Sociedad

LOS OJOS QUE VEN, PERO NO ACTÚAN



LOS OJOS QUE VEN, PERO NO ACTÚAN - Sociedad

Hace unos años experimente una situación que hizo que me planteará muchas cosas, y puede que llegara a sentir un poco de rechazo hacia las personas.

No culpo a las personas directamente, quizás a veces no tenemos un libro de instrucciones que nos diga que tenemos que hacer en cualquier situación, pero lo llevo un poco más a lo moral, a lo que nos hace quizás diferentes a otras cosas o seres.

Mi opinión es que si todos ayudaramos al que en ese momento lo necesita, esta sociedad volvería a humanizarse de nuevo, y tal vez evitariamos muchas cosas. Esas que defendemos a través de las redes, la televisión, la radio pero que a veces podríamos poner la tirita antes que la herida.

Yo fui afortunada, alguien me vio y se paro a ayudarme, me habían visto muchas personas pero ninguno hizo nada, aun viendo lo vulnerable que era, la situación en la que me encontraba, nadie se paro ayudarme, pasaban por mi lado y miraban para otro lado, pero él, que no me conocía de nada intervino, sin saber el riesgo, se interpuso entre mi pareja y yo, o podría decir entre mi MALTRATADOR y yo, ese chico al que yo no conocía de nada, me salvo, salvo mi vida, hizo que viera la realidad de mi vida, aún siendo él un desconocido para mi, pero defendió una injusticia y ayudo a alguien, sin esperar nada, solo por ayudar.

Ese día entendí que no siempre las cosas se hacían a cambio de algo, ni hay que mirar a otro lado cuando alguien lo necesita, es una cuestión de principios que las personas nos salvemos los unos a los otros, mañana podrías ser tú, o alguien de tu familia, ¿No le ayudarías?

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lilidancingqueen

2 comentarios

  • Lo mejor es prevenir que haya que llegar a estas situaciones. Es posible que fuese práctico volver a una vida amorosa más ordenada, en la que la mujer sea mucho más selectiva y se deje llevar menos por sus emociones primates. Sentido y sensibilidad, como escribió Jane Austen.
    Puede que volver a necesitar el permiso de los padres para salir con una mujer cuando es menor de edad, y su bendición cuando ya lo es, mejorara esta situación. Una chica podría escudarse en la negativa de los padres para evitar el acoso de hombres inadecuados; y los padres ayudarían a filtrar a los candidatos.
    Igual que los hombres tenemos puntos débiles a la hora de valorar a una mujer, a las chicas les ocurre otro tanto: la herencia primate provoca que los hombres agresivos, dominantes y embaucadores sean más atractivos, ya que en poblaciones homínidas solían ser los que se imponían y las mujeres buscaban la protección del más bruto para ellas y sus hijos.
    Además, en el ciclo hormonal de la mujer, hay un pico de fertilidad en el que las mujeres son mucho más receptivas a hombres fuertes, libidinosos y traidores, ya que era una manera de seleccionar una biología fuerte que se combinaba con la cultura adaptativa que ofrecen los buenos padres y parejas.

    Hacer equipo con los padres, incluso si son anticuados, es quizá una manera buena de evitar ser traicionadas por el instinto y tener contacto con hombres que pegan, gritan, mienten y no respetan a la mujer.

  • Ese hombre no actuó así por generosidad o principios, sino por ser fiel a sí mismo. Igual que tener brazos u orejas es parte de nuestra identidad física, la forma en que reaccionamos y nos comportamos también es constitutivo de quienes somos. Por lo que es, en el fondo, el impulso de preservación el que nos lleva a actuar. Igual que tenemos que preservar el cuerpo, tenemos que proteger nuestra alma de su disolución. En este sentido, todo lo que hacemos es por nosotros que lo hacemos, y por nadie más; lo que ocurre es que nuestro ego no termina en la piel, sino que se extiende también a nuestra relación cercana con el mundo.

    . De un hombre y un buen ciudadano se espera que intervenga en defensa de otros que están siendo amenazados; a menudo la reacción es instintiva y automática. En España sin embargo ha habido bastantes casos en los que la persona que ha intentado interponerse ha salido muy mal parada, o denunciada por la propia mujer agredida por meterse a ayudarla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información