Política

“¿le Creemos O No A Mussolini?”

“¿le Creemos O No A Mussolini?” - Política

Benito Mussolini, aquél líder que instauró la ideología del FASCISMO en Italia, el mismo que cooperó para una alianza con Adolf Hitler, aquél que antes de llegar al poder promovía el respeto a los derechos humanos, en uno de los tanto fragmentos que conforman a su obra “El estado corporativo” me encontré con uno que cabe resaltar, pues se me hace una loca contradicción, quizá para muchos personajes que tienen en mente el dominio total de una nación parezca bastante sensato y más si se trata de personajes que se encuentran en los extremos, es decir, en las alas radicales, por lo general de la izquierda, como en algún tiempo lo hizo el propio Mussolini.

“La economía corporativa respeta el principio de la propiedad privada. La propiedad privada completa la personalida humana: es un derecho, y si es un derecho, es también un deber; y tan es así que nosotros pensamos que la propiedad, debe entenderse en función social; por consiguiente, no propiedad pasiva, sino propiedad activa, que se limita a gozar los frutos de la riqueza sino que los desarrolla, los aumenta y los multiplica.

La economía corporativa respeta la iniciativa privada. En la carta del trabajo está dicho claramente que el Estado interviene sólo cuando la economía individual es deficiente, inexistente o insuficiente. La prueba de esto la tenemos en el “Agro Pontino”, donde sólo el Estado con sus poderosos medios puede sanear esas tierras.

Los principios corporativos establecen el orden inclusive en la economía. Si existe un fenomeno que tiene que ser ordenado y dirigido hacía determinadas finalidades, es seguramente el fenómeno económico que interesa a todos los ciudadanos”. (SIC)

¿ curioso no? finalmente el hombre durante su régimen no lucho nunca a favor de los derechos individuales como él comenta, hay que desmenuzar esto, poco a poco, porque actualmente en México no tenemos a un jefe de Estado inclinado al Fascismo pero me parece que se asemeja en algunas cuestiones a Mussolini.

En primera según Mussolini la economía corporativa respeta la propiedad individual de esto deviene que la propiedad individual es la posesión de cualquier bien por parte de un individuo, tomando a este como la partícula más diminuta en una sociedad, bien ahí, también nos señala que al ser un derecho por regla general alguien debe responder por ello, es decir, la persona que se encuentra en el otro extremo tiene una obligación, en este caso es el mismo Estado quien debe responder por el Derecho individual, ¿ Qué debe hacer? Respetar y reconocer el Derecho individual (propiedad privada) sólo eso, no más.

Aquí empiezan a tergiversarse las ideas, si algo es individual ¿por qué carajos debe entenderse con función social? ok, entiendo a la perfección que el Estado y los demás entes deben respetar la propiedad privada pero la función no depende de la sociedad sino de la administración que le dé el individuo al bien (sea mueble o inmueble) es decir si el propietario decide no usar el inmueble como fuente productora está mal, pero aquí quisiera tocar un punto porque al parecer a muchos Fascistas se les va, ¿ acaso una propiedad nunca produce? supongamos el punto más remoto y factible que muchos críticos tocarán, una propiedad abandonada, esta para muchos deja de ser útil socialmente, hay que entender que en este punto ya no se toma la propiedad a poder del individuo pues prima el valor social que el individual por lo que planteó al inicio Mussolini es totalmente contradictorio, bien en el supuesto que les comento la propiedad deja de generar ingresos para el individuo pero ¿ esto termina afectando a la sociedad? podríamos concordar en que así es, ya que al estar inhabitada no existen individuos que la ocupen, que corran al súper por productos o que vayan a laborar, o que produzcan en algún negocio familiar, pero al estar inhabitada ¿ no puede ser este bien inmueble visto por una persona como un foco de emprendimiento? es decir, buscar al propietario y ofrecer una jugosa oferta para poder establecer un hogar para rentarlo o simplemente para satisfacer una necesidad personal que terminaría beneficiando a la sociedad y a él mismo ¿ con cuál te quedas?

Nos dice Mussolini que la economía corporativa respeta la iniciativa privada, pero seguido nos expresa que el Estado interviene cuando dicha iniciativa no es buena economicamente hablando, es decir, la respeta pero sólo si le da frutos al Estado, ya es clásico, sabemos que el fascismo busca controlar la voluntad del individuo, sigue sin entender que nadie mejor que el propio individuo sabe lo que le conviene, no el Estado.

Finalmente todo debe ser dirigido como el Estado diga, el Fascismo no respeta la voluntad individual, según ellos siempre sabrán que es lo mejor, como sacarle rentabilidad a toda propiedad privada, convirtiendo a la misma en propiedad estatal ya que dejan al individuo sin poder para tomar decisiones sobre determinado bien.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Yeffry Estrada

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información