Literatura

Las ganas de ti

Patrocinado


Las ganas de ti - Literatura

Mis ojos quieren verte, están deseosos de verte, pero tienen que esperar, tienen que mantenerse a la espera. Como águila a la espera de su próxima comida.
Mis brazos quieren abrazarte, necesita de tus abrazos, pero han de esperar. Como agua de mayo.

Mi corazón te siente, pero estás lejos de él y te quiere sentir más cerca. Un pedazo de mi corazón está contigo y confío que pronto se unirá a tu otro pedazo.
Mi nariz no te huele, no huele tu aroma y le gustaría saber cual es tu fragancia. Y deseo que tu también huelas mi piel.

Mis labios se mueren por besarte a cada instante, aunque tienen que saber esperar. Sin embargo están deseando saber a que saben tus labios. Quiero beber de tus labios.
Quiero sentir tus manos en mi piel, ¿Cómo será ese momento de piel contra piel?. Tengo muchos deseos de saberlo, y dejar de imaginar.
Hay veces que me come las ansias de que estés aquí a mi lado. Te echo de menos, extraño hablar contigo. Esas ansias a veces me superan, siento que estoy apunto de explotar. Esta situación nunca vivida, parece un desafío. Pero no puedo rendirme ahora. No soy de rendirme así de fácil. No voy a tirar la toalla ahora.

No te preocupes, esto es cuestión mental. La mente puede jugarte malas pasadas, pero también puede ser nuestra mejor fuente para crear fuerzas. Hay muchas ejercicios como la meditación que ayuda a mantener el equilibrio mental y/o psicológico. No hago otra cosa que mantener la mente ocupada, haciendo casi mil cosa para no atormentarme con ideas que no me hacen ningún bien. Y menos en estos momentos. Puedo hacer muchas cosas, salir al aire fresco, andar, hacer deporte… Pero lo que no voy hacer es dejar de esperarte. Porque aquí sigo y seguiré esperando por ti, con las mismas ganas de ti. Pero aumentando o manteniendo las fuerzas. La mitad de esas fuerzas las necesitas tu más que yo. Sobretodo no pierdo la FE no las ESPERANZAS.
Pero aquí estoy esperando por ti.

 


4.50 - 4 votos

Patrocinado

Acerca del autor

ZuTaMe

Deja un comentario