Sociedad

Los hábitos



Los hábitos - Sociedad

La bandera son mis hábitos y la exaltación de ellos ejercerlos

En medio de una civilización llena de ruidos, inseguridades, sueños, es difícil tener iniciativa, una iniciativa que a partir de este momento la llamaremos hábitos. Desde entonces, ¿qué significa tener iniciativa en medio de esta sociedad? Consiste solamente en darse, en respetar, en ver la necesidad del otro, el bienestar de aquel que está a mi lado; y hoy a toda esta serie de elementos lo podemos llamar hábitos, no consiste entonces en hacer más allá de lo que tú y yo como ciudadanos podemos hacer. Hoy la sociedad también aclama, sí, aclama gente con hábitos, con iniciativa, que pueda decir buenos días, permiso, por favor, disculpa, para que así dé gusto a una civilización donde crear hábitos sea la bandera y ejercerlos la mayor exaltación.

El Evangelio de Mateo nos recuerda en su capítulo 5, 13 «Ustedes son la sal de la tierra. Mas si la sal pierde su sabor, ¿con qué se le salará?» Episodio central para nuestro tema, porque nos indica que cada uno, cada persona, cada ser relacional puede condimentar, dar sabor a una sociedad sobria, sin gusto por falta de buenas costumbres, de buenos hábitos que nos hagan crecer cada día más como seres humanos y miembros de la misma comunidad. No se trata entonces de no tengo, no puedo, no me toca, sino más bien de yo puedo, yo colaboro, te ayudo, o tan simple como ir a tempranas horas al trabajo y montarme en el bus y decir buenos días, o al finalizar la noche retomar aquella bendición que te daban tus padres ante de irte a la cama, este quizás puede ser un hábito a retomar, sin necesidad de ir tan lejos o de hacer cosas extraordinarias.

Finalmente queremos decirte una última cosa y es que crear hábitos no es tan sencillo, pero darle sabor a tu vida, a tus mañanas, a tu familia, depende de ti. Hoy tú también puedes ser sal de la tierra, que con mínimas cantidades es capaz de dar sabor a grandes multitudes, hoy la sociedad necesita de gente con iniciativa, gente con buenas costumbres, con sabor, con hábitos, capaz de ser los abanderados en medio de una sociedad maltratada que solamente necesita de hacer lo extraordinario lo ordinario, hoy tú también  puede ser sal de la tierra y hacer de las acciones buenas un hábito de día a día.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.33 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

epjcaracas

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.