Sociedad

La vida es lo que pasa mientras esperamos que nuestros sueños se cumplan



La vida es lo que pasa mientras esperamos que nuestros sueños se cumplan - Sociedad

Hoy he visto en instagram las fotos de unas vacas a las que le habían puesto acondicionador, shampoo y le habían pasado el secador.

Parecían nubes.

It made my day.

 

 

¿Es una anécdota graciosa, verdad?

Nos encantan las anécdotas. Las historias.

Desde tiempos inmemoriales, cuando nuestros ancestros se reunían alrededor del fuego o la plaza de una aldea, nos apasionado escuchar historias. Historias reales o inventadas, o leyendas inspiradas de una realidad que finalmente puede ser incluso más fantástica que cualquier ficción.

Eso no ha cambiado.

Incluso en nuestras sociedades modernas y ajetreadas, estamos siempre buscando historias. Puede que incluso más que nunca.  ¿Qué hacemos cuándo, tras un largo día de trabajo, llegamos a casa reventados? Ponernos a hablar de la vida, para desconectar, para sentir la conexión con los que nos unen, para no sentirnos alienados por un trabajo que sabemos se come nuestro tiempo como una persona se comería una bolsa de patatas fritas.

Rápido, con ansias, casi sin darnos cuenta.

¿Y si estamos demasiado cansados como para tener una conversación?

Entonces nos dejamos caer con desgana sobre el sofá, y cogemos ese libro que nos tiene atrapados, pero que apenas podemos leer con la suficiente rapidez, o, más común aún, encendemos la tele. La serie del momento, la última película de Tarantino, o incluso ver a la gente hacer el idiota en programas del corazón….todo nos vale siempre que nos cuenten una buena historia, o que al menos nos permita evadirnos de la realidad.

No me malinterpretéis. Leer es algo increíble. Me encanta el cine, y hay series de una calidad innegable. Incluso puedo entender el momento de relajación total que supone zapear, o pasarse media hora en instagram mirando fotos.

Pero entre alienación y ensueño, no podemos perdernos , no podemos alejarnos para siempre de la realidad.

Las historias nos encantan porque nos permiten soñar, soñar que tenemos mil vidas, descubrir el mundo y emociones que quizás nunca podamos experimentar de otra forma. O bajo otro punto de vista. Las historias son magia.

Inspiran la vida que se quiere tener. Sin embargo, hay un momento en la vida en que te das cuenta de que si quieres cumplir tus sueños, tienes que despertar.

No puedes seguir en la nube, tienes que actuar.

La vida es aquello que pasa mientras soñamos.

Y no existen reglas: es una experiencia única. Subjetiva.

Con este artículo, os exhorto a que toméis conciencia de que todo se reduce al aquí y el ahora. Que no hay nada más paralizante que el miedo a hacer algo. Y que entre el deseo y la frustración, tenéis la posibilidad de actuar.

Estudia lo que te llame la atención, déjalo todo para criar gallinas si es lo que quieres, toma riesgos si es necesario, atrévete: a cambiar de look, a militar por una causa que creas justa, arriésgate a hablar con ese chico o esa chica que te gusta. Canta, ríe, baila, y trabaja por lo que quieres. O lo que crees creer.

No esperes que la vida te sorprenda, porque la vida te sorprenderá igual quieras  o no. No dejes que la sociedad te dicte lo que tienes que sentir o como tienes que actuar (esto por supuesto, siempre que no hagas daño a los demás).

Te equivocarás, cambiaras de opinión, puede que te la pegues. Sí. Pero crecerás y aprenderás en el camino.

Y si tu sueño es simplemente vivir sentado y disfrutar de Netflix….entonces hazlo. Pero que sea tu elección.

Porque eres el protagonista de tu historia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

uru94

3 comentarios

  • Qué gran verdad, no existe otra manera de conocer lo que es la vida más que viviendo, fluyendo con ella. Hay mucha gente que busca el significado de la vida entre los dogmas, o en una determinada filosofía, en una teología, pero nada de eso enseña su verdadero significado. La vida simplemente sucede. Aquí, ahora, en este mismo instante. Parece como si los conceptos fueran lo único importante, cuando lo real se está perdiendo por completo.
    Un artículo excelente, hace pensar, recapacitar, anima a buscar qué es lo importante. Te toca en lo más hondo y te aprieta esa tecla de la consciencia. ¿Para qué soñar si todo lo tenemos a nuestro alrededor? Sólo hay que saber mirar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.