Sociedad

La violencia en contra de los Carabineros de Chile



La violencia en contra de los Carabineros de Chile - Sociedad

En los últimos acontecimientos ocasionados en Chile, según el Director General de Carabineros, más de 950 uniformados han sido lesionados, muchos de estos de carácter grave, debiendo detener sus funciones para efectuar su proceso de recuperación.

¿Qué ocasiona que una sociedad ataque brutalmente a la fuerza formada y contratada para cuidarlos? ¿Cuál es el origen de que hombres, mujeres, niños y hasta ancianos violenten con un notorio odio a las personas que han jurado velar por su sueño y por su vida?

Sin duda, las respuestas a estas interrogantes, provienen de una sociedad “enferma”. Entiéndase la palabra “enferma” de la comparación con el cuerpo humano. Cuando nuestro propio organismo ataca a nuestros “anticuerpos”, es decir, cuando nuestro propio cuerpo ataca a los microorganismos que lo protegen, se entiende que algo malo está ocurriendo y se le da la categoría de “enfermo” al dueño del organismo.

Es así como nuestra sociedad está enfrentando una severa enfermedad, pero, que ha ocasionado esta enfermedad y cuanto es su verdadero alcance.

Dentro de las últimas semanas diversas manifestaciones, marchas, paros y aglomeraciones se han adueñado de las portadas de la vida en Chile, convocando en una ocasión a más de 1 millón de personas. Sin embargo, las acciones violentistas contra la fuerza de orden y seguridad no han sido ocasionadas por la totalidad de las personas que asisten a estas marchas. Las acciones agresivas y cobardes son comenzadas y completadas por un grupo minoritario, el cual trabaja, sospechosamente, de manera coordinada y bastante organizada contra el cuerpo policial.

Si lo llevamos a estadísticas, la marcha más grande de este movimiento se llevó a cabo el pasado 01 de noviembre. Esta marcha convocó a 1 millón de personas, que, en cifras, son sólo un 5% de la población total chilena. Es decir, el día en que más personas estuvieron de acuerdo, al nivel de manifestarse y congeniar con la cruzada que se está robando las portadas de nuestros periódicos, sólo se pudo congregar al 5% de la población. De este millón de personas con interés real en manifestarse, según cifras de Carabineros, sólo aproximadamente 1.000 personas han sido vinculadas a eventos violentos, es decir, de este 5% de la población total chilena, un 0.005% en total.

Pero basta con el 0.005% de la totalidad de la población, para sembrar el caos e implantar el concepto del miedo en todo el país. El nivel de violencia y odio del actuar, genera que, hasta el carabinero mejor preparado, se persigne antes de colocarse su casco y salir del carro policial. Basta con ver las imágenes después de cada violenta manifestación para desconfiar en el concepto de que estos anarquistas son individualizados y mirar con mayor certeza la teoría de que, detrás de cada grupo violento existe un organismo bien estructurado y organizado.

Que se puede esperar de ellos, más que el obtener un beneficio propio o luchar por el bien del pueblo, es el de ocasionar miedo, crear un ambiente de pánico y descontrol y por, sobre todo, ocasionar el mayor daño posible a aquellas personas de verde que algún día juraron protegerlo.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Sergio trujillo

5 comentarios

  • Los violentos en mi opinión pueden proceder de dos fuentes, una legítima fundada en la idea obtenida de la historia que les indica que nada cambia si no es a través de ejercer la violencia para obligar al cambio (la cual dudo sea la imperante en la mayoría de los países pues es curioso que el fenómeno funcione igual en Chile que en México que en Ecuador o en España), o la otra que es por la que me inclino más en la que grupos oscuros, organizan y financian a personas que van desde pobres e ignorantes (no con esto quiero denostarlos sino simplemente identificarlos) y encuentran en estas actividades fuentes de ingresos, hasta ingenuos del primer grupo que no se dan cuenta de ser manipulados para fines diferentes de los que ellos mismos pretenden. Lo interesante sería desenmascarar a los grupos que estimulan éstas prácticas y que me parece, tienen el objetivo de disuadir al movimiento legítimo que da origen a la manifestación. ¿Usted iría a manifestar su descontento si sabe que es posible que acabe golpeado, quemado o muerto? Me parece que al calificar de anarquistas a estos grupos, se corre el riesgo de distraer la atención y no profundizar en su origen que en todo caso, creo es lo que más nos debería preocupar.

  • Ud., lo ha dicho, es una enfermedad, pero es una enfermedad que ataca con fuerza un segmento de la población, dejemos de lado a los delincuentes, ellos aprovechan siempre cualquier instancia para delinquir y mejor aún en situaciones de caos y desconcierto.
    El segmento violento está centrado únicamente en los adolescentes, pero aquellos pertenecientes a la educación pública y se suman los universitarios, también provenientes de la misma educación pública, aunque muchos luego pertenecen a universidades privadas.
    Sería interesante entonces poder analizar este fenómeno que se da en ese tipo de establecimientos. La principal característica es el odio desmedido, hacia cualquier persona que intente manifestar una opinión. Este odio se deja caer con extrema violencia sobre la autoridad pública, en una especie de desahogo.Es entonces en que no se puede dejar de pensar, que dentro de esos establecimientos,los educadores son quienes transmiten ese resentimiento, avalando conductas de este tipo y formando nuevos activistas y claro cuando estos jóvenes luego llegan a las universidades continúan el mismo camino, lamentablemente es la herencia de un resentimiento que la izquierda es incapaz de sanar, manteniéndolo latente en cada momento,por ello en estas revueltas volvemos a escuchar palabras como represión y dictadura, constantemente incluso de desaparecidos y tortura los cuales al parecer nunca hubo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información