Deporte

La verdad tras el fracaso de Allen Iverson.



La verdad tras el fracaso de Allen Iverson. - Deporte

La verdad tras el fracaso de Allen Iverson.

Muchos se preguntarán ¿De qué fracaso estoy hablando? Si Allen Iverson fue 11 veces All Star, ganó Rookie del año y MVP de la temporada regular. Sin embargo, para todo lo que prometía la retirada estrella del baloncesto, su carrera se puede considerar como un fracaso.

Allen Iverson llegaría a finales de los 90’s a la NBA para «destronar». Al gran Michael Jordan con sus impresionantes jugadas de crossover. Iverson recibió el apodo de «La respuesta». Debido a que muchos pensaron que era él lo que se necesitaba para llevar a los Philadelphia 76ers de nuevo a la gloria.

Esta no era una idea descabellada, puesto que Iverson tenía todo para ganar el campeonato. Tenía el talento, el liderazgo, el apoyo del equipo y un excelente entrenador. (Larry Brown, nombrado mejor entrenador de la NBA en la temporada 2000-2001). Sin embargo, muchos culpan a la actitud inmadura de Iverson de no haberle dejado conseguir ese ansiado anillo.

Pero ¿Qué fue lo que realmente sucedió?

Allen Iverson vs La sociedad:

Allen Iverson era un chico diferente. Comenzaba a tener cambios drásticos en su imagen y vestimenta. Sus peinados eran trenzas y su piel poco a poco iba llenándose más de tatuajes. Directivos de la NBA vieron esto como una amenaza a la imagen de la liga y emitieron el siguiente comunicado a Iverson: «No nos gustan esas pintas de matón».

Así que el 17 de octubre de 2005, un comisionado de la NBA llamado David Stern, emitió una nueva regla: El código de vestimenta. Este código de vestimenta prohibía auriculares o cascos, cadenas de oro, zapatos deportivos, lentes, gorras y cualquier otra cosa que le gustara vestir a Allen Iverson. Parecía que la lista de cosas que se prohibía vestir, era una lista que hicieron enteramente insipirada en la vestimenta de Allen Iverson.

Esto fue algo que Iverson consideró como una ofensa hacia su raza. Y no le faltaba razón, ya que el simple hecho relacionar la moda hip hop con ser un «matón». Es racista, muy racista.

Hubo muchas quejas al respecto, lo cual una vez más pondría a Allen Iverson en el ojo público, haciéndole ver como un mala conducta. Cuando realmente sólo protestaba ante el comportamiento racista de la directiva de la NBA.

Iverson y el hip hop

Allen Iverson, aparte de ser un gran líder del baloncesto, del fútbol americano y una actitud polémica, también era rapero. O al menos intentó serlo, antes de que la NBA se lo prohibiera. Iverson realizó la producción de un álbum titulado «misunderstood» Título que define a Iverson a la perfección, ya que traducido al español vendría siendo «Incomprendido». El álbum fue realizado bajo el nombre artístico de «Jewels». Que traducido al español significa: «Joyas».
La NBA prohibió el lanzamiento de este álbum, debido a que las letras eran demasiado explícitas como para ser interpretadas por un deportista. Kobe Bryant y Shaquille O’Neal también hicieron hip hop, pero sus letras eran mucho más digeribles así que ninguno tuvo ningún problema con la NBA. Sólo Iverson.

La injusticia

Ahora se recuerda a Allen Iverson como «El chico malo del baloncesto». «El que no pudo ganar un campeonato debido a sus actitudes». Cuando realmente, siempre tuvo una razón justificada para dichas actitudes. Fue la sociedad quien lo oprimió, con sus códigos de vestimenta, sus estereotipos, esa típica sensación de molestia que les da a las personas ver que alguien hace algo poco convencional. Eso fue lo que destruyó mentalmente al gran Allen Iverson. Una vida llena de críticas, el sentir que toda su carrera se le venía encima o se desviaba a otros temas que terminaban teniendo socialmente más importancia que los resultados deportivos que Iverson alcanzaba. Se hablaba de su actitud, de su vestimenta, de su música. Si la NBA y la sociedad se hubiera enfocado en ver lo único que importaba. (Su talento). Iverson podría incluso haber ganado 7 anillos seguidos, 7 MVP’s de la temporada regular y 7 MVP’s de las finales, destronando así a Kareem Abdul Jabbar y Michael Jordan de sus puestos como los mejores de la historia. Pero la sociedad se negó a maravillarse ante esa posibilidad. Prefirieron oprimirlo.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Daniel Chemello

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.