Negocios

Las 8 Preguntas A Las Que Nunca Debes Responder «no» En Una Entrevista De Trabajo



Las 8 Preguntas A Las Que Nunca Debes Responder «no» En Una Entrevista De Trabajo - Negocios

Buscar un trabajo es hacer negocios. Estamos negociando con la persona que tenemos enfrente acerca de un salario, de un horario, de las condiciones laborales y, lo que es más importante, de que somos la persona idónea para cubrir esa vacante que se ha generado. Un error y estás afuera. Dentro de los múltiples errores que puedes cometer en esos fatídicos doce minutos promedio que dura una entrevista laboral, están las respuestas a tus preguntas.

Seguramente has oído decir que los empresarios odian la palabra «no». Bueno, esto no es tan así, ya que si te preguntan si te irías de la empresa por un desacuerdo con un compañero de trabajo, el «sí» podría llegar a ser lapidario.

Es por ello que debes saber cuáles son las preguntas a las que nunca debes responder con un «no» cuando estás frente a un potencial empleador. ¿Listo para emprender el viaje?

¡Nunca respondas que no a esto!

#1 – ¿Te consideras una persona organizada?

Aunque seas el ser más desorganizado del mundo, procura que tus futuros empleadores nunca lo sepan. Por supuesto que tendrás que trabajar para demostrar que no mentiste en la entrevista laboral, pero al comienzo debes convencerlos de que eres tan organizado y preciso que podrías encontrar un documento en tu escritorio hasta con los ojos cerrados.

#2 – ¿Eres rápido para aprender?

Pocas son las personas que realmente lo hacen, pero si dices que no, estarás demostrando que lo que te ocurre es que no tienes ganas de aprender nada nuevo, por lo que esquivarás a quien te quiera enseñar nuevos procedimientos. Las empresas actuales están en permanente cambio. Por ende, si te defines como lento para aprender, de antemano les estarás diciendo que les entorpecerás el progreso.

#3 – ¿Has estado a cargo de tareas similares a las que el puesto requiere?

Hay formas de salirse por la tangente y engañar el oído de tu interlocutor si la respuesta a esta pregunta fuera un definitivo «no». Imagina que te pregunta esto en una empresa de marketing digital para la cual aspiras trabajar, pero cuya principal desventaja es la falta de experiencia en el área. Una persona hábil y astuta, esquiva el camino de «no» y con una radiante sonrisa les dice «en mi anterior empleo, fui la mano derecha de la persona que se encargaba de postear en las redes sociales». Esto dejará al empleador con la idea de que dominas el área, cuando en verdad lo que hacías era servirle el café. No mentiste… ¿cómo es posible que se te generen ideas para abarcar cinco redes sociales sin un poco de cafeína en tu organismo? Fuiste su fuente de ideas.

#4 – ¿Cuentas con alguien que te ayude cuando tus hijos enferman?

Puedes ser la persona más sola del mundo, pero ese será un secreto del que tu empleador no podrá enterarse. Debes asegurarle que no solo cuentas con niñera, sino que tu hermana es muy solidaria, está llena de tiempo libre y muere por cuidar a tus hijos cuando enferman, lo cual ocurre solo una vez al año coincidiendo con el comienzo del invierno. Ya habrá tiempo para que tu niñera haya tenido que volar de urgencia a su hogar por una enfermedad familiar y para que tu hermana esté complicada con sus propios hijos una vez que debas afrontar la verdad de tu realidad.

#5 – ¿Eres puntual?

Ni se te ocurra decir que en ocasiones has llegado tarde a tu trabajo. Eres la persona más puntual del mundo… y se lo demostrarás cada día de forma rigurosa.

#6 – ¿Estás dispuesto a viajar?

Aunque trasladarte por una sola tarde sea una utopía, tu empleador tiene que contar con tu disposición para hacerlo. Es más, puede que des la vida por viajar y terminen por no seleccionarte para hacerlo. Lo importante es que sepa que en ti, hay una persona con la que pueden contar más allá de las oficinas en las que hoy estás teniendo la entrevista.

#7 – ¿Habría algún inconveniente en que trabajaras horas extra cuando sea requerido?

Seamos sinceros, a nadie le gusta hacerlo, pero lo cierto es que hoy en día sabes cuándo entras a la empresa, pero nunca cuándo sales. Si notas que el «cuando sea requerido» se convierte en cuatro días a la semana, puedes buscar una opción mejor mientras toleras esas «horitas extra» cada día.

#8 – ¿Podrías llevarte trabajo a casa?

No te asustes, la mayoría de los empleadores no te pedirá que lo hagas, pero sí necesitan saber que si un cliente viene de improviso desde Japón el lunes y hoy es viernes por la tarde, pueden contar con que te lleves las planillas a casa para que estén hechas un lujo el lunes, así como también un itinerario para llevar cliente japonés a conocer los mejores lugares de la ciudad en la que residen quienes quieren hacer negocios con él.

Conseguir un trabajo es difícil, pero más desafiante aún es conservarlo. Tendrás que hacer malabarismo entre tu vida personal y profesional, y siempre demostrar que estás dándolo todo por la empresa. En este mundo, es tan importante ser eficiente y aplicado como parecerlo. Por lo tanto, no te pierdas el ejemplo más representativo de lo que nunca debes hacer en un trabajo: te invito a mirarte la temporada completa de Rita, la serie danesa que nos muestra qué es lo que los empleadores no quieren de un colaborador.

Si estás pensando en dejar tu trabajo para dedicarte al mundo freelance, no lo hagas sin antes conocer las mentiras del trabajo por Internet: no es oro todo lo que reluce.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lorena Tercon Arbiza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información