Política

Las cloacas de Unidas Podemos



Las cloacas de Unidas Podemos - Política

Pablo Iglesias ha acuñado la expresión “cabalgando con contradicciones” con la finalidad de enmascarar la hipocresía y el cinismo que caracteriza a los líderes podemitas, que van de honestos por la vida, dando lecciones de moralidad a todo el mundo, cuando realmente son unos cínicos y unos hipócritas de hacen lo contrario de lo que dicen (“haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga”). Tal expresión se la oí decir a Iglesias por primera vez, en el marco de una conferencia cuyo vídeo está publicado en Youtube y en el que trata de justificar el hecho de que el gobierno iraní haya adquirido los derechos para emitir el programa La Tuerca en su país.

Pero en este artículo no voy e entrar en la hipocresía que supone el hecho de que le haya recriminado a la familia real española las buenas relaciones que mantienen con la familia real saudí, que han servido, entre otras cosas, para venderle a ese país la línea del tren de alta velocidad entre Medina y La Meca; o para venderle fragatas y patrulleras, con lo que un conglomerado de empresas ferroviarias españolas y Navantia se han beneficiado de esas buenas relaciones y, consecuentemente, los trabajadores que trabajan en esas empresas, que, gracias a eso, han podido mantener sus puestos de trabajo, mientras que de las buenas relaciones entre Unidas Podemos  con el régimen integrista iraní de los ayatollahs solo se ha visto beneficiado el propio Unidas Podemos.

Tampoco voy a abordar en este artículo, la hipocresía que supone el hecho de abanderar al movimiento feminista y al de los gays y las lesbianas en España, mientras están “a partir un piñón” con la teocracia iraní, en particular, y con los musulmanes, en general, ayudando a difundir el Islam, religión que reduce a la mujer a ser de segunda categoría, siempre sujeta a la patria potestad de algún hombre, como si de seres incapaces se tratara; seres inferiores al hombre y que criminalizan a los homosexuales, a los que recluyen en prisiones; los ahorcan o los tiran desde azoteas, mientras tachan a VOX de partido homófobo, porque quiere trasladar el desfile del Día del Orgullo Gay a la Casa de Campo; o porque lo tachan de machista y, por tanto, de antifeminista por defender la idea de que no solo hay violencia machista, sino que hay más tipos de violencia en el ámbito familiar, y que cualquier forma de violencia debe de ser combatida, no solo la del hombre hacia la mujer.

En este artículo me voy a referir a la hipocresía con la que se trata al periodismo y a ciertos periodistas, dependiendo de si dan informaciones que beneficien a su causa o que, por el contrario, la perjudiquen. Y esto que digo lo voy a ejemplificar con un caso muy claro:

El 18 de enero de 2013, el periódico El Mundo, cuyo director, por ese entonces, era un tal Eduardo Inda, difundía la noticia de que el extesorero del PP, Luís Bárcenas, declaraba haber pagado sobresueldos a algunos de los altos cargos del PP y que eso lo había hecho durante años.

Trece días más tarde, el 31 de enero, el periódico El País publicó la presunta contabilidad B de ese partido, llevada por el propio luís Bárcenas, lo que, luego, se ha conocido como “los papeles de Bárcenas”.

En esa presunta contabilidad B del Partido Popular se recogían tanto supuestas aportaciones de empresarios, presuntamente a cambio de un trato de favor en las adjudicaciones de contratos públicos, como las salidas para pagar, entre otras cosas, sobresueldos a destacadas figuras del partido tales como Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Álvarez Cascos, María Dolores de Cospedal…hecho que ellos siempre han negado y que no se ha podido demostrar que sea cierto.

Pero a pesar de que no se ha podido demostrar que eso haya ocurrido así y de que el primero en difundir la noticia haya sido Eduardo inda, al que se le supone detrás de todos los actos repulsivos y rastreros que imaginarse uno pueda, los dirigentes podemitas no solo no han puesto en duda la veracidad de la información sino que se han lanzado como hienas en pos del león herido de muerte, para difundir esa información, haciéndole así todo el daño que han podido a la imagen del PP y de Mariano Rajoy, como la “cabeza visible” de dicho partido. Y así, durante algunos años hemos visto como los líderes podemitas, cada vez que interpelaban a Mariano Rajoy, en el Congreso, lo hacían como “M. Rajoy”, pues así es como aparece en los conocidos ahora como “papeles de Bárcenas”, en los supuestos pagos, en concepto de sobresueldos, que Rajoy recibió, según esa contabilidad.

Después de esto, Inda destapó la existencia de una cuenta bancaria en el paraíso fiscal de Islas Granadinas, en el Euro Pacific Bank, a nombre de Pablo Iglesias Turrión, con un saldo de 272.325 dólares, procedentes de una transferencia realizada por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Ante esta información, Pablo Iglesias, y todo Podemos además de Izquierda Unida, estallaron en cólera, diciendo que lo que afirmaba Inda era todo mentira; que la existencia de esa cuenta era una patraña creada para desprestigiarle. En una sesión del Congreso, incluso, Iglesias comenzó a hablar de “las cloacas del Estado”, refiriéndose a este caso y acusando a Inda, al excomisario Villarejo y al propio PP de haber estado detrás de esta conspiración contra él, con la “finalidad de destruír su buen nombre”, ante la cara de asombro de Rajoy que, o es el mejor actor que yo haya visto nunca, o, realmente, no sabía de lo que Iglesias le estaba hablando.

Y he aquí que, para “lavar ese buen nombre”, Pablo Iglesias interpone una querella contra Eduardo Inda y OKdiario, en el juzgado número 84 de Madrid, cuyo titular en ese entonces era la juez Gladys López Manzanares; pero sucede que, en la sentencia esta juez desestima la demanda de Iglesias, pues declara que la información es veraz, y condena a Pablo Iglesias al pago de las costas procesales.

Pablo Iglesias, descontento con este fallo, presenta recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid, que vuelve a fallar en contra de Iglesias dando por buena la sentencia de la juez titular del juzgado número 84 de Madrid y condenando a Iglesias al pago de las costas procesales, que junto con las del anterior juicio, ya suman unos 20.000 euros.

Pablo Iglesias, descontento, otra vez, ante esta sentencia, presenta nuevo recurso ante el Tribunal Supremo, instancia judicial en la que se encuentra el caso ahora, en espera de que se celebre el juicio.

Pero mientras tanto, Eduardo Inda se ha convertido en el azote de los podemitas, pues, consciente de lo pernicioso, y mentiroso, que es este partido, se ha dedicado a destapar todos los escándalos relacionados con él, que no han sido pocos, y los podemitas, por su parte, lo señalan como si fuera la encarnación del mal; todo lo que dice Eduardo Inda es mentira y hasta han llegado a pedir, públicamente, que lo defenestren en aquellos programas en los que participa como tertuliano e, incluso, que le prohíban ejercer como periodista.

En mis tiempos, cuando estudiaba Derecho, la parte que era condenada a pagar las costas y que presenta recurso ante una instancia judicial superior es la parte que había perdido el litigio, pero debe de ser que las cosas son al revés, ahora, pues los podemitas venden estas sentencias que he comentado como si la parte demandante hubiera ganado el juicio, diciendo que “el hecho de que la juez y la Audiencia Provincial hayan declarado que la información sea veraz no quiere decir que sea cierta…”.

Entre tanto, ellos han continuado a “lo suyo”, con lo de “M. Rajoy”; con lo de que “el PP es el partido político más corrupto de Europa” (por cierto que me gustaría saber cómo va el ránking este, después de que salieran a la luz todos los casos de corrupción en los que ha estado implicado el PSOE andaluz, de los que, todo sea dicho de paso, no he oído decir “ni pío” a Unidas Podemos; debe de ser que le preocupa la corrupción pero solo la del PP), olvidando de que en el origen de esa información ha estado Eduardo Inda, el “hipermegamentiroso”. Al parecer, Inda es mentiroso en según qué casos.

Me llama la atención, y mucho, que los dirigentes podemitas no hayan caído en algunos “detalles” que, me cuesta creer, que hubieran pasado por alto, en caso de que todo este asunto de los “papeles de Bárcenas” le hubieran afectado a ellos, al PSOE, a ERC…o a algún otro “partidito amiguito de Unidas Podemos”:

-Como responsable que he sido, durante varios años, de los departamentos de contabilidad de algunas empresas, me sorprende que, en la actualidad, alguien lleve, de manera manual, alguna parte de alguna contabilidad. En los extractos de esa contabilidad publicada por El Pais, el 31 de enero de 2013, aparecen apuntes manuscritos en lo que parece ser un Libro Mayor de Caja, en el que se realiza, de forma manual, anotaciones hechas “de puño y letra” del propio Luís Bárcenas, cuando, desde hace muchos años, ni el más humilde “kiosko de chochos y moscas” lleva una contabilidad de este modo. Y me sorprende más, todavía, que lo haya hecho el responsable de uno de los partidos políticos más importantes que hay en España. Si lo que se pretendía era llevar esa supuesta contabilidad B, para que pudiera ser sustraída a “miradas indiscretas”, habría bastado llevarla en un pen-drive o en un disco duro externo. A mí esto de llevar esa contabilidad de forma manual me suena al intento de Bàrcenas de dotar a esa contabilidad de mayor credibilidad, de esta manera.

-Según la UDEF, la unidad de la Policía Nacional encargada de investigar los delitos económicos, Bárcenas llegó a acumular en bancos suizos (Banco Lombard Odier y Dresdner) la cifra de 48.292.341 de euros. Es fácil deducir que dicha cifra la acumuló a espaldas del partido, cuyos dirigentes no habrían estado de acuerdo en que este señor se enriqueciera a costa del mismo, cobrando muchísimo más que ellos mismos, cuando su papel era el de un simple tesorero. Está claro que dicho patrimonio lo debe de haber acumulado a base de robar y todo aquel que sepa un poquito de contabilidad debe de saber que cualquier salida de dinero, ya sea de Caja o de Bancos, debe estar debidamente documentada. Está claro, también, que, en caso de que se hubieran pagado esos sobresueldos, ninguno de sus destinatarios hubiera estado de acuerdo en firmar un “recibí”, o por lo menos en no hacerlo con su habitual rúbrica, así que este es el tipo de “comprobante” perfecto para alguien que quiera justificar cantidades que sustrae: le apunta a otro las cantidades que, efectivamente, se lleva él.

-Mariano Rajoy es registrador de la Propiedad, y un registrador de la Propiedad puede cobrar un mínimo mensual de unos 15.000 euros, cantidad que puede ser muy superior dependiendo del lugar en el que esté situada la oficina del Registro en la que ejerce sus funciones.

Como presidente del Gobierno, Rajoy percibía un sueldo de unos 90.000 euros anuales; quizá, durante algún tiempo, percibiría, también, un sueldo como presidente del PP, pero cuando estaba a la sombra de Manuel Fraga, de Hernández Mancha y de Jose María Aznar, habría percibido un sueldo bastante menor. Yo calculo que, en los 25 años en los que ha estado dedicado a la política, Rajoy ha dejado de ganar entre 1.500.000 y 2.000.000 de euros.

Según los apuntes que figuran en los “papeles de Bárcenas”, Rajoy estuvo durante once años recibiendo unos 25.200 euros anuales, lo que hace un monto total de 277.200 euros. ¿Alguien puede creerse que, un hombre que ha perdido de entre 1.500.000 y 2.000.000 de euros, por dedicarse a la política, se va a “pringar las manos” por 277.200 euros? No creo nadie con “dos dedos de frente” que se crea esto.

-Y, por último, cuando Pedro Sánchez ganó la moción de censura, Rajoy abandonó su escaño, se dirigió al de Sánchez para estrecha su mano, felicitándolo y abandonó el Congreso de los Diputados para no regresar más. Renunció a su acta de diputado, con lo que renunciaba, también, a su aforamiento, para reintegrarse a su puesto como registrador.

Ése no es el comportamiento propio de alguien que tema que se puedan querellar contra él.

Y si yo veo esto, cualquiera de los líderes podemitas puede haberlo visto, pero no ha interesado la verdad; ha interesado derribar al PP como fuera y a tal fin, hasta Inda, el “hipermegamentiroso” era bueno.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

osiris50

3 comentarios

  • Sr. Osiris50, lo que venga de Inda es sólo basura, este elemento es un mero intoxicador profesional de la opinión pública. De la fabricación de pruebas falsas contra Pablo Iglesias, y contra todo un partido democrático. Esto supone un tremendo escándalo del que ya responderán los ejecutores y sus ordenantes, los peones y los autores intelectuales. Esta culebra maligna del periodismo más falso que usted presenta como el azote de Iglesias debería empezar por explicarnos cómo financió su proyecto pseudoperiodístico, él que es tan dado a presentar documentos falsos sobre la presunta financiación de Unidas Podemos. Sólo sus escasos corifeos, dicen que le debemos el descubrimiento de muchos de los casos de corrupción desvelados, como la hipoteca del famoso casoplón de Iglesias, o la foto de una ecografía de los bebés del mismo dirigente. Toda esta mierda se la debemos a Inda, pero, sin embargo, el caso de la trama político-mediática que le salpica especialmente ha escapado a su talento. ¡Vaya, qué pena! ¿Por qué será esto? De verdad, es usted una persona inteligente, y he empezado a admirarle desde la distancia ideológica que nos separa, por eso me extraña que haga caso a este personaje malvado y patético. Usted sabe a ciencia cierta que cualquier debate donde participe este ponzoñoso personaje se convierta en un vertedero. Ya son muchos los tertulianos que se niegan a ir a determinados programas si está este envenenador de la verdad. Presente usted fuentes fidedignas para que podamos cuando menos debatirlas.

    • Pues, señor Aicrag, en esa trama de la fabricacion de «pruebas falsas» contra Pablo Iglesias no solo deben de estar implicados Eduardo Inda y OKdiario, sino la jueza Gladys Lopez Manzanares, titular del Juzgado numero 84 de Madrid y la propia Audiencia Provincial de Madrid, que fallaron a favor de Inda y OKdiario.
      Yo me remito, en este caso, a las sentencias judiciales, para dar, o quitar, la razon.
      Un saludo.

      • Sí, ciertamente la demanda ha sido desestimada y absuelve a este elemento de Eduardo Inda y a DOS MIL PALABRAS S.L. Pero es que quizás lo que habría que hacer de una vez es una comisión parlamentaria. Porque este infoxicador se está cargando la comunicación y eso no es justo, hay periodistas de derechas o de izquierdas que hacen un magnífico trabajo. La pregunta es, ¿quién le protege para que tenga ventanas mediáticas que prácticamente no tiene ningún otro periodista? Mucha gente se lo pregunta ya. Y esto se debe destapar, por el bien de la profesión periodística y por el bien de la verdad.
        Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.