Anuncios
Sociedad

“Los Infieles, También Son Inocentes”

“Los Infieles, También Son Inocentes” - Sociedad

El romance, la pasión  y el sentirse enamorado, son vivencias estupendas que pueden llevar a la persona a sentirse en las nubes, completamente realizada y plena, cuando de  satisfacciones mutuas se trata en la relación; hasta se llega a creer que durará para siempre, porque va enfundado entre confianza  y respeto desde un inicio,  sin embargo si no se cuidan todos esos aspectos circunstanciales en el otro, suele jugar una mala pasada y más cuando surge el interés en otra persona dando lugar a la infidelidad, que nace  porque no se  cumplen o se  satisfacen las expectativas que se tiene en cuanto a recibir placer; entonces lo hallan en alguien más que sí lo hace, porque se cree tener el derecho de hacerlo viéndolo como una única oportunidad que se presenta en la vida;  en ocasiones, se pude herir al otro sin intención, haciéndolo sentir  defraudado,  desilusionado, incluso engañado; generando culpa y resentimientos, siendo éste el tema a desarrollar, se reconocerá la importancia que recae en la comunicación como elemento principal y parte del proceso al aceptar, aclarar y seguir adelante, porque los infieles pueden ser o no inocentes, y  la forma en que se lidie con ésto los motivará  a decidir, si continuar o caducar definitivamente la relación en la que se encuentre.

Tal como indica la siguiente cita “las parejas raramente se sientan a hablar de ello porque solo se tiende a concebir infidelidad como un encuentro o varios donde ha habido conductas sexuales”, por tanto, no entramos en detalle ni hacemos pactos y acuerdos al respecto. En general la mayoría de las parejas tienen dificultades en la comunicación sincera y en la negociación de límites, por lo que no tenemos claro qué es aceptable y permisible y qué no lo es dentro de nuestra relación ya que cada relación es un mundo (Pérez, 2012). como se puede observar, las parejas que  suelen tener una mala comunicación tienden a ser infieles porque no se dicen abiertamente lo que piensan o quieren llegar a sentir, ni tampoco ponen ciertas condiciones para limitarse.  Esto ahora no quiere decir  que hay que  marcar  unas reglas estrictas y duras de lo que se puede y no se puede hacer;  porque  lo que fomenta la infidelidad es la necesidad de respirar, es la sensación de ahogo y prohibición porque cuando se tiende  a ser muy estrictos, es por una gran  inseguridad, baja autoestima y miedo al engaño.

 

 

Es también relevante, mencionar que  la infidelidad es la ruptura de una promesa de permanecer confiable el uno al otro, por ser una promesa que puede adquirir la forma de matrimonio, noviazgo o unión libre; se da por  un abuso o mal uso de la confianza que se ha depositado, siendo crucial el hecho de entender los sentimiento que aparecen como una etapa de desencanto, negación, rechazo, abandono, traición, ira  y  cansancio por constantes diferencias donde la razón se debe a que la sola imagen del esposo o la esposa teniendo relaciones sexuales en los brazos de un amante, es perturbadora; y hace difícil evitar el surgimiento del resentimiento,  Como  aprecia (walter, 2015) en su  definición  “La infidelidad no solo es engañar o quebrantar un código moral, es lastimar, herir y destruir al semejante”.

No todo en la relación es positivo, no todo es encanto, belleza, inteligencia, habilidades y otros factores que se consideraban tener  además de la  atracción que se sentía existir construyendo  a manera significativa, por haber prometido apreciarse y protegerse de por vida desde que se conocieron.  Como se enseña en las siguientes palabras “infidelidad en las relaciones amorosas es cuando uno de los dos involucrados quebranta el compromiso de exclusividad de la pareja, establecido de mutuo acuerdo (informalmente) o por matrimonio (formalmente), al mantener una relación con una persona externa a la pareja de forma ocasional o continua” (Escobar, 2018).

 

 

Es obvio que  existen maneras insospechadas con las que se participa a ceder en la infidelidad sin darse  cuenta, como mandar un mensaje subido de tono, quedar con alguien generando un vínculo coqueto y romántico, enviar una foto sin ropa, mandar un icono de corazón, ocultar chats, entre otras cosas  que se hacen de manera  involuntaria e inconscientemente, tal como lo expresa  (Coleman, 2006) “Affairs occurring at this stage in the relationship are often the most damaging. The cheating individual traditionally develops a deep bond with the other person. The faithful mate will question the others fidelity more than at any other point. Affairs occurring during this period will continue for the longest period of time as well”  lo  que va disminuyendo la atención en el otro, disminuyendo  los minos y halagos que forman parte del amor, de construir  y cuidar una relación.

 

 

Dentro de este marco, no se puede negar que hay infieles que aún y teniendo todo como  afecto y atenciones, involucran a un tercero en  la relación;  con su pareja actual se ve tan feliz porque lo son, a según “están en una etapa bonita”   pero secretamente  también goza de otros privilegios fuera de ese núcleo, siendo egoísta, de hecho manifiesta al tercero desde el comienzo que ya tienen a alguien estable y que está comprometido, que no la dejará pase lo que pase, por nada del mundo, y ese otro acepta descaradamente a asumir las consecuencias y ya a sabidas que eso va a ser parte de una infidelidad concientizada.

Por esta razón, el deseo en ese momento es más importante, a ese tipo de infieles no se les considera inocentes; aunque tienen la opción de terminar a tiempo su aventura y continuar como si nada quedándole como recuerdo y en total silencio o contarle a su verdadera pareja lo que le ha ocurrido y por qué con el fin de avivar la llama si de eso se trataba porque aún hay amor; claro que también se ven casos donde no lo hay, en ese dilema lo mejor sería dejarse llevar por sus sentimientos más sinceros pero de igual manera dejar a una de las dos personas con las que anda al mismo tiempo, cosa que sería lo más razonable y justa, por lo que no  seguiría siendo inocente; así mismo,  está el caso con el tipo de infiel que engaña a ambas partes hasta que todo se le viene al piso quedando al  descubierto por no ser capaz  de confesar la verdad, por miedo a perder lo que hasta ese momento a formado (dos vidas distintas).

Otro motivo directo,  el qué dirán de los demás, por eso es que lo mantiene bien oculto y se afana por guardarlo, sin omitir;  por el simple hecho de despertarle más placer sintiéndolo como prohibido, o un pecado.  En fin,  por estar tan involucrados emocionalmente que no sabe qué hacer dejando un desastre a su paso y a dos personas lastimadas y quedando en soledad como dicen por ahí sin chivo y sin mecate.

La otra cuestión es realmente ¿puede ser inocente un infiel?,  sí, por no haber sabido expresarse o por no haber sabido comunicar. Por no conocerse a sí mismo, y no tener bien definido qué quiere, Si puede ser inocente, al sentir una fuerte atracción después que se ha comprometido con otra persona encontrando nuevas sensaciones y emociones ya descuidadas por su pareja actual. Por haber caído en la rutina por ejemplo.

Como lo sustenta en su trabajo la sexóloga Núria Jorba  (Jorba, 2018) “La infidelidad suele considerarse en el seno de una pareja”. En este caso, la infidelidad supone una vulneración del acuerdo de exclusividad (monogamia) que quienes integran una pareja se comprometen a mantener, ya sea de forma implícita o explícita. Respetar el proyecto compartido, no mentir ni ocultar y, sobre todo, mantener relaciones sexuales sólo con la persona que se ha escogido como pareja son algunas de las cuestiones que hacen a la fidelidad. La monotonía, una escasa y nada atrayente pasión sexual, descubrir nuevas sensaciones o sentirse deseado son algunas de las razones que esgrimen los expertos como la causa de la mayor parte de las infidelidades que se producen, entendiendo que monogamia es el régimen familiar que prohíbe tener más de una esposa al mismo tiempo, en el cual no se miente ni se oculta nada.

Aunque  la realidad, es que la infidelidad es un riesgo al que todos están expuestos, por lo que conviene no cerrar los ojos. No se trata exactamente de desconfiar de la pareja, pero tampoco de “confiar ciegamente” y estar alerta no debe confundirse con desconfiar, ni de andar siempre con celos infundados, puesto que es  muy importante comportarse como desearíamos que se comportasen con nosotros. Es una manera de moldear el vínculo de la relación de un modo positivo y de tener una actitud íntegra con nosotros mismos.

En líneas generales, se puede  mencionar que a pesar de ser sorprendentemente, la mayoría de los casos la infidelidad no conduce al divorcio o separación. Más bien las parejas se esfuerzan por reconciliarse, y usualmente tienen éxito. Todo dependiendo el caso que se vivió.  Según un estudio realizado por la antropóloga biológica Helen Fisher, del Instituto Kinsey de Sexología, demostró que “unos ‘cachos’ incluso pueden hacerle bien a una relación” (Fisher, 2016) y se debe porque conlleva a la pareja a revalorar el tiempo que han pasado juntos como para separarse a ciertas alturas.
Bibliografía:
Coleman, H. (2006). When Does Infidelity Occur? infidelityfacts, obtenido de https://bit.ly/2J5JGdo.

Escobar, L. (2018). Significado de Infidelidad. significados, obtenido de https://bit.ly/2OxzujG.

Fisher, H. (2016). ¿Tras una infidelidad, ¿se puede salvar una relación? vanguardia, obtenido de https://bit.ly/2OAsN0k.

Jorba, N. (2018). ¿Qué es infidelidad y qué no lo es? la vanguardia, obtenido de https://bit.ly/2CTr3sU.

Pérez, J. (2012). Infidelidad: definición, causas y consecuencias. rya psicologos, obtenido de https://bit.ly/2Csk5tN.

walter, R. (2015). ¿Qué dice la psicología sobre la infidelidad? la mente es maravillosa, obtenido de https://bit.ly/2Oyuprd.

Anuncios
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

3.67 - 3 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Adriana Betancourt

1 comentario

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información