Ciencia

¿Las Hormigas hacen Ruido? (audio real)

Patrocinado


¿Las Hormigas hacen Ruido? (audio real) - Ciencia

Si quieres sobrevivir como hormiga, será mejor que te prepares para hacer ruido. Un nuevo estudio muestra que incluso las pupas de hormigas -una etapa entre las larvas y los adultos- pueden comunicarse a través del sonido y que esta comunicación puede ser crucial para su supervivencia.

Siempre se pensó que las hormigas se comunicaban solamente a través de feromonas, es decir pequeñas sustancias químicas que dejan rastros.

Quizás el ejemplo más clásico es el rastro de las feromonas que colocan los insectos mientras caminan. Los que están detrás de ellos siguen este camino, lo que lleva a largas filas de hormigas marchando una por una. Sin embargo, los insectos también usan feromonas para identificar de qué nido es una hormiga y su estado social en ese nido. Debido a que esta comunicación química es tan frecuente y compleja, los investigadores creyeron durante mucho tiempo que esta era la forma principal en que las hormigas compartían información.

Sin embargo, hace varios años, los investigadores comenzaron a notar que los adultos en algunos géneros de hormigas, como Myrmica, que contiene más de 200 especies diversas encontradas en Europa y Asia, hicieron ruido.

Estos tipos de hormigas tienen un pico especializado a lo largo de su abdomen que golpean con una de sus patas traseras, similar a arrastrar los dientes de un peine a lo largo del borde de una tabla. Esto parecía indicar que este ruido servía principalmente como faro de emergencia, permitiendo que las hormigas “griten” pidiendo ayuda cuando son amenazadas por un depredador.

 

 

 

 

Por otro lado

Las pupas jóvenes tienen esqueletos externos suaves, lo que significa que sus picos especializados todavía no se han formado y no pueden hacer ruido. Pero a medida que las pupas maduran, su cubierta se endurece en un exoesqueleto resistente como el que se encuentra en las hormigas adultas. Estas pupas más viejas tienen picos completamente funcionales, pero se pensó que eran silenciosas.

Karsten Schönrogge, entomólogo del Centro de Ecología e Hidrología de Wallingford, en el Reino Unido, consideró extraño que las pupas maduras tuvieran la capacidad de producir sonido, pero permanecer en silencio. Así que él y sus colegas escucharon a un grupo de hormigas Myrmica scabrinodis. Estas hormigas de 4 a 5 milímetros de largo, de color marrón rojizo se encuentran comúnmente en el norte de Europa, en áreas bajas como turberas.

Usando un micrófono extrasensible que captara las débiles señales acústicas, los investigadores midieron los sonidos producidos por 10 diferentes. Larvas de scabrinodis,6 pupas inmaduras y 6 pupas maduras. Mientras que las larvas y las pupas inmaduras estaban completamente en silencio, las pupas maduras produjeron breves pulsos de sonido.


El análisis posterior de este ruido mostró que se trataba de una versión simplificada del sonido adulto más complejo. Era como si las pupas maduras estuvieran diciendo: “¡Ayuda!” Mientras los adultos estaban diciendo “Hey, ¡estoy aquí! ¡Por favor, venga a ayudar! Es su amigo!”
Para probar la función de estos ruidos en las pupas maduras, los investigadores primero reprodujeron los sonidos producidos por las pupas maduras o por el adulto M. scabrinodis. Las hormigas trabajadoras adultas respondieron de la misma manera a ambas grabaciones, como caminar hacia el altavoz, frotar sus antenas contra ella y protegerla. No mostraron estas respuestas cuando Schönrogge y sus colegas usaron ruido blanco.

Estos comportamientos, que representan los intentos de una hormiga trabajadora de proteger a sus compañeros de nido, indican que la comunicación acústica sirvió para traer ayuda tanto en pupas maduras como en hormigas adultas.


Para ver cómo las hormigas utilizaron esta comunicación acústica, el equipo eliminó la punta abdominal de algunas de las pupas maduras en un nido. Los investigadores entonces perturbaron el nido, derramando larvas, pupas y trabajadores adultos en un campo experimental. Normalmente, las hormigas adultas rescatan a sus compañeros en un orden específico: pupas maduras, pupas inmaduras y, finalmente, larvas. En los experimentos de Schönrogge y colegas, los trabajadores adultos rescataron en primer lugar a las pupas maduras sin mutaciones. Sin embargo, las hormigas adultas ignoraron por completo a las hormigas silenciadas. Era como si las pupas maduras y maduras simplemente no existieran.
“Los sonidos que hacen rescatarlos señalando su estatus social”, dice Schönrogge. 


DeVries advierte que el descubrimiento no significa que la comunicación química en las hormigas es menos importante. “Las hormigas viven en estas sociedades enormemente sofisticadas”, dice. “La señalización acústica agrega otro pedazo magnífico a lo que sabemos sobre cómo las sociedades del insecto comunican.”

 

MyrmicaSHsp1-S

 

 

Si te gusto el articulo hazlo saber dejando una valoración y un comentario

 

Fuente

 

 


4.71 - 14 votos

Patrocinado

Acerca del autor

zokratez

Deja un comentario