Sociedad

Las rupturas familiares

Las rupturas familiares - Sociedad

Personalmente, este tema me afecta en primera persona. Os contaré resumidamente mi historia para entrar en contexto. Vengo de una familia pobre. Dos personas que NO se querían, formaron familia por mi llegada y la de mi hermana. Nací en un pueblo muy pobre de Rumania, pero tengo que decir que recuerdo una infancia plena que no me ha faltado de nada. Cuando tuve edad para abrir los ojos, vi que estaba en un hogar roto, lleno de gritos y peleas. ¿Por qué creéis que pasaba esto? Por lo que he mencionado antes: no se querían. En Rumanía, como en muchos otros lugares, la tradición dicta que el hombre trabaja, mantiene a la familia y la mujer cuida de los hijos y la casa. Por lo tanto, mi madre no tenía independencia económica, vivía con un hombre que no quería por sus hijas y era infeliz. Mi padre, por otro lado, trabaja mucho y canalizaba su estrés mediante alcohol. La formula que expongo es a simple vista nefasta. Dos personas infelices para darles un hogar a sus hijos. ¿Y en cuantas familias ha ocurrido esto? En muchísimas, añadiéndoles violencia de genero, etc.

Cuando ya fuimos mayores mi hermana y yo, surgió el desastre. Ya en España, la situación seguía igual camuflada de falsas esperanzas y amor. Pero yo en sus ojos veía una inestabilidad. Mi madre también se dio a la bebida y empezó a buscar el amor en otros hombres. Se separaron, con denuncias falsas por medio y algo de locura.

¿A dónde quiero llegar? Sencillo. Estos casos de desgaste de la persona, se lleva a cabo en muchos casos. La raíz principal la encuentro en esta tradición y educación machista. El hombre trabajar y la mujer cuidar. No hay equilibrio ni coordinación. Y si la falta de amor aprieta, aún es más grave. Sabemos el origen, pero el cambio es lento para no decir inexistente a día de hoy.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Simona Lupea

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.