Literatura

LA VALORACIÓN PERSONAL



LA VALORACIÓN PERSONAL - Literatura

LA VALORACIÓN PERSONAL
La valoración personal depende de ti/la autoestima es propia/lo malo nos fortalece.
Amor propio, la valoración personal, la tolerancia, los sacrificios son parte del éxito.
El mundo nos ve, como lo vemos a él, nada es gratis, existen  las tormentas, no luches contra ellas, simplemente atraviesa.
Actualmente se habla a través de los diferentes medios de comunicación de temas relevantes como: la política, el medio ambiente, la revolución tecnológica. Pero porque no hablar un poco de la valoración personal.

Considerando los panoramas cambiantes que se dan en la sociedad actual, en los diferentes ámbitos: social, político, cultural, educativo, tecnológico, etc. Debemos tomar medidas y adaptarnos a esos cambios que de una u otra manera nos afectan para bien o para mal; dependen de la lupa con la que se mire. En esta era de cambios rápidos, nuestro yo interior debe estar reforzado para aceptarlos,  para adaptarnos y asumir con madurez y con preparación mental las diversidades cambiante del entorno.

Debemos amarnos con auto crítica, como dice la frase “si yo cambio, el mundo cambia”. Debemos cambiar para ser mejor persona, para ayudar a otros, pero sobre todo para estar en perfecta armonía con DIOS, con el UNIVERSO, y con nosotros mismos.

Primero nos debemos amar, valorar en la esencia misma de ser humano, como persona pensante. La autoestima juega un papel relevante en nuestro proceso evolutivo de aceptación y madurez, la valoración personal es exclusiva de cada uno de nosotros, es propia es intrínseca.

Las adversidades no pueden impedirnos seguir adelante, ellas solo son tu entrenador preferido. Todo en la vida tiene un sacrificio. Para obtener un premio debemos ganarlo; las luchas, los juicios, lo errores son parte de ese sacrificio, no podemos dejar abatirnos. Si queremos algo debemos saber que hay que luchar, con garras, con fe, con fuerza de voluntad. Sin dejar de creer. Pero sobre todo teniendo claro que no somos perfectos, podemos equivocarnos en el camino, podemos tener trabas. Las piedras en el zapato pueden molestarnos, pero jamás debemos dejar de caminar por algo tan insignificante. Sin embargo en ese andar debemos aprender hacer mejores personas, ser tolerantes con el prójimo haciéndonos respetar y marcando nuestros puntos de vistas, consientes que somos seres diferentes.

Todos pasamos en nuestra vida grandes tormentas, si nos dedicamos a combatirla nos desgastamos física y psicológicamente, vamos a dedicarnos atravesarla y en esa travesía no debemos perder tiempo, debemos ganar ese tiempo y hacer lo que nos gusta, aunque se vea el panorama incierto, al final esa vigilia dará fruto, todo en la vida es relativo, nada es eterno. Lo bueno pasa, lo malo también. Lo bueno mantiene nuestro espíritu fortalecido, lo malo nos permite fortalecerlo. He aquí el punto donde quería llegar esa es la madurez que nos da la valoración personal interna que cultivamos. Es en este punto que logramos el equilibrio de lo interno y lo externo.

Lo bueno gratifica, pero cuando se pone turbio seguimos siendo nosotros, llenos de fe, de fortaleza, de ese amor interior por nosotros y por el medio que nos cobija.

EL MUNDO TE VE, COMO TU LO VES.

Por eso les dijo: ya basta alcemos nuestras miradas, somos seres maravillosos. Los hijos PREDILECTOS DE DIOS, él nos ama, el mundo nos ama, el respeto se gana, sin miedos, sin pañuelos en los ojos, sin estupideces mentales.

Levanten ese ánimo, crean en ustedes mismo y los demás creerán también, no importa la condición social, económica, física, nada es impedimento para ser grandes.

Todos en un momento de nuestras vidas necesitamos creer, tener fe, dejar el miedo.

Aquí les dejo una anécdota.
Una vez una chica tímida, miedosa, con falta seguridad en sí misma, le aterraba hablar en público. Le daba miedo hasta pensar, era absurdo, pero cierto, se sentía como un animalito raro y como ella se sentía, la sentían los que estaban alrededor, no participaba en los juegos, sentía que nadie la quería; la rechazaban las chicas y chicos; PERO ESO ERA MENTIRA, el miedo era de ella por NO atreverse. Un día cualquiera, ya de más edad, participo en foros y exposiciones que exigía su área laboral, se sorprendió ; fue genial, realmente genial, la gente la aplaudía, la felicitaban, hasta hombres guapísimos la invitaban, y se dijo HE PERDIDO EL TIEMPO. DIOS, que tonta he sido. Los mejores años de mi vida creyéndome fea, inútil, poco inteligente.  Justo en ese momento Resumió su vida en estas frases:
EL MUNDO TE VE, COMO TU LO VES.
“Esa chica era yo”
Esperando que estas frases pueda fortalecer a quien lo necesite.
 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.83 - 6 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

BELKIS MARTINEZ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información