Historia

Los Excesos De Juan Xii, El Papa Fornicario

Los Excesos De Juan Xii, El Papa Fornicario - Historia

 

La iglesia católica ha escondido y tratado de no revelar pasajes oscuros de su historia durante mucho tiempo. Escandalosas revelaciones han salido a la luz después de muchos años, décadas e incluso siglos, Muchos de estos escándalos datan de la época medieval y en muchos casos son usados, con fundamento, para desprestigiar a la iglesia.

El oscurantismo ha sido una de las épocas más terribles para la para la humanidad, el indiscutible retraso de la ciencia. La iglesia católica se había apoderado del mundo, las torturas y castigos eran terribles para todo aquel que se atreviera cuestionar no solo su ideología, sino también su poder. Pero, si hay algo que la iglesia ha intentado ocultar siempre es o son las locuras, perversiones y muy escandalosas ‘’excentricidades’’ de sus papas.

VICIOS, DESCONTROL Y PORNOCRACIA

Durante la edad media, la iglesia no aprobaba el sexo como una actividad meramente placentera; incluso llegaron al punto de restringirlo en fechas ‘’sagradas’’ (navidad, cuaresma, fiestas a la virgen, etc.). Se condenaba toda practica ‘’anti natura’’ (homosexualismo, masturbación, fetiches, etc.), estas ‘’aberraciones’’ traían como consecuencia, a quienes las pusieran en práctica condenas no menores a los 3 años, para luego ser castigados por la inquisición. Pero, pongámonos a pensar. ¿Será posible que un lugar lleno de obispos y cardenales, hombres en su totalidad, no tenga urgencias sexuales? Para salir de este problema los Sumos Pontífices no tuvieron mejor idea que hacer oídos sordos a todo esto. Reglas como el célebre y ‘’bien cumplido’’ celibato, serían ignorados por estos sujetos; es así como podemos identificar a lo largo de la historia: Papas homosexuales, Papas hijos de Papas, Papas hijos de sacerdotes, Papas fetichistas, Papas que cometieron incesto, asesinato, violaciones, torturas,

La perversión de sujetos como Julio III, quien se enamoraría de un ladronzuelo de 15 años aproximadamente, al que luego convertiría en cardenal para tenerlo más cerca y poder jactarse de su vigor sexual en reuniones. Concursos de prostitutas, orgias incestuosas, orgías homosexuales; son solo algunas de las perversiones que han tenido una larga cadena de papas, englobados en un solo término: ´´La Pornocracia´´. Pero, es sin duda Juan XII el que se lleva el premio mayor, no tanto por una perversión superior a la de sus predecesores; sino más bien porque ‘’cerró con broche de oro’’ esta época ultra oscurísima de la iglesia. ´´El Papa Fornicario´´ como seria conocido tiempo después, no solo mantenía relaciones sexuales con su madre, sino que tenía un harén de prostitutas, e incluso se le acusaría de asesino, sacrílego, adoraciones al demonio y adicción por los juegos.

EL PAPA MÁS JOVEN DEL QUE SE TIENE REGISTRO

Fue el Papa número 130 de la iglesia católica y fue consagrado por su padre Alberico II; quien antes de morir lo consagraría como Papa para evitar perder el poder. Su inmadurez hizo que tiempo después sea acusado por los cardenales de adorar al diablo, jugar a los dados pidiendo a los demonios que intercedan por él, e incendiar decenas de edificios. Pero, sería su ‘’perversión’’ lo que lo consagraría como el ´´Papa Fornicario´´, que no se atrevía a respetar a ningún varón o mujer (era bisexual) que se interpusiera en su camino, sin importar su edad, estado civil, condición social, e incluso le importaba un bledo que sean de su propia familia.

EL PAPA FORNICARIO

Después de que su padre, quien es un claro ejemplo del desacato del celibato, le dejara el papado, Juan XII iniciaría sus excesos. Juan era bisexual, amaba violar adolescentes de ambos sexos en público, a los cuales cada vez que se le antojaba lanzaba a los perros y mulas junto con sus prostitutas. Juan no era un Papa al que le gustara lo convencional, entre sus ´´aportes´´ se encontraba la influencia de varias religiones incluso opuestas ideológicamente al cristianismo. Formo un harén de prostitutas que no solo sería el más escandaloso del vaticano, sino uno de los más grandes que jamás hayan existido. Una mujer decente jamás se hubiera atrevido a cruzarse en su camino, como ya dije antes, a este sujeto no le importaba nada. Las relaciones incestuosas con su media hermana de 14 años, su sobrina y su madre Teodora (la prostituta ´´predilecta´´ del papado) son probablemente sus crímenes más reprochables. Tal fue el jaleo que este Papa armó que los gobernantes de la ciudad, se vieron obligados a colocar letreros de advertencia sobre el peligro que corrían las mujeres al acercarse a la iglesia a ciertas horas, dándole la categoría de un vulgar delincuente.

Pero sus andadas no solo irían en torno al sexo; se cuenta que en una ocasión compro 200 yeguas a las cuales alimentaba con frutos secos de la más fina calidad, mientras que su población se moría de hambre. Haría que castren a un cardenal recién consagrado, luego de que este le recriminara el por qué había realizado la ceremonia en un establo. En sus partidas de dados de costumbre Juan XII para revertir su mala suerte habría invocado al mismísimo Satanás, sí; aunque parezca increíble lo habría hecho. E incluso le armo un altar en donde estaba ubicado el de San Pedro, los pecados del Sumo Pontífice serían tan terribles que en una ocasión le arranco los ojos a su confesor. Seria extenuante no solo escribir sobre las aberraciones del papa, pero sería aún más extenuante investigar más sobre él, hoy solo te presenté sus más célebres costumbres.

CONFLICTOS Y LA LEGENDARIA MUERTE DEL FORNICARIO

Durante esa época el rey de Italia intento extender sus dominios hacia los territorios de la iglesia, esto causaría la furia del Sumo Pontífice. Juan XII inmediatamente buscaría una alianza con Otón, rey alemán. Otón ingresaría a Roma en el año 962, firmando una alianza que Juan XII solo respetaría durante la presencia de Otón, porque luego formaría alianzas con reyes bizantinos. El rey alemán volvería a ingresar a Roma en el 963, obligando a Juan XII a huir. Para cuando Juan XII volvió, su cargo ya había sigo ocupado, intento sin éxito armar un ejército (con fondos del sacrilegio cometido antes de huir), para recuperar su trono, pero fue imposible.

Juan XII moriría en mayo del 64, la versión poco conocida de su muerte nos cuenta que sufrió una apoplejía (una especie de derrame cerebral) en pleno acto sexual. Sin embargo, muchos nos quedamos con la versión del asesinato, Juan XII sería descubierto por un marido celoso en la cama de su mujer, el marido no lo pensaría dos ves y le daría un martillazo que resultaría mortal.

Mucho se puede decir sobre el Sumo Pontífice, me atrevería a decir que todos los comentarios serían en contra. Pero, este Papa murió en plena práctica de su vicio más profundo: el sexo.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

RAMCO

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría comenzar a escribir y además poder ganar dinero mientras tanto?
Escribe en NoCreasNada y te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información