Literatura

Las Crónicas De Un Guardián: El Sótano De Un Loco

Las Crónicas De Un Guardián: El Sótano De Un Loco - Literatura

Era ya la hora avanzada, venia dando un paseo como era costumbre. Me senté en una banca del cual tengo recuerdos ya casi olvidados. me puse a pensar otra vez en la vida que llevaba. La verdad es que no es tan mala después de todo, no estoy vivo pero aun así aquí vivo. Puedo ver la vanidad de la gente y ver que todo esto es un capricho mas. Te contare lo que paso anoche y el por que volví a este lugar.

Resultaba que anoche estaba yo sentado a mitad de noche en esta banca pensando en lo que pude haber hecho tanto ya. Los recuerdos me amargan el  alma hasta incluso desear la verdadera muerte. Justo en el momento en que me iba a retirar se sentó allí cierto joven que parecía que huía de su lugar. Sus prendas estaban manchados de cierto liquido rojo el cual prefiero no decir por lo obvio que es. Su cara demostraba una preocupación extrema hasta el grado de que ni siquiera parpadeaba. Me quede allí a ver que seria de ese chico y quizás lo que había hecho.

Pasaron cerca de dos horas. Ya faltaba poco para ver la luz del sol. el se levanto y se fue caminando con el rostro hacia abajo. Me dispuse a seguirlo para ver si encontraba algo interesante. No dejo de caminar durante toda la mañana hasta llegar a las afueras del pueblo. Llegamos a cierta casa de madera muy vieja. Entre con el y al llegar pude recibir un olor realmente espantoso. Ya antes había olido algo parecido por lo que supe que esto era peor de lo que crei. El chico llego a su cama y tumbado de sueño cayo. Aproveche para checar todo el lugar a ver si encontraba algo. Logre llegar al sotano donde salia ese olor.  Habia varios sacos con cosas carnosas manchadas de ese liquido rojo, y como era obio no me acerque mas pues el olor se hacia mas fuerte entre mas me acercaba.  Estuve alli sentado por un buen rato armándome de valor para revisar esas bolsas. finalmente revise una de ellas y la verdad me arrepentí de harlo hecho. No encontraba forma a esas partes ni sabia de cuantos eran. Mejor sali de alli en busca de mas pistas de la vida de este chico. Encontré unas fotos donde salia el y su familia. ahi se veia mas joven de lo que se ve ahora. Se ve tan feliz y alegre que la verdad no entendia como llego a cometer este crimen. Segui buscando mas fotos y en todas aparecia esa familia. Sus dos adres y su hermano, lo supe por que eran idénticos aun que un poco mayor. ¿que fue de su familia? ¿que llevo a este chico a cometer estos actos? De hecho estaria a punto de saberlo de una manera mórbida.

Segui buscando pero nada encontré, solo en la cocina encontré ciertos artículos manchados de ese liquido rojo y ropas destrozadas. Supe que ese lugar era lo mas asqueroso incluso que el sótano. Pero eso se quedo atras cuando entre a su baño. Apenas abi la puerta y encontré en la bañera un cuerpo ya sin vida. Yo puedo tocar una persona únicamente cuando este ya no esta, pero desde luego que no lo iba hacer pues ya llevaba días allí. No quiero darte mas detalles por que no creo que ami corresponda dártelo. Solo te digo que jamas e visto algo igual.

seguí buscando pistas de el por que el chico había hecho esto. Pensaba mil cosas por cada detalle que encontraba. Al final no encontré nada mas y la verdad no me sentia gusto allí,  así que preferí mejor salir pero justo antes de llegar a la puerta me percate que olvide buscar en el ático. Mi curiosidad me obligo a volver, busque por alli y la verdad encontré la respuesta a una de mis dudas. encontré tres cadáveres que desde el momento en que los vi supe que era la familia. Al juzgar por lo que vi supe que que ya llevaban alli un buen tiempo. Yo no podia hacer nada asi que mejor me baje para salir de ese maldito lugar. Mientras pasaba por los pasillos del segundo piso para bajar por las escaleras percibí algo que me paro en seco. Pude ver la habitación de ese chico pero el ya no estaba en la cama. Entonces escuche un ruido, un golpe hacia la pared, sentía que la sangre me helaba pero en se momento recordé que el no me podía ver, de echo nadie lo hace. Fui a ver y ahi estaba el en baño, tomándose un baño,  lamentado y golpeando la pared. Lo que a mi me sorprendió era de que el cuerpo que estaba allí aprecia no molestarle como si fuera un simple adorno. Salio del baño y llego a su cuarto. Se arreglo como si fuera a una boda. De una vitrina saco una libreta de notas y comenzó a escribir. Este era su diario donde escribía cada detalle que había hecho, o mas bien cada experimento. Leí lo que escribía en ese momento y supe la razón de su angustia. Me tome la molestia de darte una reseña de sus nota:

“Hoy era el día, hoy era el día favorito para encontrar una bella coneja, la noche estaba ami favor. Se me hacia agua de solo saber el rico olor que ese conejo daba… pero… el mundo a conspirado contra mi, me han visto, no logre traer mi precioso conejillo. Los cazadores llegaron y casi me roban el alma… ellos son los malos… ellos son los malos, ellos son los malos…. ¿Que culpa tengo yo de seguir la voz de mi corazón? ¡¡¡por que se interponen en mi camino!!! . Ya no tengo miedo de nada, mi fin a llegado, no me encontraran jamas.”

 

Obviamente ese chico no estaba bien. Si no entendiste sus palabras déjame decirte lo que paso. Al parecer el chico quiso cometer otra de sus locuras con una personas mas débil, alguien  a quien pudiera someter fácilmente. Pero al parecer lo descubrieron y no pude terminar su trabajo, apenas escapo y ya sabia que tenia el tiempo contado antes de que la gente, la policía viniera por el. Esa ea la razón de su angustia.

El chico se levanto de su lugar dejo la libreta en una mesa. Cogió un cuchillo de la cocina manchado que el usaba y tomo un lazo y lo amarro a su cuello y fue a su sótano. Se quedo parado allí por un rato, pero el tiempo se le acabo, se escuchaban unas sirenas a lo lejos. El chico sabia eso y rápido amarro el lazo sobre su cuello y desde la arriba de la silla salto. El cuchillo cayo de su mano y el esta retorciéndose en el aire. Pero la cuerda no soporto y rompió y el callo sobre el cuchillo y ni yo vi como se lo clavo  en su cuerpo, el mango del cuchillo se metía en su cuerpo y el solo se retorcía de dolor y sacaba espuma de su boca por el dolor. Siguió suspirando y dando vueltas en el piso. Yo por mi parte salí de ese lugar para ya no volver a jamas  deseando jamas haber visto esa escena. Sabia que el merecía la muerte pero a la vez sentía lastima por el. Antes de que pudiera salir por la puerta varios soldados de la guarnición entraron para forzar las puertas. Les quería decir que no entraran al baño pero fue al primer lugar donde entraron. Llegaron a forzar el sótano pero ya no podían hacer nada del chico. ya no vi mas por que ya había salido de ese lugar ara nunca volver. A lo lejos se veía multitudes viniendo y periodistas por montones. Creo que esto sera noticia por años.

Ya regrese a mi cuarto para mediar en lo que vi, no logro entender por que lo hizo. Ya es noche otra vez. Hace años que no sueño.  Pero me voy a la cama pensando que no importa que tanto haga el hombre, no quedara exento de castigo. Cerrare mis ojos deseando que no vuelvan abrirse. Si tu sabes por que ese chico hizo esto dímelo y te lo agradeceré.

Bueno esta es mi crónica por hoy. Lo que pase esta noche ya te lo haré saber.

 

 

MIS OTRAS CRÓNICAS:

Las crónicas de un guardián: la chica de la banca

https://www.nocreasnada.com/las-cronicas-guardian-la-chica-la-banca/?logged_in=3268

 

ESCRIBO UNA CRÓNICA CADA SEMANA.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

LAS CRONICAS DE UN GUARDIAN

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información