Sociedad

La verdadera violencia: La desigualdad heredada



La verdadera violencia: La desigualdad heredada - Sociedad

El mayor problema que vive la ciudad de México es la violencia, pero, una violencia que se origina de los sueños de millones de ciudadanos que anhelan cumplir sus expectativas y no lo logran, en contra de los que sí pueden llevar a cabo sus sueños a la realidad tangible.

2018 fue un gran año para recordar, poniendo fin a un viejo régimen liderado por dos partidos obsoletos y viejos; descontextualizados con la realidad, y en consecuencia sumiendo al país en la miseria social, psicológica, política, tecnológica y económica.Por,  un partido de la 4T que tiene mucho por hacer, pero, cuyas bases se ven muy débiles.

Un problema que originó barreras psicológicas y físicas durante más de 60 años y que el actual gobierno y la 4T de la Ciudad de México, se enfocan en el ámbito equivoca, debido a que si bien existe un alto nivel de inseguridad, no es porque la violencia surja de la nada, sino porque, esta violencia se origina por la barrera psicológica y física social heredada de los dos anteriores gobiernos y en la que se trabaja muy lentamente para resolver este problema.

Siendo las bases de este actual gobierno muy débiles para afrontar esta enorme dificultad.

Ad hoc a la teoría de la tensión en la que explica que algunos cometen delitos en respuesta a una determinada situación social. Puesto que, las sociedades existentes proporcionan a la gente objetivos claros, sin embargo, no todos disponen de los medios para alcanzar estos objetivos, creando una enorme presión para adaptarse, y para lograr tener éxito se conduce a actos desviados, por lo que algunos cometen crímenes en respuesta a la situación social predominante.

En la Ciudad de México la inseguridad es algo cotidiano ejercido por la misma sociedad que presiona constantemente a los grupos que no pueden llegar a los objetivos establecidos por esta.

En la Ciudad de México, y el área metropolitana, los ciudadanos viven como ganan; es decir muy desproporcionadamente.

De acuerdo al teórico francés Émile Durkheim las desviaciones son normales y funcionales en el universo, argumentando que cuando un individuo o grupo deja de sentirse parte de una comunidad y se encuentra expuesta (insegura) respecto a las reglas (épocas de crisis o de rápido cambio social) es muy probable que recurra a actos desviados o al suicidio.

En el contexto de México esta situación de violencia que se vive, más, en la Ciudad de México y sus alrededores es resultado de la tensión que se vive cotidianamente en cada unos de los hogares.

“Una conducta antisocial es provocada por la diferencia de acceso a las oportunidades aprobadas para la búsqueda legítima de objetivos culturales” -Robert K. Merton-.

Cuántos de nosotros no soñamos con tener un salario digno y justo, un salario capaz de satisfacer nuestras necesidades primas (alimentación, hogar), secundarias (ropa, escuela) y hasta terciarias (ocio). Pero en una país como el nuestro y gracias a las diferentes políticas públicas, mal realizadas, por el PRI y el PAN. La gran mayoría de la población apenas y puede cubrir las necesidades primarias.

Viviendo en un constante remolino de pobreza, ciudadanos que no tienen dinero suficiente para comprar comida y ropa, sobreviviendo en condiciones infrahumanas o apenas aceptables. Pidiendo dinero prestado, pero, no ganan lo suficiente para devolver su deuda. Por consecuente, piden más dinero para pagar la anterior deuda; contrayendo una deuda que jamás pagarán.

“En un país bien gobernado la pobreza es algo que avergüenza. En un país mal gobernado, es la riqueza lo que avergüenza” -Confucio-.

Es bien sabido que en México la desigualdad es algo cotidiano, sin embargo, en la Ciudad de México se logra observar esta gran brecha entre pobres y ricos; separados por muros, avenidas o por unos cuantos metros de distancia al pasar por el metro y ver a una o varias personas mendigando.

Lamentablemente más del 39% de la población permanece en el laberinto de la clase media, clase que no viaja al extranjero, con mucho esfuerzo logran terminar una carrera técnica y piden prestado para pagar deudas. Y, el 41.9% de la población en el país es pobre, es decir 4 de cada 10 vive en la pobreza.

Durante los dos gobiernos predominantes del país, en una sola década (2008-2018) la pobreza en el país creció de 49,5 millones de pobres a 52,4 millones de pobres.

En la Ciudad de México existen más de 2,7 millones de pobres, lo que representa el 30.6% de la población en la ciudad. Esta pobreza se debe por la carencia de ingresos.

En esta mapa se logra observar la gran desigualdad que predomina en la Ciudad de México. Foco de la inseguridad en la ciudad.

En una ciudad con enorme cantidad de capital y de riqueza que se encuentra en ella. Una entidad que cuenta con mucha disponibilidad de distintos activos financieros y con un mercado inmobiliario demasiado caro. La desigualdad se deja encontrar en esta metrópoli, gente que no tiene nada y gente que tiene mucho. Debido a la mala distribución de la riqueza que predomina en la ciudad.

Una brecha que se logra observar dando unos cuantos pasos por la ciudad.

Si bien es un gran problema desarrollado y heredado por los dos anteriores gobiernos, el gobierno de la Ciudad de México, encabezadora de la 4T, no está invirtiendo el tiempo y el esfuerzo necesario por combatir esta enorme desigualdad.

Desigualdad que orilla a la gente a vivir en las calles, trasladarse de un polo a otro, tener más de 30 años y seguir viviendo en la casa de sus padres o bien  salir a la calle a asaltar o infringir otro tipo de violencia al existir una gran frustración psicológico y física que orilla a este grupo a cometer delitos con tal de poder sobrevivir y alcanzar los objetivos que la sociedad en México establece de acuerdo a la cultura económica predominante en la capital de la desigualdad.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, se ha pronunciado en contra de la violencia redoblando esfuerzos para convertir la Ciudad de México en una ciudad más segura, con más patrullas, cuerpos policíacos, cámaras de seguridad, etc. cuando el problema se lograría resolver poniendo énfasis en los salarios y en el sector inmobiliaria.

Un sector que otorga departamentos por más de 1 millón de dólares para una gran población que apenas subsiste con 5 mil pesos al mes. Y, salarios muy por debajo de las condiciones justas y dignas para una persona en la ciudad.

Dentro de las 16 alcaldías existentes en la Ciudad de México y municipios que conforman la metrópoli capitalina, existe una gran brecha de desigualdad que se logra observar pasando de una colonia a otra, divididas por avenidas, colonias o muros. Una ciudad desigual en la que intenta culpar a la inseguridad por todos los males, cuando el origen de todos los males es la desigualdad económica y social que origina la inseguridad en la Ciudad de México.

Una ciudad que con el paso del tiempo se seguirá sumergiendo en las profundidades de la inseguridad si no se actúa de manera estratégica y pertinente sobre las condiciones laborales existentes en la ciudad y en el país.

Sí, la Ciudad de México se encuentra estancada en materia de seguridad, infraestructura, innovación, etc. es por la desigualdad que nubla los hogares de más del 90% de la población de la Ciudad de México que apenas sobreviven y sus sueños se hunden en el asfalto de la ciudad. En contra de un 10% que logra cumplir sus sueños sin mayor esfuerzo.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Luis1598

1 comentario

  • El origen de la pobreza es la falta de control demográfico; las poblaciones que crecen superando todos los límites ecológicos, también superan los sociales. Por ejemplo, se crean grandes masas de jóvenes que el mercado de trabajo, por mucho que bajen los salarios, no puede asumir. Esto genera por sí mismo delincuencia, emigración y destruye familias y proyectos de vida.
    El crecimiento demográfico genera desigualdad, de hecho es el primer factor de desigualdad, al agrandar las diferencias entre las clases pudientes y las más bajas, y más prolíficas.
    Además, el propio hacinamiento derivado de la demografía explosiva, produce ciudades y conurbaciones cada vez más difícil de gestionar; y donde la corrupción y las bandas se pueden organizar mucho mejor.
    La demanda de vivienda, da oportunidades a más corrupción de tipo urbanístico, que ayuda a blanquear el dinero del crimen y a poner y quitar gobiernos.
    Si un presidente desea invertir en desarrollo social, se encuentra con que el dinero del Estado está invertido en mantener las redes de corrupción, y en asistencialismo para los millones que se van añadiendo año a año. El desarrollo humano es incompatible con el crecimiento demográfico, salvo cuando se puede derivar ese crecimiento a la colonización de otros países, como hace Marruecos que manda a todos los hijos que puede a España y Europa a que se busquen la vida y vayan creando regiones europeas donde sólo se hable árabe. La economía de Marruecos va como un tiro, y además en el sur de España y en ciudades como Bruselas, los marroquíes serán mayoría en 30 años sin disparar ni un tiro.

    En cambio, Méjico no puede hacer eso; ya que en Estados Unidos la tendencia con Clinton, Bush, Obama y Trump es a proteger las fronteras e ir limitando la inmigración, como piden los hispanos que viven en California, Florida o Tejas y que son los primeros afectados por las olas inmigratorias.
    Los países inestables, con grandes desigualdades, y que no crecen en desarrollo humano pese a ser potencias económicas, son todas naciones sin control demográfico. Méjico se sitúa en la misma liga que Nigeria, Bangladesh o Brasil, cuando debería ser parecido a España en desarrollo humano o a California.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información