Cine y Televisión

Los agujeros negros de Interestellar (critica 2014)



Los agujeros negros de Interestellar (critica 2014) - Cine y Televisión

Christopher Nolan

 

Antes que nada, he de reconocer que no soy un gran admirador del director Christopher Nolan, su cine me produce una cierta apatía. Opino que no termina de desarrollar bien sus obras. Es como que quiere y no puede… Intenta envolver su cine con un halo de profundidad que termina convirtiéndose en pedantería… Me da la sensación que es ese tipo de personas que se toman a si mismas demasiado en serio.
No se si me estoy explicando con claridad…

No digo que sea un mal director, ya que utiliza buenos recursos a la hora de contar sus historias, pero cuando veo sus films no puedo dejar de pensar que no es tanto gracias a su talento, si no, más bien a que copia la técnica de otros directores de la talla de David Fincher o Denis Villeneuve. Como si tuviera una «formula maestra» para contar sus historias, en la que imita los ritmos de guion de estos, emula su fotografía y hasta hace bandas sonoras similares… En fin, que su cine no me transmite nada, me da la sensación de estar hueco. Demasiado marketing y existencialismo barato para mí.

Aclaro que esto que acabo de expresar aquí, es mi opinión, solo eso. No creo disponer de la verdad absoluta y respeto que a otra gente le pueda gustar.

Dicho esto… Cuando visione Interestellar, allá por el 2014, y vi que a mitad de película embarrancaba, me falto tiempo para ir corriendo a una conocida web de critica de cine a enumerar visceralmente todas esas incongruencias del guion que había soportado estoicamente durante esas tres horas.

Debo de añadir que por algún motivo que desconozco, a la hora de redactar no concibo hacerlo sin un cierto «cachondeo irónico» un sutil «humor ácido» que sin ser negro, si que tiene un marcado tono socarrón que no todo el mundo comparte, y esta vez, quizás por novato, no supe medir bien.

Esto desemboco en un total de 209 pulgares levantados de 322 votos… Digamos que fue un balance positivo. Aun así, hubieron 113 usuarios que no le gusto mucho lo que escribí, y respaldados por el 7,8 que tenia de nota, muchos sintieron la responsabilidad de hacerme saber mi pésimo gusto en cuanto al séptimo arte, y lo estúpido que era por no compartir su criterio.

Todavía a día de hoy (2019) cada vez que veo un mensaje en el buzón me froto las manos y sonrió, pues nunca, nunca me decepcionan.

Pero no fue hasta antes de ayer, que retransmitieron la película por televisión, que no la había vuelto a revisar. No recordaba prácticamente nada de la cinta, mi memoria la suprimió por completo y no os podéis ni imaginar lo que me reí rememorando lo que en su momento escribí. Es por eso he decidido reescribirla aquí. Al Revisar la critica he sentido cierto orgullo de creador y la necesidad de reafirmar todo lo que dije en su momento.

Aviso, todo es spoiler.

La nueva 2001 Space Odyssey decían unos… Épica y emotiva decían otros… ¿Pero que cojones? exclamé yo.

No voy a valorar las actuaciones, los efectos, la banda sonora, ni nada que tenga que ver con el apartado técnico. Con 165 millones de dolares que ha costado se sobrentiende que son buenos actores, buenos músicos y los decorados no son de cartón piedra. Aunque hay mimos en el retiro que sobreactúan menos que Matthew McConaughey, pero esa no es la cuestión. Solamente quiero comentar el guion, esa «delicatessen» envuelta en papel charol… Ese sin fin de perlas engarzadas, que nos lleva como «cagallón por acequia» durante casi tres horas.

Para entender de lo que estoy hablando, debo adentrarme en los mundos de Nolan e intentar reproducir, analizar y spoilear la película. Una ardua tarea que me llevara a escribir un tostón de dimensiones épicas…

Matthew McConaughey

Matthew McConaughey, es un ex-piloto/granjero del futuro, un futuro apocalíptico en el que la tierra se va a la mierda en dos telediarios. El cambio climático está volviendo la tierra árida, y las cosechas desaparecen por culpa de una plaga. Bueno… De una plaga y de la camioneta de Matthew… Que cada dos por tres va atajando campo a través por los maizales.

¿Que ve un dron militar? ¡Pues a tomar por culo todo! Volantazo y a perseguir el dron por el medio de las cosechas a todo lo que da la ranchera mugrienta esa que lleva. Rebotandole las mazorcas en el limpiaparabrisas, con la rueda pinchada y los dos chiquillos dándose testarazos contra el techo.

¡Ahí estamos! Ni policía ni servicios sociales, ¡Esto es el futuro baby! Deja sin maíz a medio estado en tal de capturar el avión; Le extrae el modulo de la CPU y dice.
-Esto se lo pondré a la cosechadora…
No hombre, pónselo a tu puta ranchera para que siga arrollando los campos mientras tú recoges el premio al padre del año.
Espera que esto no termina aquí… Para rematar la jugada, acto seguido se va al colegio de sus hijos y hace que expulsen a su hija del colegio ¡Di que si, campeón!

A Super-papa le da por observar los dibujos que hace el polvo de la habitación de su hija, y como es muy inteligente descifra en el un código binario con unas coordenadas que lo llevan a una especie de área 51 ultra-secreta de la Nasa, baja de la camioneta y:

 

  • Respuesta lógica A: No quiere problemas, vuelve a su granja a cuidar de su familia.
  • Respuesta lógica B: Hace una inspección visual y regresa para buscar información sobre ese sitio.
  • Respuesta lógica C: Saca una cizalla e intenta entrar cortando la valla metálica, cual ladrón de naranjas.

¡Exacto la C! A Matthew no hay puerta ni cosecha de maíz que lo detenga.

Para sorpresa de todos, en vez de colarlo a tiros desde alguna torreta mientras lo rodean helicópteros (recordemos que estamos en EEUU) salen unos amables científicos que lo invitan a pasar… Claro, claro todo muy lógico.
«Pasa, pasa… Que te vamos a mostrar un secreto de estado. ¿Por cierto quieres apuntarte a una misión intergaláctica para encontrar un nuevo planeta habitable? Hay una plaza libre. ¿Pruebas físicas? ¿Examen psicológico? Que va, no requiere ningún tipo de preparación, ni siquiera hay que pedir permiso al gobierno. Si cualquiera puede ser astronauta y tú pareces un chavalote muy sano… Ale majete, vete a casa y despídete de tu familia que mañana te vas de viaje.»
Al día siguiente lo suben a un «cobete» y lo lanzan al espacio. No sin antes despedirse de sus hijos con un emotivo.
-¡Que os follen!
Para después huir con su camioneta a toda hostia en una escena con música ultradramatica, dejando a los niños a cargo del abuelo ya medio «gaga» y con un pie casi en la tumba. Vamos ni José Bretón.

Mención especial para el hijo, que sabe que lo más seguro es que nunca más vaya a ver a su padre y su ultima frase es:
-Papá ¿Me puedo quedar la camioneta?
-Claro que si hijo, que no se pierda la tradición de «trompear» en los maizales.
¡Chapó! una escena sin desperdicio.

Ya en el espacio, y después de criogenizarse hasta Saturno. El elegido y su «compis de viaje» cogen un agujero de gusano para ir a otra galaxia con algunos planetas potencialmente habitables. Porque todo el mundo sabe que si pilotas una nave espacial el mejor sitio a donde ir es hacia un agujero negro…

¿Radiación? No hombre no… No más que a un metro del router Wi-Fi de casa.
¿Calor? Nada… A veintiún grados, si te pones la rebequita no molesta…

El «black hole»

Aquí el «black hole» es una bonita burbuja negra que los lleva a la velocidad de la luz a descubrir otros mundos, sin carbonizarlos, ni hacer que le exploten los globos oculares, ni desarrollarles extrañas mutaciones… Una maravilla oye.

En este punto, la película ya ha esta plagada de diálogos seudocientíficos de baratillo, que recitan junto a un «robot chistoso» al que le ajustan el humor según como se hayan levantado esa mañana. En plan…
-R2D2 cuéntame otro de Chiquito, que estoy de bajón.
-La-go ne-gro, la-go blan-co…
Y así pasan el rato los felices excursionistas del espacio mientras van eligiendo los planetas que visitar por votaciones a dedo…
Deditos levantados, se van a uno cubierto todo por agua. Si, agua. Ríete tu de Pandora y de su apartado artístico.
Guionista: Sr Nolan había pensado que el primer planeta podría ser una mezcla de selva tropical volcánica con nubes de azufre y…
Nolan: Nada, déjate de historias, todo de agua.
Guionista: Pero, Sr Nolan ¿Como hacemos para aterrizar la nave en un planeta que es todo de agua? ¿Encima de un corcho?
Nolan: Solo tiene un palmo de agua. Ya esta todo pensado.
Guionista: Es que no tiene mucho sentido… ¿Es un planeta fangoso?
Nolan: No, no es fango. Es solo agua… Ya tengo el proyecto presupuestado y financiado. Esa escena la rodamos en la playa desde la hamaca y con un mojito.
Guionista: ¡Joder, es usted un genio sr Nolan!
En este planeta, una hora en el son siete años fuera. ¿Por que? Aquí claramente la culpa es del camello de Nolan y del corte que le da a la mandanga con químicos caducados. La cuestión es que en el planeta «playa» les sale mal la misión y muere un astronauta que había de relleno, pero al final consiguen regresar a la nave después de más de tres horas… Esta parte solo con explicarla ya aburre. Lo único destacable es lo del astronauta negro, que se tira veintitrés años solo en la nave estudiando el agujero de gusano y lo ves que sale a recibirlos en batín tan fresco y lozano.
«¿Ya estáis aquí? pensaba que no volvíais. Si me criogenice, pero solo un poquito… Es que he estado estudiando el agujero negro. Por cierto, me he zampado veintitrés años de provisiones y todo el agua potable esta reciclada de mi orina catorce veces. Ale, voy a seguir jugando al Call of du… Digo, estudiando el agujero, antes de que Nolan me mate en el siguiente planeta, que lo estoy viendo venir.»
En este punto Nolan sigue intercalando alguna subtrama de la tierra, la cual ya no tiene mucha relevancia.

Con la luz de la reserva parpadeando deciden ir a otro planeta del que habían recibido una señal de otra misión paralela. Y esta vez el planeta es de (redoble de tambor) ¡Hielo! ¡Bravo Nolan! ¿Como se te habrá ocurrido? Primero agua y ahora hielo ¡Que puto genio!

Matt Damon

Allí des-criogenizan al único superviviente de otra misión que resulta ser Matt Damon y les dice:
«¡Ajá! ¡Os he engañado! El planeta no es habitable, solo quería que me rescatarais.»
Entonces suelta un discurso cogido con pinzas sobre la supervivencia y acto seguido se lía a tortas con Matthew, con traje de astronauta y todo, de la forma más chabacana posible, como un yonqui peleándose por una papelina, para después de dejar medio muerto a nuestro protagonista y huir con la nave. Muere el solo de la forma más estúpida posible y pasara a los anales del cine como el malo más triste e inconsistente de toda la historia.

¿Por donde iba? Ah si, ahora muere el astronauta negro y aprovechan la órbita de Ganimedes para coger inercia e ir a Raticulín, en la cual Matthew se sacrifica para salvar a su compañera.
Aquí debería de haber acabado la película…

Recreación de Matthew siendo absorbido por la 5ª dimensión

Pero no… En vez de morir, cae en la quinta dimensión, que curiosamente es detrás de la estantería en el cuarto de su hija con la cual se comunica tirando libros, porque lo han construido seres superiores que somos nosotros mismos en el futuro…

En este punto, un fuerte sentimiento de vergüenza ajena me recorrió. Intentar darle una explicación lógica a el hecho de ver a Matthew flotando como una polilla detrás de la estantería de su hija, entre el cuento de Caperucita y la biografía de Bob esponja. Sinceramente, esa escena me supero… Era muy triste ver a Matthew asomándose detrás de Los tres cerditos espiando a su hija.
«Era ella quien me birlaba el tabaco…»
«Y cuando decía que dormía en casa de una amiga era mentira…»
Por suerte esta escena pasa rápido y Matthew despierta en la cama de un hospital. Pensé, vale esta psicótico eso lo explica todo, pero no… Está en Júpiter.
El medico le dice que está vivo de milagro y que le ha rescatado otra misión, (supongo que con una red cazamariposas, no explican mucho más) que su hija había resuelto una ecuación y toda la humanidad se va ido a Júpiter, que casualmente tiene el mismo CGI de Inception (ese que dobla el paisaje sobre si mismo) Se ve que Nolan aquí dijo.
«Si cuela lo de la polilla, ya cuela todo… Hasta el fondo.»
Matthew se va a ver a su hija, ya vieja y moribunda postrada en una cama. La saluda, y se va otra vez al espacio a buscar a la científica perdida a ver si solucionan esa tensión sexual no resuelta.

¿Como se vuelve a ir de viaje espacial? Fácil, con uno de los trippys de los que se come Nolan «a puñaos» como si fueran palomitas…

FIN

La critica seguía, pero he decidido cortar a partir de aquí porque lo que viene es un par de párrafos de mí completamente indignado poniendo «a caer de un burro» a Nolan, a la critica y a todo «Cristo» que hubiera puntuado bien esta película.
Lo extraño, es que he descubierto que es cierto eso de que del amor al odio solo hay un paso, y es bastante curioso como a base de odiar esta película y criticarla le estoy empezando a coger un «cierto cariño». No si al final me terminará gustando.

Si os ha gustado darle like y suscribiros, seguirme en las redes sociales, apoyarme en patreon y bla, bla, bla…

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Marcos

5 comentarios

  • Marcos… nunca se me había asomado suficiente valentía o descaro como para leer todo un escrito completo. Tienes un cinismo divertidísimo y es cierto: Ninguna película de ciencia ficción logra ser científica. Todas se deslizan a la incongruencia rellenando los espacios vacíos con amores masturbados o Vírgenes alabastrinas. Es cierto también, le tecnocristianismo de los yanquis linda con el sentimentalismo más pútrido: Silicon Valley y la iglesia pentecostal maridados… y eso que llamaron a Kip Thorne para que les diera un soporte racional. El reputado científico debe ser mormón del séptimo día y su dios todoamor debe comerse a bocados su cerebro. Te felicito por empobrecer la falsa riqueza.

    • Gracias, por tus palabras. Sufro de «incontinencia redactiva»… Y o lo intento hacer divertido o nadie va a leer los «tostones» de mas de 2000 palabras que escribo. Por otra parte, yo no lo hubiera explicado mejor que tu… «Se desliza a la incongruencia»… Creo que esa frase define toda la película. Si la hubiera leído antes seguro que estaría incluida en el articulo, en plan:
      -Interestellar se desliza hacia la incongruencia como un gordo en un aquapark…

      También estoy de acuerdo con que la base científica parece aportada por un mormón recalcitrante hasta las cejas de vino de tetrabrick, pero lo que realmente me inquieta es que la mayoría del publico diga: -Que profunda y científica es…

      Me alegra que hayas disfrutado de mi articulo y disculpa por haber tardado tanto en contestar. Un saludo

    • Me pasó también, la verdad ni idea pero es bien molesto. Por cierto, la pelicula me gustó aunque confieso que no recuerdo ya nada pero si sé que en el momento me gustó mucho. A medida que te leía me daba mucha risa, es que es tal cual! es muy absurda! Me pregunto qué fue lo que me gusto jajajaja… Han pasado unos cuantos años, igual no sé si la vería de nuevo. Creo que con la visión que me diste, ya no tendrá el mismo efecto (o quizás he madurado y ya) No soy de ver las mismas películas varias veces de todas formas! En fin, me gustó tu critica. Saludos!!

      • Me alegra que te haya gustado la critica. La idea es que, ya que escribo un «toston» de 2300 palabras, por lo menos que sea divertido. Y aunque no ha quedado como me gustaría, por lo que he explicado antes, veo que por lo menos el articulo cumple su cometido, que es entretener. Gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.