Política

La ultraderecha la mejor parada sin acudir al debate



La ultraderecha la mejor parada sin acudir al debate - Política

El futuro de España, se encuentra una vez más a escasos días de ser resuelto, y en las últimas fechas, hemos podido ver cómo los líderes de los cuatro partidos con mayor representación debatían. Para muchos, el partido ultraderechista Vox, fue el gran ausente en los debates de TVE y Atresmedia, pero cabe recordar que Vox es un partido que no tiene representación en el Congreso de los Diputados actualmente, y si se les hubiera dado la oportunidad de participar, hubiese sido injusto no brindarsela también a ERC o PNV.

 

Aún sin haber acudido al debate, Vox salió muy bien parado de la disputa que tuvo lugar este martes. Así como en el debate de TVE, Rivera y Casado cargaron contra el presidente del gobierno, en este último cometieron el error de desacreditarse el uno al otro en varias ocasiones. El peor parado en mi opinión, fue Albert Rivera. Al líder de Ciudadanos se le notó tenso y torpe a lo largo de toda la entrevista. Cada ofensiva que lanzaba, era correctamente contraargumentada, y a medio debate, comenzó a notarse su falta de propuestas y pecó en repetirse con el tema de Cataluña.

 

A su vez, el candidato a la presidencia por el Partido Popular, estuvo más cómodo que en el debate anterior, y centró sus ataques en Pedro Sánchez, aunque este último, dio pie a la disputa entre PP y Cs muy hábilmente, lo cual, no hizo más que perjudicar a ambos candidatos.

 

Al final del debate, todos intuimos un claro ganador: Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos, aprovechó su espacio para realizar sus propuestas y reprochar las actitudes de sus adversarios. Fue el único que no cayó en el infantil juego del “y tú más”, las falacias y los insultos. El otro claro vencedor, no estaba presente en el debate y fue Santiago Abascal. La formación vinculada al neonazismo, resultó favorecida de no ser invitada al debate, ya que sus propuestas en temas como: pensiones, ciencia, educación, economía… son muy escasas, y se hacen valer del discurso patriótico y fascista para abordar cualquier tema.

 

En conclusión, a Vox le vino de maravilla no acudir al debate, y le vino aún mejor la pelea entre las dos derechas contra las que está compitiendo. De haber acudido al debate, toda España hubiese visto su falta de propuestas y de argumentos, pero al no ser invitados, no solo se han librado, sino que han utilizado esa “no invitación” como arma. Este debate ha podido resucitar a Podemos, pero también ha favorecido al peligroso fantasma de la ultraderecha.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.60 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Eneko García

1 comentario

  • Completamente de acuerdo contigo, Eneko, Pablo Iglesias mantuvo un tono propositivo y manejó un discurso mucho más asertivo que el resto de contrincantes, sin perder las formas en ningún momento. estuvo seguro, sosegado y solvente. En cuanto a la ultraderecha, su ausencia está claro que sólo podía beneficiarle, su programa se basa única y exclusivamente en perseguir ideas y exaltar el nacionalismo patriótico, esto se llama fascismo. Excelente artículo muy bien leído el debate de atresmedia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.