Cine y Televisión

Las Sutiles, Y Geniales, Referencias Al Arte En Bojack Horseman

Las Sutiles, Y Geniales, Referencias Al Arte En Bojack Horseman - Cine y Televisión

Bojack Horseman es una serie original de la plataforma Netflix que se estrenó el 22 de agosto de 2014 y que, desde entonces, nos ha regalado momentazos.

Este artículo contiene spoilers. En caso de no haber visto la serie, la recomiendo fervientemente.

 

Aparte de la montaña rusa de emociones que nos hace atravesar la vida e historia de nuestro caballo de animación favorito, he percibido el sutil papel que juegan diferentes obras de arte en todas sus aventuras, dando juego y ritmo a la trama casi sin que podamos apreciarlo. Y es que si hay algo que tiene esta serie es trasfondo.

A continuación os mostraré algunas de las obras que acompañan a la serie casi de principio a fin:

 

Solo para empezar, en la cabecera, observamos a Bojack despertarse con un cuadro tras su cama que aparecerá en todos los episodios. Una sátira en homenaje a Andy Warhol, ícono del pop art.

 

En otros tantos capítulos observamos un Matisse. Este cuadro representa una sensación de libertad y hedonismo. De hecho suele aparecer en capítulos en los que Bojack organiza fiestas en casa que terminan por desmadrarse.

 

En el primer o segundo capítulo de la primera temporada (no recuerdo con exactitud), Bojack contrata a Diane para que escriba su biografía. Él presume del cuadro que se encuentra detrás de su escritorio.  Se trata de una versión ecuestre de ‘Retrato de un artista (Piscina con dos figuras)’ de David Hockney.

Vemos varios cuadros cuando, en un flashback, BoJack se entera de que Herb Kazzaz, su mejor amigo de entonces, es gay. El autor de los mismos es Keith Haring, quien dedicó sus últimos trabajos a temas políticos y sociales, sobre todo la homosexualidad y lucha contra el SIDA.

Bojack acude a ver al director de su nueva serie y cenan en familia. El cuadro que observamos al fondo es Olympia, de Manet.

Un  cuadro que aparece en muchas escenas y que Bojack tiene colocado al lado de la puerta de casa es este de Franz Marc, quien otorgaba a los animales un profundo sentido de humanidad, inocencia y espiritualidad. Todo lo contrario a lo que expresa el personaje de Bojack. El autor de la serie juega con la ironía.

Si BoJack tenía a Haring en honor a su amigo Herb, este tenía en su despacho una serie de Basquiat en su oficina porque, al igual que los personajes, estos artistas también eran amigos.

Sarah Lynn posee un Chagall hecho de LSD, y proclama que es tan alucinante como el viaje que les daría consumirlo.

 

También aparece el mítico cuadro El Beso, de Gustav Klimt

La Venus de Botticelli forma parte de la decoración del restaurante Elefante, del que es dueño Bojack.

 

Además de estas que son las más conocidas o las más curiosas, a lo largo de la serie vemos otras muchas menos famosas y de manera más sutil. A veces tan contemporáneas que no percibimos siquiera que puedan ser una obra conocida. Os animo a que veáis la serie y, si ya lo habéis hecho, a volverla a ver para caer en la cuenta de todos los maravillosos detalles que alberga en cada episodio.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 5 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

CenicientaSinPrisa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información