Literatura

Libre



Libre - Literatura

Mientras caminaba por calles desconocidas, te hiciste presente, y aunque no había estado aquí, los largos callejones me resultaban familiares, algo parecido a una historia incompleta, a metas pausadas y amistades rotas.

La gente transitaba a mi alrededor, sus caras eran idénticas a las de tus demonios, los que tanto temías, por las noches me llamabas porque no te dejaban dormir, y nuestra conversación era la solución a tu insomnio.

Todas esas puertas que no llevaban a ningún lugar, esos caminos que nunca terminamos por miedo a morir, el regreso era aún más pesado emocionalmente.

¿De qué sirve ahora tantos reproches?, quiero salir de este lugar, pero todos parecen encantados con mi presencia, solo quiero que dejen de seguirme y poder ser feliz con mis temores.

Estas buscando en el lugar equivocado, mientras me dirijo al final de la calle, las coincidencias vuelven a aparecer, eres tu quien las pone en mayúsculas, conozco cada una de tus trampas, viví en tus redes lo suficiente, como para saber cada uno de tus movimientos.

Solo me pregunto… ¿Qué trampa usarás ahora?, tus juegos van perdiendo valor, no quiero volver a transitar aquí, porque en cada paso puedo sentirte cerca. Y es como estar en una jaula, donde solo espero ser alimentada por ti, y tu cara es mi única esperanza.

¿Qué sentido tendría estar en cautiverio?, ni aunque me arregles la jaula, dejaría mi libertad, ¿quién no ha andado por caminos tóxicos?, son laberintos sin salida, ser parte de ellos, es morir dolorosamente.

Sé que, como carcelero, no lo entenderías jamás, no concibes una vida sin víctimas, solo tu egoísmo te ama con locura, ¿eres capaz de morir con tanto odio?, por suerte no he mordido el anzuelo.

Solo me queda guiar a inocentes, evitar que los envenenes, vivir con ese mal sabor de boca, tu mayor debilidad es creer que eres inmortal, cada vez que dices que no tienes miedo, vas perdiendo poder, cada vez que intentas entrar a mi mente, me haces más hábil y fuerte, así que, por favor deja de intentar atraparme, no volverás a encadenar mi alma jamás.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Gene

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información