Sociedad

La vida o la vives o esperas a morir

Patrocinado


La vida o la vives o esperas a morir - Sociedad

La vida o la vives o esperas a morir

Los Rolling Stones, o simplemente los Stones, son y serán uno de los iconos culturales del siglo XX. Cualquiera que tenga un mínimo interés por la música, del estilo que sea, debe reconocer la importancia de los Stones. Una carrera musical irregular, pues no siempre han hecho discos soberbios, pero que no empañará nunca su legado. Hay canciones que quedarán en el recuerdo, que serán tan importantes como las composiciones de los clásicos. Para mí los Rolling Stones son un referente, pero no sólo en lo musical. Hay algo en ellos que me dice que han vivido su vida a través de su pasión. Me gustaría parecerme a ellos, pero no podría, porque su lado salvaje no lo podría aguantar yo, aunque ni siquiera es el lado que me interesa de ellos. Si uno mira al rostro de Keith Richards, un hombre de más de setenta años, piensa que él ha vivido como ha querido (y no me refiero a los excesos). Y eso, aunque parezca mentira, no lo podemos decir todos. Por eso me parecen un referente.

Todos deberíamos vivir nuestras vidas como queramos, sin importar nada más que nuestros deseos. Como esas personas que un día deciden dejarlo todo atrás, la vida monotona y repetitiva, y empezar a viajar por el mundo con una mochila y poco más. En ese sentido me viene a la mente la historia del asturiano Álvaro Neil, también conocido como el biciclown. Un hombre que decidió un día dejar su trabajo en una Notaría para recorrer el mundo en bicicleta. Salió de España en 2004 y regresó el año pasado. 13 años pedaleando sin mirar atrás. Disfrutando del camino sin importar lo que hay delante, que es como creo que todos deberíamos vivir nuestras vidas.

Hace unos días leí un artículo en la prensa firmado por uno de los periodistas musicales a los que sigo habitualmente. El artículo se titula En la música está la vida. Cuenta la historia de un joven, Álvaro Barbón, al que le han diagnosticado un cáncer. Álvaro ha decidido dejar su trabajo y coger su pasión, la música, y dedicarse a ello. Tiene una banda llamada Barbonautas. Y a eso se dedica ahora. ¿Por qué? Porque la vida lo merece, y como él mismo dice, la vida o la vives o esperas a morir.

Reconozco que estoy muy lejos de esta filosofía de vida. No tengo el valor de Álvaro Neil. Ni tengo el coraje vital de Álvaro Barbón, al que espero que la vida le de una muy larga y sana oportunidad. Pero mientras tanto intentaré estar lo más cerca de vivirla, y lo haré con música de fondo, porque no hay nada como la música para sentir verdaderamente que estás vivo. No me digáis que estas canciones no os hacen sentir que estáis vivos:

The Rolling Stones – Street Fighting Man

The Rolling Stones – Like a Rolling Stone

Barbonautas – Salitre

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.90 - 10 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

2 comentarios

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información