Anuncios
Literatura

Las Personas Maravillosas

Las Personas Maravillosas - Literatura

Hurgando en el sitio de videos YouTube di con una serie de videos que me han desbordado de emoción.

Sucede en Andalucia, España. Un programa televisivo monta escenas guionadas emulando sucesos reales de distintas atrocidades que comete el ser humano: racismo, violencia de género, discriminación. Las escenas, realizadas en via pública o lugares de comida, son provocaciónes directas a las personas que funcionan como víctimas del atropello social hasta que sus reacciones interrumpen la actuación.

Me detuve específicamente en las cámaras ocultas dirigidas al racismo por una razón puntual: aquí donde vivo, Argentina, los medios de comunicación se encargan de manipular la información de forma amarillista. Recuerdo haberme indignado infinidad de veces al ver en noticieros locales videos como estos. Tengo a imagen viva el recuerdo de un ciudadano español dándole una golpiza a un negro que ocupaba el asiento de un metro bus. Y de esta manera, de este lado del mundo, uno va gestando un cosquilleo de desagrado aun sabiendo que el racismo no tiene una identidad definida. Pero haber visto estos vídeos, además de llevarme a la lágrima tendida, genero en mi u a admiración que hasta el momento no sentía por la población europea de la que, por falta de conocimiento, vislumbro a la hora en que los noticieros llenan de mierda la cabeza de las personas, motivo por el cual decidí regalar mi televisor.

Soy latinoamericano y defiendo hasta la muerte la historia de la tierra del continente. El amor que no tengo por ningún club de fútbol lo llevo incorporado en mi identidad sudaca. Desde sus músicas hasta sus lugares y costumbres. Pero algo tengo en claro, que en pleno siglo llevo sangre europea. Mis bisabuelos llegaron al país escapando de la guerra y desde entonces disfruto de costumbre europeas como si fuesen propias y toda la música que consumo y compongo tiene origen afro-europea, el candombe en la guitarra española y la poesía en castellano sobre una base de yembe.

Desde que el continente fue colonizado hasta el día de hoy llevamos desde que nacemos condiciones de la vieja Europa, al menos en Argentina, que siempre ha pretendido pertenecer al primer mundo aunque no le haya dado el calibre.

En otros países del contiente se han mantenido sus orígenes con la fuerza y la sangre de los nativos, paises que tengo la suerte de conocer en cada viaje.

Pero volviendo a las cámaras ocultas, que fue la razón de este relato que estamos siendo escrito a primera vista y sin correcciónes, me han dejado una sensación de alivio al ver a los andaluces reaccionando de la forma en que uno lo haría,  y más aún,  reparo en el respeto increíble que manejan los ciudadanos al intentar discernir con los actores que cumplen el rol de malhechores.

El mundo es mucho y muy extenso y entre todas las razas, religiones, idiomas y nacionalidades hay algo que nos unifica como personas: la calidad humana, don del que gozan esas personas que vale la pena conocer.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 18 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gaspar

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información