Literatura

Literatura Española: Edad Moderna, Siglos Xvi Al Xviii – Primera Parte: Renacimiento, Siglos Xv Al Xvi

Literatura Española: Edad Moderna, Siglos Xvi Al Xviii – Primera Parte: Renacimiento, Siglos Xv Al Xvi - Literatura

“Renacimiento” es el nombre que se le dio en el siglo XIX a este movimiento cultural basado en la renovación frente al oscurantismo que dominaba el medievo y significa “volver a nacer”, que es justamente lo que hizo el arte, la filosofía y el pensamiento de ese momento histórico frente a todo lo que habíamos visto en la época anterior, sirviendo así de puente o transición entre la Edad Media y la Edad Moderna.

Sus primeras manifestaciones se darán en la Italia de los siglos XIII y XIV con Dante, Petrarca y Boccaccio principalmente, durante el siglo XV se irá expandiendo por toda Europa Occidental y, finalmente, alcanzará su apogeo en el siglo XVI, siendo absorbido en el XVII por la fastuosidad y el cambio de valores del Barroco.

Dante es un autor italiano que vivió entre fines del siglo XIII y principios del XIV cuya obra cumbre es la Divina Comedia, una especie de crónica rosa de la historia y la mitología clásicas, con un trasfondo dedicado a ensalzar a Dios.

Esta es una de las obras fundamentales del cambio de pensamiento medieval al renacentista y se trata de un poema compuesto de tres partes cuya datación exacta se desconoce, solo se sabe que se encuadra dentro del siglo XIV.

Estas tres partes son: el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso.

Dante en realidad sólo llamo a su obra Comedia siendo el escritor humanista Giovanni Boccaccio quien con posterioridad en el mismo siglo la ascendió a Divina.

Dante resume en su poema todo el conocimiento existente hasta la fecha, desde los antiguos clásicos al mundo medieval así como muestra su fe y sus convicciones sobre moral y filosofía.

El autora se basa en simbolismos y referencias a personajes históricos y mitológicos de la antigüedad clásica para expresar está fe y estás convicciones, así por ejemplo, sus tres personajes principales son cada uno de ellos personificaciones de diferentes ideas:
1- Dante, el propio poeta, simboliza a la humanidad y representa la tentación del pecado.

2- Beatriz, su amada, personifica la Fe, del latín “fides”, que se puede interpretar como la seguridad o confianza en algo o también como la creencia que no está sustentada por pruebas. Ella guiará a Dante por cada una de las esferas del Paraíso.

3- Virgilio, poeta romano del siglo I antes de cristo y autor de la Eneida, una epopeya latina encargo del emperador Augusto con el fin de glorificar el imperio atribuyéndole un origen mítico. Aquí, en la Divina Comedia, Virgilio es identificado con la razón o capacidad humana de pensar, de reflexionar para llegar a una conclusión o juicio de valor, y será el encargado de guiar a Dante por el Infierno y el Purgatorio.

La historia narra el viaje del poeta Dante por los tres mundos citados en los cuales se va encontrando con diferentes personajes históricos y mitológicos y lo que les pasa en dichos mundos a sus almas.

Antes de emprender el viaje hacia estos tres mundos, Dante despierta en una selva oscura sin saber cómo ha llegado allí: la selva oscura representa algo malo, lo contrario a Dios, que es bueno.

En esta selva tenemos un paisaje inicial en el cual vemos el Sol, que representa a Dios, una colina, que es el camino por el cual el poeta debe ascender para llegar a Dios, y tres fieras que le cierran el paso y se interponen a esa ascensión.

Las tres fieras son cada una la representación de un pecado.

Es en ese punto donde se encuentra con Virgilio y tras una conversación con él, inicia su viaje a través de los diferentes círculos que forman el Infierno.

Durante este viaje Virgilio le va explicando quienes son los diferentes personajes con los que se van encontrando y los diferentes castigos que le son aplicadas a sus almas según corresponda a sus pecados.

También con Virgilio se moverá por el Purgatorio, y al final, libre de pecado, el poeta Dante ascenderá al Paraíso donde Beatriz, su amada, quien ha muerto y ha subido al cielo, será la encargada de llevarle por los diferentes círculos concéntricos que forman este mundo y cuyo centro resulta ser la tierra.

Por otra parte, al igual que los tres personajes de la obra, los diferentes mundos por los que pasa Dante tienen su propio significado:

1- Infierno: representa al ser humano frente a sus pecados y las consecuencias de estos.

2- Purgatorio: representa la lenta purificación de la culpa hasta lograr la liberación del pecado.

3- Paraíso: representa el saber y la ciencia divina.

Francesco Petrarca, ya del siglo XIV, fue un lírico y humanista italiano cuya poesía influiría en autores como el español Garcilaso de la Vega, creando una poesía genérica que dominaría el renacimiento denominada como petrarquismo: esta se basa en una nueva filosofía a la hora de amar inspirada por el platonismo, basada en el amor como medio de alcanzar lo divino, y que durará hasta el siglo XVIII.

Los sonetos son poemas de catorce versos de arte mayor, que son aquellos que superan en su métrica las ocho sílabas, a diferencia del arte menor, que se compone de ocho sílabas o menos, y cuentan una historia de amor por una dama evolucionando desde lo sensual a lo espiritual.

Este tipo de poesía también hará que predomine la supremacía del verso endecasílabo o de once sílabas, frente al dodecasílabo que se venía dando hasta ahora.

Giovanni Boccaccio, también del siglo XIV, es recordado sobre todo por El Decamerón, escrito entre 1351 y 1353: en este libro un grupo de jóvenes, diez en total, huyendo de la peste bubónica se refugian en una villa a las afueras de Florencia durante diez días durante los cuales, para entretenerse, van contándo una serie de cuentos de temática amorosa, cien en total, que van desde lo erótico a lo trágico y están dotados de ingenio, bromas y lecciones vitales.

Este período, el Renacimiento, concretamente se inicia como tal en Florencia a raíz del nuevo planteamiento dado por el arquitecto Filippo Brunelleschi para resolver la construcción de la cúpula del crucero de la iglesia de Santa María del Fiori terminada en 1436: ésta sería la cúpula más grande del mundo tras las construidas por Roma antes de su caída, y daría lugar posteriormente a la arquitectura moderna.

El arquitecto se inspiró para su creación en una fórmula sacada de la arquitectura clásica, concretamente en la cúpula de «doble pared» o «doble casco» del Panteón de Roma, es decir, una cúpula dentro de otra para así soportar mejor el peso y que esta no se viniese abajo.

Las características principales que marcarían este estilo serán las siguientes:

1- Vuelta a los valores idealizados de la cultura grecolatina que se consideraba guiada por la perfección estética y formal.

2- Se difunden las ideas del Humanismo que significó una nueva concepción del hombre y del mundo donde el hombre era el centro del Universo y por tanto la medida en torno a la cual se ordenaba este: tras siglos marcados por una mentalidad más rígida y dogmática dominada por la Iglesia donde la unidad de orden era Dios, lo que se conoce como teocentrismo, de pronto se da un redescubrimiento del ser humano dónde su centro es el hombre, también llamado antropocentrismo.

3- Se da una nueva concepción de la naturaleza como símbolo de perfección y fuente de placer sensorial o de los sentidos, aunque se trataría de una naturaleza domesticada o idealizada: un buen ejemplo de esta naturaleza domesticada serian los jardines renacentistas, donde la flora, mediante la organización lograda por una mano humana que la ordenaba dándole forma en parterres, alcanzaba su máximo esplendor para disfrute de sus visitantes.

4- Se da el dominio de la razón frente a las pasiones que nublan la mente: en lo filosófico renace una corriente conocida como racionalismo, del latín “ratio”, que significa “razón”, y provenía de la Francia del siglo XVII siendo el primero en definir sus pautas René Descartes, filósofo y científico francés que afirmaba que solo por medio de la razón se podían descubrir ciertas verdades universales.

5- Una nueva concepción del amor, la del Dolce Stil Nuovo o Dulce Estilo Nuevo italiano: Aquí el amor no tiene un fin cárnico buscando la consumación de las pasiones, sino que se le da un tratamiento más idealizado donde mediante el sentimiento casto y puro por la mujer, la cual está repleta de virtudes positivas, se alcanza la comunión con Dios.

Este periodo fue pues un choque cultural con todo lo anterior: una revolución mental.

Era un nuevo modo de experimentar la existencia totalmente opuesto al arcaicismo de siglos anteriores.

Por desgracia no fue un fenómeno mundial, solo se limitó a la zona de Europa y a los territorios americanos recién conquistados.

Además, en esta época, sobre 1440-1450, se inventó la imprenta gracias al alemán Johannes Gutenberg generalizándose así la lectura: algo que hasta ahora había sido un privilegio de pocos, de pronto se masificaba y llegaba al pueblo llano esparciendo así el germen del conocimiento de estas nuevas ideas humanistas donde primaba el hombre, la razón y el disfrute de la belleza del mundo por encima de la religión, mas oscura y estrecha de miras.

Otro elemento de gran influencia en la formación de este periodo fue el neoplatonismo, doctrina filosófica creada por los seguidores de Platón a partir del siglo I antes de Cristo, de gran importancia ya que trataba cuestiones similares a las que conformaban el cristianismo y el judaísmo, aunque desde un punto de vista más reflexivo, permitiendo una conexión entre misterio divino y razón.

En la literatura este nuevo movimiento se ve reflejado por el nuevo ideal de hombre, el renacentista, que dominaba las armas, y ahora como novedad también las letras, además de estar dotado de una naturalidad que carecía de artificio.

Ejemplo de esto fue en España, bajo influencia del llamado Dolce Stil Nuovo, el nacimiento de los libros de caballería como Tirante el Blanco, publicado en 1490 en idioma valenciano, o Amadis de Gaula, publicado en 1508 en castellano.

Tirante el Blanco, o Tirant lo Blanch en su título original en valenciano, es una novela caballeresca del escritor valenciano Joanot Martorell y que se cree que fue terminada por Martí Joan de Galba.
La narración se inicia con el héroe Guillem de Vàroic, cuyas aventuras conocemos por una obra juvenil de Martorell, quien instruye a Tirante en las normas de la caballería.

La obra incluye aportaciones autobiográficas del autor, así por ejemplo, Tirante se forma en Inglaterra, donde Martorell vivió entre 1438 y 1439 y combina por una parte el idealismo típico de las novelas de caballerías con el realismo que se estilaba en la literatura de la época.

El héroe es armado caballero tras diversos combates contra reyes, duques y gigantes, y parte de Inglaterra visitando de modo itinerante diversas localizaciones geográficas dónde realiza diversas gestas hasta que llega a Constantinopla, dónde se enamora se de Carmesina, hija del emperador, con la que se acaba casando tras otras mil peripecias logrando el título de césar del Imperio Bizantino.

Finalmente, tras reconquistar tierras a los turcos, cae enfermo, y muere.

Al saberlo, muere también Carmesina y la historia se completa con acontecimientos de personajes secundarios de la obra.

Amadis de Gaula es una celebre novela de caballerías, de origen anónimo, que ya se conocía desde mediados del siglo XIV en forma oral.

Narra las aventuras de Amadis y los obstáculos con que se enfrenta para conseguir casarse con su amada Oriana.

En la novela el personaje vive sus andanzas por lugares reales como España o Irlanda, otros salidos de la mente de su creador, y finalmente en ambientes de carácter cortesano o palaciego.

Contrapunto de estas obras idealizadas serán Las Aventuras del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Cervantes, más conocido en todo el mundo por su nombre abreviado: El Quijote.

Se la considera la primera novela moderna, publicada en dos partes, la primera en 1605 y la segunda en 1615, y supone el resumen y fin de la literatura renacentista y el comienzo de una visión más compleja y conflictiva del mundo que serán notas predominantes del siguiente periodo histórico, el barroco.

Esta obra era una parodia de los libros que siguen este arquetipo caballeresco ridiculizándolos a través de la historia de un hidalgo, palabra que deriva de “hijo de algo” y viene a indicar la procedencia noble del portador del título, el cual enloquece de tanto leer novelas de este género, comenzando una onírica aventura cargada de locura teniendo siempre presente en mente a su amada Dulcinea, quién lejos de ser una doncella de gran virtud resulta ser una campesina idealizada por la mente perturbada del protagonista, y al cual acompaña en sus desventuras su fiel escudero Sancho Panza.

Aunque las influencias italianas ya se vienen sintiendo en España desde el siglo XV, no será hasta el segundo cuarto del siglo XVI cuando Garcilaso de la Vega y Juan Boscán comienzan a adaptar los metros y maneras de este nuevo estilo poético.

En la segunda mitad del siglo XVI la literatura española, bajo la tutela de estas nuevas tendencias toma tres direcciones opuestas:

1- Evolución hacia el manierismo, que se caracteriza por las formas difíciles y poco naturales, y será puente entre la poesía renacentista de Garcilaso y la barroquizante de Luis de Góngora, cuyas primeras obras datan de 1580.

2- Espiritualismo cristiano, que a su vez se subdivide en la vía ascética de autores como Fray Luis de León y en la vía mística de San Juan de la Cruz o Santa Teresa de Jesús, ambas causa directa de la Contrarreforma, la respuesta católica a la Reforma de Martín Lutero en el siglo XVI.

3- El Romancero Nuevo, una vuelta revitalizada a los metros tradicionales del Romancero castellano, un tipo de poema que surge en el siglo XIV y se cree que tiene su origen en la fragmentación de los cantares de gesta y las epopeyas medievales.

También en este apartado de retomar lo que ya existía y renovarlo se adapta el cancionero, que era una colección de canciones y poesías tradicionales de diferentes autores.

Por su parte, el Humanismo en España también toma dos vertientes:

1- Una culta y selecta escrita en latín, la lengua que dominaba Europa y era vista como más elegante.

2- Otra más popular, escrita en castellano.

Un género que surge en este periodo dentro de esa primera vertiente humanista culta tratada en latín es el teatro español con su obra cumbre, La Celestina, de Fernando de Rojas, escrita entre 1499 y 1502, y fuertemente marcada por el realismo: esta es la historia de Calisto, un noble, que un día, persiguiendo un halcón suyo se encuentra con Melibea, de la que se enamora perdidamente pero ella le rechaza.

Calisto, cegado de amor recurre a su criado Sempronio quien le recomienda a Celestina, una vieja prostituta y alcahueta que lleva un burdel para que con sus artes haga de mediadora.

Celestina, rápidamente acepta, ya que ve que puede obtener mucho dinero de Calisto y se alía con Sempronio para realizar sus tejemanejes.

Mediante engaños, Celestina se gana la confianza de Melibea y consigue que el amor florezca entre los jóvenes.

Pero la codicia le puede cuando la alcahueta consigue un valioso collar a modo de paga, no comparte sus beneficios tal y como había prometido a Sempronio y a otros criados, y esto provoca la muerte de Celestina.

Estos más tarde serán ajusticiados dándose por tanto sus fallecimientos.

Para vengar la muerte de Celestina, Elicia y Areúsa, prostitutas que se encontraban bajo el tutelaje de la anciana, encargan a Centurio que acabe con la pareja, el cual provoca una pelea callejera y al oírla e ir a ver qué sucede, Calisto cae por una escalera y muere.

Después de lo ocurrido Melibea confiesa a su padre sus amores y se arroja desde la torre de su casa suicidándose.

La obra termina con el llanto de su padre, Pleberio por su hija muerta.

Esta obra está influida por la comedia humanista, aunque no acaba de tener un final feliz agradable al público por lo que es más bien una tragicomedia.

Lo que si tiene en común con este género es que son obras dialogadas en prosa, escritas en latín, pensadas para la lectura en vez de para ser interpretadas, y tratan temas de actualidad con especial interés por las clases humildes y por lo pintoresco de la vida cotidiana.

Aunque no se sabe con certeza, se cree que el primer acto de esta obra fue tomada del fragmento de otra obra anterior inconclusa y de autor desconocido.

Por último, citar que esta obra tubo problemas con la censura ya desde mediados del siglo XVI por calificársela de inmoral, hasta que por fin se dio su prohibición en 1792.

Dentro de la segunda vertiente tenemos La Vida de Lazarillo de Tormes y de sus Fortunas y Adversidades o Lazarillo de Tormes, en su modo abreviado, máximo exponente de la novela picaresca datado en 1554.

A lo largo de sus páginas se nos cuenta en modo epistolar, es decir, como si estuviésemos ante la lectura de una sola carta y en primera persona, a modo autobiográfico, la vida de Lázaro desde su nacimiento e infancia miserable hasta su matrimonio en edad adulta.

Se la considera como iniciadora de la novela picaresca por su realismo, postura estética que narra la realidad de la época tal cual es, la narración en primera persona, una estructura itinerante por donde el protagonista pasa por uno o varios amos, y una ideología moralizante caracterizada por el pesimismo.

Después de este renacer de la cultura, pasaremos en el siglo XVII a un enfoque caracterizado sobre todo por el recargamiento que se denominará Barroco, y que después dará paso al Neoclasicismo cerrando así el periodo histórico y cultural que comprende la Edad Moderna, pero estas manifestaciones serán tratadas más adelante en sus consiguientes artículos.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.73 - 37 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Carmen Albesa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información