi taza de café. Detrás de la primera cara, donde hay otros nueve segmentos de color gris oscuro, yo puse mi taza de café en otra parte y jamás se cayó. En la tercera y última cara de nueve segmentos igualmente y de color negro, yo jamás me serví café. Ciertamente estas son todas decisiones que yo pude haber tomado en mi línea actual, pero no lo hice, y lo que ya pasó no lo puedo cambiar, pues solo podía escoger una de todas esas posibilidades, pero en otra realidad alterna, el camino que elegí fue otro. Y así sucede con los infinitos caminos que podemos tomar, no importa que tan insignificante sea la diferencia entre una decisión y otra. Lo que no hice en esta línea temporal, lo hice en otra.

 

 

 

Ahora sí, tiempo de ponernos “infinitos” nuevamente. Este pequeño cubo con el que hemos estado trabajando, tiene un plazo de tiempo extremadamente pequeño, y lo dividimos en muy pocas partes. Vamos a imaginar que el plazo de tiempo es más grande, y que va desde el Big Bang hasta que el tiempo termine de consumirse y el universo se acabe todos sus recursos, cuando la existencia se venga abajo.

 

 

Viéndolo de esa forma, la 6ta dimensión nos muestra todo lo que pasó, pasa y pasará, y todo lo que no pasó, no está pasando, y no pasará, al menos en nuestra línea temporal.

Nuestra imaginación de lo que pudiese existir en cualquier punto de este cubo, no puede avanzar más allá de la 6ta dimensión, porque ya de por sí es bastante complejo si quiera pensar en todo lo que está contenido en este cubo; todo ha podido pasar, y pasó en alguna parte de nuestro universo.

 

 

7ma, 8va y 9na Dimensión:

He resumido la 7ma, 8va y 9na dimensión debido a que ya sabes cual es el proceso por el que pasa el cubo para imaginarlo como si fuese solo un punto, y como proyectarlo a sí mismo hasta hacer otro cubo, y porque como ya dije antes, si la 6ta dimensión es un cubo “infinito” de universos alternos y posibilidades, solo podemos explicar estas tres dimensiones como una línea infinita de puntos, ya de por sí infinitos cada uno, que se proyectan para hacer un cuadro, aún más inmenso que la línea, y luego un cubo absoluto.

Esta es la representación metafísica de Dios. Inmensamente absoluto y omnipotente. En esto coinciden varias religiones.

Catolicismo: Dios está en todas partes y todo lo ve

Literalmente al ser lo más infinito, está consciente de nosotros como nosotros somos capaces de percibir con facilidad la 1ra y la 2da dimensión. Lo ve todo, lo sabe todo y está en todo.

Los Vedas (Hinduismo): Somos una representación de Dios experimentándose a sí mismo

Según el hinduismo, somos la manera en la que el universo toma conciencia, osea que dentro de todos nosotros hay una parte de Dios, cosa que si lo vemos hablando sobre el cubo, tiene mucho sentido, pues sin la 1ra y 2da dimensión, la 3ra simplemente no podría ser, son parte de un todo, así como somos parte de Dios, él es parte de nosotros. De hecho, al explicarlo de esta forma nos recuerda nuevamente a otra frase muy usada en el catolicismo: “Conócete a ti mismo y conocerás a tu Dios”.

En estos temas religiosos tiendo a ser bastante cuidadosa, pero comparto esta teoría con ustedes principalmente porque yo nunca pude identificarme con la imagen de Dios que la iglesia me daba, pero al entenderlo de este modo, tan abstracto, que trasciende el bien y el mal, en pocas palabras, en forma de cubo y no como un hombre con bata blanca, pude reconciliarme con la religión.

10ma Dimensión: El punto

Solo imagina que ese cubo de la 9na dimensión también pudiese convertirse en un punto. ¿Qué lo diferencia realmente de la dimensión 0?¿Es el final o el comienzo?

NOTA DEL AUTOR: Había hecho una infografía, sin embargo, el artículo se negaba a publicarse con los links, así que dejo constancia de que no soy la autora de ninguna de estas imágenes.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Alejandra Montilla

1 comentario

  • Hace algunos años, en un momento de meditación empecé a sentir que me iba desapareciendo todo a mi alrededor, y en el momento más intenso me sentí en un espacio completamente oscuro donde solo podía sentir alguna especie de tope al llevar mi mano buscando algo en la oscuridad,y donde sentía que estaba dentro de un cubo tan oscuro que no veía nada y no encontraba la salida solo sentí miedo de no poder volver ni salir de ahí, cuando conseguí volver en mi ,nunca más quise volver a sentir la nada , fue muy desagradable sentirla ,y desde entonces siempre comentó que yo fui otra persona después de esa experiencia, también comentar que en mis dibujos que la mano se pone a pintar sola siempre pintó esos cubos que van enlazados unos con otros y que he visto en estos artículos , como comprenderá me he quedado estupefacta al leer sus artículos donde habla tan precisa de mi experiencia…..gracias por compartirlas , ahora he visto una explicación coherente a lo que sentí y siento un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.