Política

Lo que vendrá…

Patrocinado


Lo que vendrá… - Política

Yo confieso que hasta el día de ayer solo han habido dos sucesos que me marcaron fuertemente tanto por su contexto como por su impacto: la desaparición física del Comandante Chávez y todo lo que eso implico, aun cuando en esos momentos no estaba tan enraizado con las corrientes izquierdistas; y otra, mucho más personal, cuando observe casi con impotencia como una moto alcanzaba de manera feroz a mi abuela hace casi un año y hasta el día de hoy se encuentra en recuperación, con el favor de Dios se mejorara.

Sin embargo, a esta muy reducida lista se suma un hecho que me dejo muy tocado, pero al mismo tiempo no fue una sorpresa muy grande: la Asamblea Nacional, con 113 diputados sobre 51, está ahora conformada por la derecha venezolana, obteniendo la mayoría calificada, dando un revés gigantesco al proceso revolucionario y al proyecto que fue instaurado para corresponder un siglo provechoso.

Aquí vamos a detenernos un momento ¿Qué ocurrió? ¿En qué momento la balanza se descompenso tan abruptamente? la respuesta es simple y nos invita a la autocrítica más profunda: en primer lugar la desconexión paulatina que ha tenido el gobierno con las bases, por lo que la burocracia y la corrupción se ha vuelto una quinta columna extremadamente pronunciada dentro de la revolución, que ha alcanzado niveles que no pueden sostenerse sin contradecirnos plenamente, un mal que debe ser extirpado si no queremos que el proyecto se esfume con el tiempo

En segundo lugar viene dado un aspecto mucho mas personal: la conciencia tan endeble del pueblo venezolano que, después de superar múltiples adversidades, resistió muy poco una campaña mediática y un control económico tan descarado y pronunciado que incluso aquellos que militan en el chavismo votaron en contra, no porque el otro proyecto fuera bueno, sino solo porque era contrario al gobierno, el chiste era llevar la contraria, sin mayor discernimiento que lo que se ve a simple vista, aun cuando la producción nacional este en mano de las empresas privadas e importen con las divisas del estado todo lo que consumimos, por alguna razón el gobierno es el culpable de este flagelo tan pernicioso, mente floja, voto fácil

En tercer lugar se da por otro aspecto más intrínseco: las desviaciones que han tenido los dirigentes del gobierno a la hora de asumir medidas e ideologías, dando como consecuencia situaciones de descontento que no se pueden ocultar, el chavismo necesita revolucionarse sobre si mismo, el problema de las cúpulas no es único de la oposición, el chavismo también sufre esta situación y convierte el panorama en boliburgueses que dejan de seguir la raíz del proyecto bolivariana, haciendo daño a la revolución y perjudicándola gravemente, haciendo que la memoria del Comandante Chávez no sea suficiente para levantar el ánimo de unos electores que están cansados de ver situaciones que, si bien están a kilómetros de la cuarta república, se vuelven problemas maximizados por los medios y por quienes odian a la revolución.

No podemos dejar que este revés ponga en entredicho nuestros ideales, camaradas, esta situación más bien nos da en la cara una realidad que hemos postergado muchísimo: es momento de retomar el golpe de timón, criticarnos de manera definitiva para eliminar de una vez por todas los males que están destruyendo el proyecto chavista y asumir desde las bases los nuevos roles de liderazgo que estén conectados verdaderamente con el pueblo y nos e dejen contaminar por los males de una cuarta que aun hoy sus dinosaurios ideológicos se han incrustado en la psique del venezolano y dificultan enormemente que este proyecto continué de forma definitiva, no es momento de recular, sino de levantarse, asumir la derrota y preparase para una nueva batalla que logre recolectar con las masas descontentas que votaron en contra de y no a favor de, porque ese es el problema de la oposición, carecen de proyecto fijo, aquella asamblea será un ataja-perros entre distintas visiones ambiguas y contradictorias que tienen como fin último dar un veredicto completamente polarizado sobre el destino de nuestro país alineado a los empresarios y los burgueses.

Lo que vendrá no será fácil, pero hay que confiar en la voluntad del pueblo, un pueblo que, aunque confió su voto a la burguesía, no dudara un instante en defender al país en caso de que la nueva asamblea decida derogar, sancionar, perjudicar o eliminar leyes, proyectos, fiscos o créditos solo pro el gusto megalómano de contradecir los proyectos revolucionarios e imponer leyes y derogar leyes preexistentes para que sus socios empresariales actúen sin controles ni restricciones dentro del acontecer económico de nuestro país, así se cumplirá el ridículo deseo de ciertos opositores radicales de conocer la “hermosa Venezuela que vivieron sus padres” donde el viernes negro y el Caracazo definieron el quiebre de un sistema que perjudicaba a las clases más pobres de nuestro país que hoy en día se han visto reivindicadas y por lapsus o sencillamente por cansancio decidieron elegir a los mismos que han saboteado, dado golpes de estado, guarimbas, referéndum, golpes mediáticos y sociales y que han dado, en redes sociales, ultimátum racistas, xenófobos y amenazantes dando a la izquierda un carácter de plaga que debe ser eliminada

 

No se confíen, este pueblo no se va a amilanar por esta derrota, si se comen la luz en la Asamblea su salida será aún más rápida que la de Carmona, lo decimos los hijos de Guaicaipuro, Los hijos de José Leonardo Chirinos, de Negro Primero, Luisa Cáceres de Arismendi, de Simón Bolívar, de Francisco de Miranda, de Julio Cesar Sandino, de Salvador Allende, de Juan Domingo Perón, de Emiliano Zapata, de Jorge Eliezer Gaitán, y mucho más cerca de Jorge Rodríguez Padre, de Luis Beltrán Pietro Figueroa, William Lara, Carlos Escarra, Lina Ron, Eliezer Otaiza, nuestro diputado mártir Robert Serra y los 43 que murieron en las guarimbas que auspiciaron y financiaron quienes hoy controlan la Asamblea Nacional, la amenaza del diputado opositor Carlos Berrisbeistia donde decía que “los chavistas tendrían los días contados” ahora se volverá una realidad de las que tendremos que asumir con un temple que solo los de la izquierda conocemos.

Este es un por ahora, el trabajo es grande pero no imposible, nosotros nos crecemos en las dificultades y si aprendemos verdaderamente la lección sabremos salir de esta coyuntura en paz y retomar el proyecto bolivariano con más fuerza y de forma más radicalizada, en contra de aquellos que pretenden enterrar hasta nuestros símbolos ideológicos, tendrán que matar a los millones que aun defendemos sin titubear este proyecto visionario y único en el mundo

CHAVEZ VIVE CAMARADAS, LA LUCHA SIGUE

NO ES MOMENTO DE RECULAR, ES MOMENTO DE LEVANTAR, LIMPIARSE Y CONTINUAR, PORQUE SI EL PRESENTE ES DE LUCHA EL FUTURO NOS PERTENECE

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Andres Eloy

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información

Publisuites