Literatura

Le escribí “Para el amor de mi vida” y lo único que hizo fue romperme el corazón.

Le escribí “Para el amor de mi vida” y lo único que hizo fue romperme el corazón. - Literatura

Nunca le había dedicado mis letras a alguien en especial hasta que llego el, mi chico, bueno el que era mi chico, mi niño, mi todo. Esto de amar a lo pendejo no deja nada bueno, te ilusionas tanto que llegas a creer que el  será el chico indicado para imaginarlo en todos tus futuros posibles. Para llegar a creer que son el uno para el otro y que juntos se chingaran duro y tupido para salir adelante y llegar a formar una hermosa familia.

Pero ¡por dios! eso no va por allí, EL desde un principio tenía claras sus ideas mejor dicho no sabía ni lo que quería, no sabía si era yo, era ella o tal vez no era ninguna. Lo que me termino de matar fue que no pudiste ser sincero conmigo, con la persona que se entregó por completo y a completo me refiero a cuerpo y alma, sobre todo alma que en estos tiempos ya no se da mucho de querer así de bonito tu tenías la oportunidad y la mandaste a la basura. No negaras que siempre estuve ahí cuidándote, protegiéndote y apoyándote en todo lo imposible.

No es reclamo, es simplemente que quiero tratar de entender porque cuando alguien ama de verdad y le mete chingazos  a la vida para mantener vivo ese sentimiento en la otra persona, para respetar la relación, para darle el lugar que merece y lo único que se pide es que todo esto se regrese en la misma proporción o en un poco más.

Mientras yo pensaba que estaba feliz conmigo el sufría porque extrañaba la risa y acento de otra persona, mientras yo le rogaba para que leyera mis palabras el rogaba a la otra persona para que lo intentaran una vez más. Mientras yo pensaba en él y le escribía mis textos el escribía sus mejores palabras a alguien más.

No tengo idea de cómo salir de aquí, pero tengo  un chingo de ganas de quererme bonito, de respetarme, de chulearme, de abrazarme, de decirme palabras bonitas, de amarme tanto, para poder curarme yo sólita y volver a ser la persona con la autoestima en su lugar, las ideas donde deben de estar, la sonrisa en el rostro y el amor propio en el corazón, para que desborde la felicidad y ya nunca nadie pueda volver a robarme las ilusiones sin antes asegurarme que no me dejara con el corazón roto y lleno de espinas.

Si tienen un  amor bonito en ambos lados, cuídense mucho y nunca dejen de quererse.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.71 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

ANA KARINA

4 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.