Salud

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando comemos grasas trans?

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando comemos grasas trans? - Salud

Las grasas trans, camufladas en medio de etiquetas ilegibles en los alimentos, tienen dos contras fundamentales. La primera de ellas es que son excesivamente nocivas para tu salud, la segunda es que son exquisitas. Raro es el paladar que se siente indiferente ante la presencia de los sabrosos alimentos que la contienen, pero tal como el Caballo de Troya, las grasas trans son el huésped indeseable que se mete en tu cuerpo engatusando a tus sentidos y provocando una destrucción irreparable. ¿Estás preparado para saber qué le ocurre a tu cuerpo cuando dejas entrar a un componente al que deberías mantener a kilómetros de distancia de ti? ¡Descúbrelo y toma acción!

Efectos de las grasas trans en tu organismo

Diabetes: aumenta la cantidad de glucosa en la sangre, por lo que el páncreas tiene doble trabajo para regularizar esta situación; hasta que un día el también dirá “basta”

Inflamación: esta condición puede, en el mejor de los casos, derivar en artritis, pero hay enfermedades peores que pueden derivar de ella, tales como trastornos digestivos e irritación intestinal.

Colesterol: nuestro colesterol bueno se verá disminuido y desplazado por la notoria presencia del nocivo.

Enfermedades cardíacas: los desajustes en el colesterol tienden a permitir que se sedimenten la placa en nuestras arterias, haciendo que nuestro corazón reciba cada vez menos sangre.

Alta presión sanguínea: producen rigidez en las arterias, con lo que puede derivar en el aumento de la presión arterial.

Por supuesto que las grasas trans generan obesidad si son consumidas de forma frecuente por personas con tendencia a engordar, pero esto parece ser un simple detalle menor al lado de todos los trastornos de salud que puedes padecer si te sigues negando a mirar las etiquetas de lo que llevas a tu mesa.

¿Cómo me deshago de ellas?

Decirle adiós a las grasas trans es como despedirse de una relación tóxica: sabemos que nos destruye, pero igual la queremos con nosotros. Ahora que sabes la verdad, no tienes más excusas. Es hora de dejar de engañarte a ti mismo y no confundir el placer con el bienestar a largo plazo. Si la buena salud es tu opción, estos son los principales alimentos a los que deberías negarles la entrada al templo de tu cuerpo:

  • Comidas prefabricadas
  • Frankfurters
  • Aceite de girasol, de soja y de canola
  • Helados envasados
  • Pasteleria industrial
  • Galletas industriales (no todas)

Existen más alimentos con grasas trans, pero la mayoria de los no mencionados aquí son aquellos que contienen grasas trans animales, las cuales están un poco más permitidas que las industriales, las cuales son forzadas dentro de los alimentos mediante la introducción de hidrógeno en ellos. Por supuesto que la comida casera tiene mucha menos grasa trans que la que compramos envasada, o directamente no contiene nada.

Un cambio radical en tu dieta puede ser la diferencia entre una vida en la que el rostro de los médicos te termine resultando más familiar que el de tus seres queridos; y hasta la diferencia entre el estar para ellos… o ya no estar.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

lorenatercon

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información