Cine y Televisión

Le Jour Des Corneilles: Animación Francesa Que Actualiza El Mito Del Niño Salvaje

Le Jour Des Corneilles: Animación Francesa Que Actualiza El Mito Del Niño Salvaje - Cine y Televisión

La animación francesa es una de las cinematografías de dibujos animados más importante del orbe. Desde sus inicios ha logrado plasmar un arte refinado y exquisito, desarrollando obras que han quedado en la memoria colectiva de millones de espectadores a lo largo de su historia. En esta ocasión presentaré una película estrenada hace algunos años, me refiero a Le jour des corneilles.

Le jour des corneilles plantea dos universos, basándose en el mito del niño salvaje, nos presenta un entorno que disfraza un espacio de fantasía, aunque pronto descubriremos que es una historia con una fuerte carga realista. Y es que el cine francés ya abordó el tópico del pequeño salvaje.

 

Fue Truffaut que a principios de los 70 nos entregó una obra que invitaba a la reflexión sobre el reconocido caso de Víctor, infante encontrado en el bosque de Aveyron en 1800, donde se plantean temas como civilización y barbarie, educación y domesticación.

Francois Truffaut hace un retrato sociológico de un mito que nos conecta con lo más profundo de nuestras raíces occidentales, la ilustración. Le jour des corneilles, además de ser animada, si bien recoge cierto elementos del mencionado clásico francés, lo afronta desde otra perspectiva. Adaptada de la novela de Jean-François Beauchemin, Le jour des corneilles es una obra animada ambiciosa que quiere contar una historia trágica, combinando el naturalismo y la fantasía, la crónica campesina con las historias de fantasmas. El novel director Jean-Christophe Dessaint dirige esta obra con buen pulso, logrando un tratamiento del arte equilibrado y sobrio.

Sinopsis

En el corazón de un bosque, un viejo ermitaño malhumorado y su hijo, viven una vida silvestre, lejos de la civilización. El anciano cascarrabias prohíbe a su hijo aventurarse más allá de los límites naturales de la floresta, advirtiéndole que de hacerlo corre el temible riesgo de desaparecer. El niño nunca ha visto a otros seres humanos en cambio percibe la presencia de singulares criaturas benévolas que se caracterizan por tener un cuerpo humano con una cabeza de animal. Mientras el niño salvaje duda de las advertencias de su padre y condicionado por el comprensible temor, el anciano sufre un accidente mostrando cierto grado de locura. Por consejo de sus amigos del bosque, el chico decide transportar al anciano herido más allá del soto con el fin de curarlo. Allí se enfrentará a un mundo nuevo haciendo amistad con Manon, la hija de un amable médico rural, donde también se enterará de un secreto que cambiará el destino de su vida.

 

 

La Película

Inserta en un marco fílmico clásico Le jour des corneilles aborda la fantasía desde el relato animista, otorgando personalidad a lugares y cosas. Cercana al universo estético de Miyazaki, esta propuesta animada es incisiva tanto para adultos como niños, pues no tiene miedo de hablar del duelo y la memoria.

La belleza del paisaje, iluminada por una luz vibrante y sensual, transforma al bosque en un escenario impresionista, entrañable y de gran fuerza pictórica, llena de espiritualidad plasmando el carácter de la inocencia reflejada en el tema eterno del niño salvaje.

 

Toda la primera parte describe una vida fuera del tiempo, recordando cómo el dibujo animado tradicional guarda para sí un poder evocador tanto onírico como realista, completamente inaccesible a las técnicas de animación creadas en CGI.

Los personajes principales son claves en este film de animación. Las voces de los mismos fueron hechas por grandes actores franceses como Jean Reno, Elizabeth Carré, incluso el mítico director de Cine Claude Chabrol.

El protagonista, llamado el hijo, pues no tiene nombre, es una mezcla entre un pequeño salvaje sin identidad e inocente criatura que desafía su entorno al verse profundamente atraído por el otro lado, más allá del bosque, donde descubrirá no sólo quién es sino lo que busca. Este personaje es expresivo, carismático, se conecta de inmediato con el público.

Manon, la hija mimada del médico del pueblo, rompe con ese cliché al ser la catalizadora del primer contacto con la cultura humana para su improvisado y nuevo amigo, es la guía ideal para el niño salvaje. También es un personaje dinámico, con un tag característico que rápidamente atrae.

El padre/ogro, aparece representado como una figura que fluctúa entre la locura y la barbarie. Fornido, salvaje, tirano pero querible, es el progenitor de nuestro protagonista. Su presencia desborda y en ocasiones repele, pero lleva en sí el germen de lo que un día fue.

El médico rural es el clásico bonachón, simpático, comprensivo, representa la apertura al conocimiento, en el fondo la ilustración, es la antípoda del ogro insensato.

Los personajes del bosque se destacan por tener un diseño híbrido humano/animal, que en un principio nos hace pensar que estamos en un mundo maravilloso, pero son ellos mismos a medida que la trama avanza, nos darán las pistas para entender que su realidad es un puente hacia el mundo de los hombres.

 

La animación es correcta, está bien llevada, haciendo una inteligente combinación con el montaje para esconder cuando no la hay. Pero sin duda que se destaca en el acting del niño salvaje, en el de Manon o el del Padre, logrando que se desplieguen con toda propiedad su forma de ser.

Le jour des corneilles es una película tranquila, casi bucólica, donde se destacan como escenarios importantes el espacio del bosque y el pueblo rural francés. Los diferentes niveles de la historia (búsqueda e iniciación del amor, los orígenes del héroe, la resolución del conflicto con el padre, etc) se incrustan en un entorno apacible, campestre, ofreciéndonos todas las posibilidades mágicas de la naturaleza.

En cierta forma nos recuerda los grandes frescos épicos, también algo de Disney y Miyazaki, en referencia a un imaginario relacionado con la naturaleza, la inocencia, la infancia portadora de una pureza ajena al mundo de los adultos.

 

Le jour des corneilles alcanza una dimensión inesperada en su segunda parte, la película de Jean-Christophe Dessaint tiene una energía y encanto que muestra el equilibrio de fuerzas entre sus diversos elementos, sumergiéndonos directamente en la infancia, cuando el deseo de creer en una historia prevalece cien veces más que el escepticismo.

Bajo la apariencia de un cuento donde un niño pequeño llega al bosque para luego descubrir la civilización de la que siempre ha estado privado, Le jour des corneilles es en realidad una versión lúdica y animista de la verdadera historia de Víctor de Aveyron. Una obra animada recomendable para disfrutar en familia en una tarde fría de otoño.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

yogiqrosawa

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información