Política

Lagrimas De Toro.

Lagrimas De Toro. - Política

Es ahora cuando nos quejamos, cuando vemos materializarse y hacerse real aquella sombra de éso que considerábamos impensable, como aquella barbaridad del Brexit, o aquella otra estupidez de Trump en la Casa Blanca, o sí, que Mariano pudiera volviera a deambular por La Moncloa. Lo hemos visto también muy recientemente ejemplificado en el país carioca, ¿quién se iba a pensar que BolsonarIo iba a conseguir la mayoría en el país de la capoeira?, ¿tú sí?, porque yo ni me lo planteaba. Lo tenemos en Suecia, en partes de Alemania, en Ucrania, en la Italia de Salvini, la misma donde antes morara Beppe Grillo y su movimiento Cinco Estrellas… y ahora, y como “por arte de magia”, lo vemos ganar en uno de los feudos socialistas por antonomasia de España, la ultraderecha gana cuerpo y adquiere consistencia en Andalucía, amigos, sí, en la tierra del amor y el ensueño propagados por Lorca, aquella tierra feliz plena de espíritu libertario cantada por Camarón, donde el patrón no quería ni escuchar aquello que nos cantaban de Andaluces levantaos, y donde Julio Anguita trabajaba por, para, y desde el pueblo. Esa tierra, ese lugar de España que ahora se queja, y llora, y patalea, ese lugar que ahora, AHORA, sale a la calle y dice que hay que parar a la ultraderecha, que “¡luchemos contra el fascismo!”, que “estamos hartos”, y que “esto hay que cambiarlo”. Ahora, sí, ahora, joder, no antes, no, no durante el proceso pre-electoral, ni durante el pre-pre-pre proceso a previas elecciones cuando ya se empezaba a vislumbrar alguna que otra nube aislada entre claros.

Es fácil quejarse en casa, es fácil verter todo tu odio sentado (o mejor, tumbado, para demostrar que nos la suda todavía un poco más) en redes sociales, “fachas fuera, ¡toma meme de Pablo Casado con el bigote de Hitler”, “le doy al no me gusta a todo lo que dice Albert Rivera, ¡viva Podemos!”, y mierdas así. Es posible que el descomunal tamaño de los huevos de la gente que no fue a votar, les impidiera entrar a la cabina donde estuviera colocada la urna de las votaciones, supongo que éso explicaría esa desmesurada dejadez a la hora de decir a quién quiero votar.

Y es que, no hemos ido a votar, no hemos ido a votar porque no nos interesa. No nos interesa la política, con lo cual, ¿para qué voy a ir a votar?, o mejor dicho, “¿para qué voy a ir a votar si nada va a cambiar?”, pues no, parece ser que no yendo a votar sí que cambian las cosas, ¡joder si cambian!, ahora mismico lo hemos visto, un debilitamiento destacable de la izquierda Andaluza materializado, uno, en la pérdida de escaños del PSOE, y dos, en el mal resultado cosechado por el Podemos Andaluz (sí, el de los dragones, el de los putos dragones). Recordemos que casi la mitad de los Andaluces no se han acercado a depositar su voto, éso nos da una muestra preocupante de la dejadez y la desidia del electorado Español, pero a pequeña escala, a un nivel autonómico que podría reflejarse, pero perfectamente, en cualquier otra comunidad autónoma salvo en Cataluña y País Vasco, donde la desconfianza hacia el gobierno central es por todos ya conocida y más que resabida.

Y ahora nos quejamos, nunca nos imaginábamos que tal catastrófico resultado pudiera materializarse en el Sur de España, pero ahí está, y ganando, y ganando, y ganando votos, y alimentando el odio hacia lo de fuera, y culpando siempre al ser ajeno y al forastero (¡ay, mi España!, qué bien te conozco), y es que no hay recurso más pobre, cobarde, y despreciable, que acusar al otro de los errores de uno mismo, “no es mi culpa, es de los putos negros” (léase moros, chinos, o rumanos). Ahora, azuzamos un poco a Cataluña y a su independencia, colgamos la bandera en el balcón, y amenazamos con la instauración de la arepa Venezolana en detrimento de, esta, nuestra sacra tortilla Española, y entonces, ¿qué tenemos?, pues tenemos un germen de odio instaurado hacia todo aquello que no huele a patria, que conseguirá materializarse en una papeleta con el membrete de VOX, ese partido que nos va a sacar del agujero en el cual nos han metido golpistas, humoristas, y putos inmigrantes (nosotros mismos no hemos contribuído para nada, eh, a mí que me dejen con mi vagancia y mi pandereta)

Pero, ¿y qué pasa con la izquierda?, ¿porqué va tan mal?, ¿y la derecha?, porqué a la derecha le ha ido mejor?, pues porque la izquierda Española da asco, no existe nada más desorganizado que un partido de izquierdas Español. Discrepancias, proyectos políticos difusos y enfrentados, luchas internas, dimisiones, y gente “invitada” a dimitir, ideologías enfrentadas y muy poco dialogadas entre unos y otros… ésto es la izquierda. La derecha, sin embargo, es diferente. Con la derecha se puede discrepar mucho, sí, estar parcial, o totalmente en desacuerdo de aquello que promulguen, pero sí es verdad que atesoran mucha más organización y son capaces de mover al elector mucho más, y de manera más efectiva, que cualquier otro partido de izquierdas. Es triste reconocerlo, pero es verdad, es así.

Tenemos políticos basura, totalmente faltos de profesionalidad, de gargantas desbordando aquello de que hay que luchar contra el fascismo, pero no sabiendo sin embargo cómo hacerlo. ¿Qué es toda esa mierda infantil que lanzan por Twitter, Facebook o Instagram?, ¿de qué coño estamos hablando?, ¿de un puto patio de colegio?, señores, que tenemos que gobernar un país, que no es lanzar un chiste por Internet y que me den muchos me gusta, joder, que éso no lo hace (bueno, un poco sí, pero no tanto) ni el PP, ni Ciudadanos, ni VOX, hombre ya.

Muy mal augurio, pero muy, muy mal augurio albergo yo para este país durante años venideros (y tempranos). Ojala me equivoque, pero no me extrañaría a mí que lo sucedido en Andalucía pudiera repetirse a una mayor escala en todo el territorio nacional, y entonces, a ver qué coño le respondo yo a mi madre cuando me pregunte “Jose, ¿cuándo vas a volver a España?”

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.33 - 18 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Fausto

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información