Sociedad

La Trata De Personas; Una Mirada A Escala Global, Regional Y Local

La Trata De Personas; Una Mirada A Escala Global, Regional Y Local - Sociedad

Para muchas personas la trata de personas constituye una de las formas e esclavitud del siglo XXI. Sin embargo, su actividad se remonta y tiene sus cimientos en la antigüedad. Las guerras posibilitaron el inicio de la trata de personas. Este proceso siguió desenvolviéndose en el mundo de forma regular pues esta actividad se convirtió en una actividad económica que producía constantemente ganancias pues las pérdidas de las mercancías humanas no traspasaban el umbral de los gastos que se requerían para la constitución de las empresas.

La época de la colonia ilustra el planteamiento anterior, pues el despojo de africanos e indígenas para generar fuerza de trabajo forzoso y sexual implicaba el desplazamiento de la población afectada de su lugar de origen. En épocas posteriores, la trata de personas como actividad económica fue prohibida y su dinámica ya no sería legalizada. La transformación de las leyes cambió la fisionomía de la trata de personas, que en algunas regiones europeas eran llamadas trata de blancas, porque eran mujeres blancas las que eran captadas por la fuerza, pero al generalizarse el proceso de captación de personas y al evidenciarse la magnitud del problema, pues no solamente eran mujeres blancas sino que podrían ser de diferentes culturas incluso hombres, la denominación trata de blancas cambió a trata de personas.

 

CONCEPTO

En este sentido según la UNDOC[1] Puede entenderse a la trata de personas como la actividad destinada a la captación, el transporte, traslado, acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza, al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, engaño, abuso de poder en una situación de vulnerabilidad, así como la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de unas personas que tenga autoridad sobre otra con propósitos de explotación.

 

Sin lugar a dudas según los datos emitidos por la UNDOC, existe una anuencia general de que la explotación sexual comercial es la forma de trata de personas más frecuente en todo el mundo (79%) y la más registrada, sobre la que se sostiene la llamada “industria del sexo”. Después le sigue el trabajo forzado en todas sus formas (18%), del cual se encuentran la servidumbre domestica, una de las actividades más sub registradas y (3%) el matrimonio forzado, que en algunas naciones es una costumbre legal, la extracción de órganos que se practica en contornos de las mafias medicas y sobre la cual las autoridades de los países con mayor acaecimiento han mostrado poco interés en demostrar, la explotación de niños y niñas para la mendicidad y los niños soldados, la cual no está suficientemente documentada.

 

 

EL TRATAMIENTO DE LAS PERSONAS, DE LO GLOBAL A LO REGIONAL

 

La trata de personas es un fenómeno que afecta prácticamente a todos los países y regiones del mundo, según informes entre el año 2010 y 2012 se identificaron victimas de 152 nacionalidades diferentes, en 124 naciones en todo el mundo. Además “las corrientes de la trata de personas, en forma de líneas imaginarias que conectan el mismo país de origen y de destino de al menos el 5% de las víctimas detectadas, atraviesan el mundo” (UNODC, 2014, pág. 7). La gran mayoría de las rutas de trata son de tipo intrarregionales, lo que supone que el origen y el destino de la víctima se encuentran en la misma región; con frecuencia también en una única subregión. Por tal motivo es tan complicado determinar los principales núcleos mundiales de la trata.

Las corrientes transnacionales de trata de personas se detectan de forma principal en los países ricos de Oriente Medio, Europa Occidental y Norte América. Con gran frecuencia las corrientes de trata de personas afectan más a víctimas de lo que hoy se denomina el “Sur Global” países tanto de Asía Oriental y Meridional como del África Subsahariana. Los estudios estadísticos han logrado establecer una relación entre la riqueza delos países de destino y el número de víctimas trasladadas a estos desde otras regiones del mundo. Por lo cual se concluir entonces, que los países más ricos atraen a víctimas de otras regiones y que países menos prósperos, manejan corrientes de trata nacional y subregional.

La gran mayoría de las personas que caen en la trata de son extranjeras en el país donde se identifican cómo víctimas, de tal forma que más seis de cada diez, son trasladadas cruzando al menos una frontera nacional. Sim embargo una gran cantidad de operaciones de trata de personas trabajan en movimientos geográficos reducidos, puesto que se llevan a cabo dentro de una única región, es decir entre países vecinos. También hay que mencionar que se han detectado muchos casos de trata de personas a nivel nacional, representado este índice uno de cada tres casos.

No obstante, la mayoría de los delincuentes condenados por este delito eran ciudadanos del país donde se emitió el fallo condenatorio, estos fueron declarados culpables por haber estado implicados en el delito de trata tanto a nivel nacional como internacional. Adicional a esto existe directa relación entre las nacionalidades de las víctimas y la de los tratantes involucrados en el delito, lo cual permite suponer que los delincuentes frecuentemente trasladan al exterior a personas de su misma nacionalidad.

Desde que la UNODC (Oficina de la Naciones Unidad contra la Droga y el Delito) comenzó a recopilar información sobre las edades de las víctimas de la trata de personas, se ha detectado que el porcentaje de niños ha ido en aumento. Mundialmente los niños representan en la actualidad casi la tercera parte de las víctimas de la trata de personas, es así, que, de cada tres víctimas menores, dos son niñas y una un niño. La cifra mundial oculta grandes diferencias regionales, puesto que, en algunas regiones, la trata de niños es el principal problema en este campo. Por citar un ejemplo en África y Oriente Medio los niños son las mayores victimas detectadas, lo cual contrasta con Europa y Asía Central donde el número de adultos, principalmente mujeres sobrepasan en notables cantidades a la de niños.

 

Bibliografía

Diez, O. G. (2014). Colombia no cumple con los minimos en la lucha contra la trata de personas. Fundación Esperanza.

Mujer, C. E. La Trata de Personas en Colombia: La esclavitud Moderna.

UNODC. (2012). Informe Mundial Sobre la Trata de Personas. Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delíto.

UNODC. (2014). Informe mundial sobre la trata de personas. Oficina de la Naciones Unidas Contra la Droga y el Delíto.

Wilson, M. S. (2012). Recorrido Histórico Sobre la Trata de Personas. 8.

[1] UNODC. (2014). Informe mundial sobre la trata de personas. Oficina de la Naciones Unidas Contra la Droga y el Delíto.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Dodecaedro

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información