Sociedad

La Vida Del Docente En Venezuela



La Vida Del Docente En Venezuela - Sociedad

       

«La educación es el arma mas poderosa de una nación, en base a ella se logran con creces los grades cambios históricos en la sociedad» (R.P)

Para nadie es un secreto la situación coyuntural que atraviesa Venezuela en la actualidad, este nudo crítico se ha convertido en un hecho histórico, que es mencionado a nivel mundial y todas las personas emiten sus opiniones al respecto, no obstante vivirlo marca la diferencia ante cualquier hipótesis que pueda existir.

Como consecuencia de las diversas decisiones políticas y económicas que se han tomado y que han marcado el rumbo de la nación, se observa la devastación, la miseria y la crisis, como primicias de un sistema corrompido, que busca su propio bien y no el de los demás.

Protestas de docentes en Venezuela, que luchan por calidad de vida

Quedando para los amantes (no diré de la nación, que denota un marco jurídico), sino  de LA PATRIA,(que denota apego, amor, sentimiento y muchas otras emociones que no se pueden describir, sino más bien vivir), un inmenso desosiego, que emite un gemido desde las entrañas, como la mujer cuando esta con dolores de parto, y clamamos como Jeremías clamó por Israel, “levántate y da voces en las noches al comenzar las vigilias, derrama como agua tu corazón e implora por la vida de tus pequeños que desfallecen de hambre en la entrada de todas tus calles”.

Ahora bien, aunque esta situación arropa a “toda la población” Venezolana, y los profesionales de las diferentes materias han quedado a expensas en este régimen, quiero hacer mención en especial a la vida de un docente en Venezuela, al docente que es de profesión  o al que es de oficio, sin embargo ambos realizan la misma labor, ¡maravillosa labor!.

Ellos se levantan diariamente con el amor y entusiasmo que les caracteriza, ser amante de la educación va más allá de lo inimaginable, sin embargo gran parte del desenvolvimiento que pueda tener una persona en su labor depende de la calidad de vida que posea, y lamentablemente la calidad de vida para muchos, es ir a ejercer sin alimentarse, dejar en casa a su familias en la misma condición, caminar hasta los lugares de trabajo, por falta de transporte, efectivo u otros.

Sin dejar de mencionar, el estrés, indignación, la impotencia que produce el que se  tome las instituciones educativas como medio para politizar, donde todos deben de apoyar el partido político que otro imponga, el obligar a asistir a marchas, el amedrentar, el seguimiento injustificado, forman parte de una manzana que se ha podrido y ha alcanzado a muchos.

La vida del docente, demanda estar temprano en el aula de clases, sin importar las vicisitudes, cumplir con un horario hasta tarde en su mayoría, lo que reduce posibilidades de otras fuentes de ingresos, y básicamente se labora a honores, aunado a eso, no solo tienes que lidiar con las frustraciones de no poder sostener económicamente tu hogar, sino que también debes de mostrar empatía y entusiasmo a los educandos, debido a que con gran compromiso ético y moral el buen docente se preocupa por el rendimiento de sus estudiantes.

Ahora bien, animar en este tiempo es de héroes, motivar a tus estudiantes aun cuando llevas el alma destrozada es de fuertes, un buen docente jamás dañaría el sueño de un estudiante, ellos son el futuro de nuestro país, y si en algo contribuyes estarás aportando a la nación.

Se mueven las entrañas y se pone un nudo en la garganta, cuando ves el esfuerzo y entusiasmo que ponen los jóvenes por lograr sus metas, ellos también enfrentan congruentes situaciones,  con sus ropas gastadas, hojas  reciclables para escribir, cansancio en sus ojos, su piel delgada y zapatos desgastados, son muchos de los casos que se frecuentan en el aula de clases, como olvidar los que muchas veces cabecean en sus asientos y cuando te acercas a solas con ellos te expresan con lágrimas en sus ojos, que trabajan toda la noche y salen agotados al sitio de estudio.

Pues bien, cosas como estas frecuentan los docentes en Venezuela, tener que oír con respeto a un estudiante, adularlo para que siga,  es tarea fácil para el que lleva en sus venas el fundamento de la educación, pero lo que no es fácil es digerir tanta tristeza en el rostro de los jóvenes, y quedarte luego a solas meditando y dándote palmadas para animarte y recobrar las fuerzas que necesitas y que otros necesitan de ti.

Para los que amamos la educación, es inaceptable el querer reducir las casas de estudios,  que deberían producir libertad en una servidumbre de ignorancia, es inadmisible, no se puede ser esclavo en libertad, ni se puede cohesionar el derecho a pensar y más aun a crear un sistema de educación que trascienda y que vaya más allá de lo elemental, donde exista la preparación de hombres y mujeres con libre albedrío, que salgan de lo común y ordinario, que se atrevan a pensar, no una educación con barreras donde  exista una sola verdad, donde se limite el conocimiento, pues no existe la verdad absoluta y cada persona es capaz de construir su propia verdad.

En síntesis, es menester resaltar que lo escrito es estas líneas, no forma parte de una novela, ni es un contenido errado, es la realidad concreta en Venezuela, estos párrafos fueron escritos con la tinta del alma y la esferográfica del corazón, desde una docente de oficio, para usted lector.

 

Rossana Peñalver

23/02/2019

8:00PM

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ROSSANA PEÑALVER

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información