Sociedad

Las redes Sociales. La nueva inquisición

Las redes Sociales. La nueva inquisición - Sociedad

Cuando aparecieron las llamadas redes sociales, muchísima gente pensó en lo maravillosa que sería la comunicación a partir de ese momento. En la nueva navaja suiza que es el teléfono celular, podría llevar conmigo a todo el grupo de personas de mi interés y unas cuantas más con las que mantendría constante comunicación en interesantes conversaciones enterándome al instante de lo más importante del entorno.

Pues muy pronto las redes sociales dieron un giro de ciento ochenta grados para convertirse en un espacio indeterminado en el que se ventilan toda suerte de pensamientos lo cual no es en sí mismo malo. Lo negativo es que más que intercambiar ideas, las redes sociales se han convertido en el lugar para verter toda la frustración contenida de quienes participan en la conversación.

Y es que jamás tuvimos a nuestro alcance el medio por el cual la expresión de nuestros pensamientos resonara más allá de un pequeño grupo de personas.

La simple idea de saber que lo que escriba en ciertos espacios inmediatamente será leído por miles, quizá millones de personas en un instante, me seduce a querer participar de la conversación. Sin embargo, me atrevo a afirmar que la mayoría de las personas participantes no pretenden una comunicación, aspiran a tener razón y que el resto se los reconozca.

Con esta mentalidad muy pronto las voces se alinean en bandos en los que los insultos y las descalificaciones que se cruzan entre sí transformando lo que en su origen debiera ser una conversación constructiva, en una espiral creciente de estridencia verbal.

El anonimato envalentona a los participantes y así encontramos las conversaciones de las redes sociales desbordadas de insultos y descalificaciones además de carecer la mayoría de ideas y argumentos.

Lo peor de todo es que existe gente a quien realmente le afecta lo que sucede en las famosas redes sociales y formar parte de la mayoría dominante o de la minoría resistente tiene un verdadero significado sin darse cuenta de que las redes sociales, no han demostrado ser un espacio adecuado para la expresión de ideas profundas y constructivas, son en el mejor de los casos, un vehículo de información superficial y fuera de contexto que no puede ser tomada en cuenta como fuente seria de información.

Por supuesto existen excepciones que confirman la regla que deberán considerarse como eso, como pequeñas muestras de lo que debería ser pero que en lo general no sucede.

Y tú, ¿le crees a las redes sociales?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

2.75 - 4 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

SrT

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.