Cine y Televisión

Las peores mejores series de la televisión

Las peores mejores series de la televisión - Cine y Televisión

¿No estás harto que te digan cuáles son las series que hay que ver? ¿Harto de que te bombardeen con supuestos productos televisivos imprescindibles? (yo soy de esos que le dice a la gente que serie es imprescindible 😉 ). ¿Y qué tal una seleccion de series malas pero que siempre apetece ver? Pues de eso va este artículo, de las, en mi opinión, series que hoy en día no durarían demasiado en la programación pero que aún así son parte de la historia de la televisión.

El Equipo A

La primera de las series que me viene a la cabeza para esta lista. El argumento central de El Equipo A era, en principio, muy divertido. Tres excombatientes de la Guerra de Vietnam perseguidos en Estados Unidos por unos supuestos delitos cometidos durante la propia guerra. Al equipo hay que añadir a otro veterano de Vietnam que ha quedado “tocado”. ¿Y qué hacen estos cuatro amigos? Pues ayudar a la gente que está en apuros.

Episodio a episodio asistíamos a la misma historia. Alguien con problemas con algún cacique regional o con algún mafioso de pacotilla, que desesperado, contrata al Equipo A. Los cuatro veteranos estudiaban al enemigo e intentaban crearle problemas, pero en un giro “inesperado” de guión, eran acorrolados en algún sitio. Les daban un periodo de tiempo de reflexión, durante el cual fabricaban algún tipo de arma con el que finalmente “destruían” a los malos. Ganan los buenos y todos felices, hasta que aparecía la policía militar para iniciar la enésima persecución por las carreteras secundarias de la América profunda.

El Equipo A tuvo nada menos que cinco temporadas durante los años 80. Era una serie que pese a su repetitivo argumento, atraía a los espectadores. Durante sus cinco temporadas hubo algunos cambios de personajes secundarios, pero el hilo conductor siempre se mantenía. Al final los tres fugitivos eran detenidos, juzgados y condenados a muerte, pero con ayuda externa logran finalmente esquivarla para iniciar una nueva aventura al servicio de un único jefe. Y ahí se acabó la serie.

Los protagonistas de esta serie de acción y humor eran el principal atractivo para verla. Sus divertidas aventuras y sus personalidades enfrentadas era lo que hacía que te olvidaras de todos sus fallos, empezando por el hecho de que siempre esquivaran a la policía militar, pese a que alguno tenía residencia fija, como Fénix (Face), otro tenía un trabajo en el cine de serie b, como Hannibal, o el internamiento en un manicomio del genial Murdoch, por no halbar de M.A., un tipo que difícilmente pasaría desapercibido.

El Equipo A es una serie que, vista con el paso del tiempo, es bastante mala. Hoy en día no llegaría a estrenarse entre tanta serie, y de hacerlo, no creo que durara más de una temporada. Es lo contrario a lo que se hace actualmente. Una serie repetitiva, episodio a episodio, pero aún así, muy divertida de ver, con los ojos de aquellos años 80, claro.

*En El Equipo A habían tiroteos y persecuciones con accidentes graves, pero nunca moría nadie. 🙂

MacGyver

MacGyver es El Equipo A pero con una navaja y un elástico. Prácticamente el hilo de la serie era el mismo, solo que aquí no había un equipo. MacGyver trabajaba para una fundación y en cada episodio se las veía en algún berenjenal de cuidado. Era como una especie de agente secreto con poca elegancia y mucha inteligencia. MacGyver no necesitaba coches trucados. No recuerdo que peleara ni una sola vez. Lo “único” que hacía era coger lo que tenía a mano para crear un arma con el que derrotar a los malos de turno. Al igual que en El Equipo A nunca había muertos ni heridos graves, no solo por la propia temática familiar de la serie, sino porque el propio Mac era contrario a toda violencia.

La serie duró siete temporadas en los extraños y maravillosos años ochenta. Hace unos años intentaron hacer un remake televisivo que pasó sin pena ni gloria. ¡Cómo se atreven a sustituir al genuino MacGyver! Nuevamente estamos ante una serie que no pasaría el filtro de la actual televisión, pero vamos, da igual. Es una serie tan divertida, que siempre ha dado para ser parodiada, sobre todo por su protagonista. ¿Quién no ha oído algún chascarrillo poniendo como ejemplo a MacGyver?

El coche fantástico

No podía faltar en esta lista. Era una mezcla de las dos anteriores, pero en lugar de un tipo como MacGyver, teníamos a un tipo de pelo en pecho, conduciendo un coche inteligente (ríete tú de los coches autónomos que nos pretenden vender en el siglo XXI), luchando contra los malos de turno, al servicio de otra, como no, “fundación” (la Fundación para Ley y el Orden). Episodio a episodio asistíamos a la misma historia. Michael Knight y su inseparable Sancho, KITT, recorrían las carreteras buscando las pistas que los llevaban hacia el crimen organizado. Una vez enfrentados al peligro, las habilidades del gran coche hacían que Michael saliera victorioso. La única diferencia es que aquí había más muertos y a menudo el propio Michael tenía que investigar algún asesinato.

Otra vez intentaron hacer un remake que fracasó absolutamente. No se dieron cuenta que lo que era un éxito en los ochenta iba a pasar desapercibido hoy en día. Las copias nunca superan a los originales, y si el original ya era malo, ¿para qué copiarlo de nuevo? El coche fantástico sirvió para dos cosas: para lanzar la carrera musical de David Hasselhoff 🙂 , y para que todos desearamos tener un coche como KITT.

Los vigilantes de la playa

Una vez desaparecido KITT, y una vez desaparecida la carrera musical de su protagonista, Hasselhoff inició una nueva era dorada al frente de un grupo de socorristas.  De todas las series de esta lista Los vigilantes de la playa es sin duda la peor, y no sólo porque repetían los mismos clichés en cada episodio. Era mala porque su principal atractivo era el propio atractivo de sus protagonistas, que se pasaban la mayoría del tiempo en bañador y corriendo a cámara lenta por la playa. Su argumento era tan flojo que imagino que decidieron que para rellenar había que ponerlos a correr a cámara lenta. ¡Desternillante!

La serie duró nada menos que once temporadas, eso sí, cambiando de reparto una y otra vez. No se me ocurre ninguna razón como para no considerarla una serie rematadamente mala, pero es que cuando llegas a estos términos, y te conviertes en una parodia andante, llegas a resultar muy divertida. Ya lo decían Joey y Chandler en Friends, ¡corred, corred, corred!

Seguramente habrán más series malas pero divertidas. Y seguramente serán de la época de los años ochenta y principios de los noventa. ¿Se te ocurre alguna más?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 12 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

5 comentarios

  • Es lo que había entonces. El Equipo A me encantaba. Y El Coche Fantástico seguiría siendo buena, algunas escenas de persecuciones eran trepidantes y también habían no pocas situaciones de humor inteligente. En cuanto a Los Vigilantes de la Playa quizás tengas razón, pero está fuera de toda discusión que, cuanto menos, sus protagonistas estaban, je, je, de lo más sexys.

  • Juer, menudo melón has abierto compañero… esto da para mucho… Recuerdo otra bazofia que era de unos policiás en bicicleta, la entrañable ‘cosas de casa’ o al gran Will Smith y su ‘príncipe’, pasando por ‘salvados por la campana’ o anterior la grandiosa ‘aló-aló’ … las hay a cientos … saludetes …

    • A eso iba yo, a la cantidad de series “malas” que había. Pero también te digo que me resultaban entrañables y hasta divertidas. La de los policías en bicicleta la recuerdo. Eran unos policías que iban por alguna playa californiana persiguiendo a los delincuentes.

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información