Política

¿Los buenos siempre se tienen que morir?

Patrocinado


¿Los buenos siempre se tienen que morir? - Política

¿Los Buenos Siempre se tienen que morir?

 

 

Resumen

En este artículo se analiza la confrontación entre la moral y el egoísmo por motivos personales que han evolucionado a través de la historia entorno a la política colombiana. Dando a conocer la influencia y la importancia que han tenido pocos ciudadanos, que por medio de una formación de liderazgo, traen a colación una convicción que parte de un pensamiento que abarca la necesidad de la sociedad y manifiesta con argumentos la realidad desde una perspectiva que determina las cosas como son, y que a pesar de su muerte estos personajes dejan una huella que es fiel y veraz de fomentar un criterio propio, lejos del bipartidismo y de la falacia naturalista.

Resultado de imagen para bipartidismo caricatura

 

 

Introducción

En Colombia siempre ha existido un bipartidismo impregnado de ideales, dogmas, conflictos mentiras y una gran hipocresía ante los verdaderos motivos y objetivos que tienen estos partidos. Sin embargo en lo que respecta, todo colombiano tiene noción de que esta es una verdad y un hecho irrefutable a pesar de que duela o lo quieran negar con excusas vagas, a pesar de esto siempre han existido pocos ciudadanos que tienen un criterio propio, y un conocimiento entorno a la historia de Colombia los cuales han tenido la intención de abrirles los ojos a la sociedad por medio de una perspectiva y un argumento que tiene su base y su fuerza en hechos, pero que aun así sus esfuerzos a veces son en vano y solo se reconocen o se toman en cuenta después de fallecer. Un ejemplo claro es Carlos Gaviria, este abogado, docente y político tenía una intención clara, y una perspectiva bastante concisa con la problemática de Colombia ante la corrupción, la salud, la educación  y la riqueza pesimamente distribuida, en vida este señor por medio de su intelecto tomo la iniciativa para dar a conocer estas verdades bizarras y buscarles una solución por medio de diversas conferencias y en el ámbito político que era alternativo y de “izquierda”.

LA FACHADA DE LA DEMOCRACIA

Teniendo en cuenta la conferencia en Viena de Carlos Gaviria, podemos llegar a entender la realidad en la que el país se ha ido desarrollando y la influencia del miedo que corroe la sociedad por ese falso bipartidismo, ya que hace unos años el problema en cuestión económico era el “conflicto armado” según el gobierno, sin embargo esto  era una simple excusa para evadir la realidad en cuestión de la pobreza, lo dicen las estadísticas, el 20% del país está en esa condición. Hoy en día se ve ese mismo miedo para las elecciones entre derecha e  izquierda, en donde se presentan líderes populares que infunden el mismo miedo con el historial que ha vivido el país,  para su propia campaña en vez de tener un criterio y una moralidad política que tenga como fin un ideario común, ya que no hay políticas sociales estables en que realmente se convierta en realidad todo lo que dice la constitución del 91. Esta fachada de la democracia sale a relucir en las elecciones pues muchas de las personas que viven en la miseria pueden comer gracias a la “caridad” de las campañas, en efecto esta es una manipulación ante la sociedad, puesto que el discurso político siempre está ligado a esas palabras de: “yo soy del bueno, yo no cometo ciertas equivocaciones, yo soy de centro, yo soy blando”. Cuando realmente está de por medio un objetivo personal que vincula a ambos partidos y que entra en connotación con la frase de que esos partidos “son 2 caballos de un mismo dueño”, ya que se crean alianzas a causa de ese objetivo personal y por lo tanto no hay un cambio si no la misma administración bajo un nombre más.

Resultado de imagen para caricatura de carlos gaviria

MIEDO O CONVICCION

Las reformas que se plantean hoy en día tienen que ser concretas en esa brecha de estratos, por la riqueza mal distribuida y la pobreza en mayoría, ya que ese criterio distributivo de que entre pobres si debe haber pero el bolsillo de los ricos  no se puede tocar da a entender a las personas que se contenten con lo que tengan y no aspiren a nada más, creando un recelo mezclado con venganza e hipocresía. En la política y en toda profesión debe existir una moral acompañada de una tarea pedagógica en la que la meta sea servir, ayudar, prosperar. No que se presente un mesías porque las palabras se las lleva el viento y los actos son los que tienen y cargan una convicción de trascender como se puede interpretar y comprender en el libro el olvido que seremos en el cual Héctor abad Gómez, complementa y llena esas características pues su profesión y su convicción en defender los derechos humanos en una época que estaba abordada de dogmas, ideales y demasiada violencia, demuestra que la contraparte y el cambio se pueden encontrar, formar y alcanzar, para que no exista esa excusa de hacer el mal porque nos gobiernan mal si no crear una ética ciudadana que cambie esta sociedad, donde la pasión no sea el poder y la estabilidad no sea una utopía. Los buenos siempre tienen que morir para dejar un legado, un recuerdo que tenga influencia en las personas, que sus actos queden en memoria de cómo son las cosas  en nuestra realidad, para no dejar en el olvido esa intención de “abrirnos los ojos”

CONCLUSIONES

Colombia puede llegar a tener un cambio radical si se aplica esa ética ciudadana, respetando lo que está establecido en la constitución, pero si el miedo sigue en pie por campaña, las cosas van a seguir igual y ese mecanismo de participación se verá influenciado. Aun se tiene la oportunidad de que ese legado que nos han dejado no por ideales si no en un criterio propio lleve a mejorar la situación política, histórica y económica, si hay más “buenos” que mueran por esa causa que puede sonar rebelde, ese legado no se perderá si no que renacerá en cada generación para que al final haya un beneficio en cada entorno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.67 - 30 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

verdad-o-posverdad

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información

Publisuites