Sociedad

Los precursores de la sociología



Los precursores de la sociología - Sociedad

Comienzos

Los seres humanos siempre hemos sentido curiosidad por las fuentes de nuestro propio comportamiento, pero durante miles de años los intentos por comprendernos a nosotros mismos se apoyaron en formas de
pensar transmitidas de generación en generación que, con frecuencia, se expresaban en términos religiosos. El estudio objetivo y sistemático del
comportamiento humano y de la sociedad es un hecho relativamente reciente, cuyos orígenes se remontan a principios del siglo XIX.

Una evolución clave fue la utilización de la ciencia en vez de la religión para comprender el mundo. Las preguntas que estos pensadores del siglo XIX querían contestar: ¿qué es la naturaleza humana?, ¿por qué está estructurada la sociedad de una determinada manera?, ¿cómo y por qué cambian las? sociedades, son las mismas que se plantean los sociólogos de hoy.

Auguste Comte 

Es evidente que, por sí solo, ningún individuo puede fundar toda una disciplina y fueron muchos los autores que participaron en los orígenes del pensamiento sociológico. Sin embargo, se suele conceder una especial importancia al autor francés Auguste Comte (1798-1857), aunque sólo sea porque fue él quien acuñó el término «sociología».

Inicialmente Comte hablaba de «física social» para referirse al nuevo campo de estudio pero sus rivales intelectuales también utilizaban este término. Comte quiso distinguir su perspectiva
de la de los demás, de modo que acuñó el término «sociología» para describir la disciplina que se proponía crear. Pensaba que esta nueva área podría producir un conocimiento de la sociedad basado en datos científicos y consideraba que la sociología era la última ciencia que quedaba por crear.

Para la sociología debía contribuir al bienestar de la humanidad utilizando la ciencia para comprender y, por tanto, predecir y controlar el comportamiento humano.

Émile Durkheim

Las obras de otro autor francés, Émile Durkheim (1858-1917), han tenido una influencia más duradera en la sociología moderna que las de Auguste Comte. Según Durkheim, para
llegar a ser científica, la sociología debía estudiar hechos sociales, es decir, aspectos de la vida social que configuran nuestras acciones individuales. Creía que debíamos estudiar la vida social con la misma objetividad con que los científicos se ocupan de la
naturaleza. El primer principio de la sociología para Durkheim era el famoso «¡Estudia los hechos sociales como si fueran cosas!». Con ello lo que quería decir era que la vida social puede ser  analizadacon el mismo rigor que los objetos o acontecimientos de la naturaleza.

Karl Marx

Las ideas de Karl Marx (1818-1883) contrastan vivamente con las de Comte y Durkheim. Los trabajos de Marx cubren diversas
áreas e incluso sus críticos más severos consideran que su obra tiene una enorme relevancia para el desarrollo de la sociología. Gran parte de su obra se centra en cuestiones económicas pero, considerando que siempre trató de conectar los problemas económicos con las instituciones sociales.

La perspectiva teórica de Marx se basa en lo que él llamó la concepción materialista de la historia. Según este enfoque las principales causas del cambio social no son las ideas o los valores de los seres humanos. Por el contrario, el cambio social está primordialmente inducido por influencias económicas. El conflicto entre las clases -ricos frente a pobres- constituye el motor del desarrollo histórico. En palabras de Marx: «Toda la historia humana hasta el presente es la historia de la luchas de clases».

Con esto no quería decir que fueran a desaparecer todas las desigualdades entre los individuos sino que la sociedad no estará dividida entre una pequeña clase que monopoliza el poder económico y político y una gran masa de personas que apenas se benefician de la riqueza que genera su trabajo. El sistema económico pasará a ser de propiedad comunal y se  establecerá una sociedad más igualitaria que la actual.

Max Weber

Max Weber (1864-1920) no puede ser etiquetado únicamente como sociólogo, ya que sus intereses y preocupaciones se extendieron a diversas disciplinas.

Como otros pensadores de su tiempo, intentó comprender el
cambio social.

Para Weber los factores económicos son importantes, pero el impacto de las ideas y los valores sobre el cambio social es igualmente significativo.

Según Weber, el capitalismo no es más que uno de los muchos factores importantes que constituyen el desarrollo social. Describió el conjunto constituido por los avances científicos, la tecnología moderna y la burocracia como racionalización, es decir, la organización de la vida social y económica según principios de eficacia y, basándose en conocimientos técnicos.

Autores recientes

Michel Foucault y Jürgen Habermas

Entre los más prominentes pensadores con enfoque sociológico de los últimos tiempos hay que tener en cuenta al pensador francés Michel Foucault (1926-1984) y al autor alemán Jürgen Habermas (nacido en
1929).

Foucault ha sido una de las figuras más sobresalientes del
pensamiento social del siglo XX. En sus obras se ocupó de materias similares a las analizadas por Weber en sus estudios de la burocracia: el desarrollo de las prisiones, hospitales, escuelas y otras organizaciones a
gran escala. Para Foucault, la «sexualidad» no siempre ha existido, sino que ha sido creada por los procesos de desarrollo social. En la sociedad moderna, la sexualidad se convierte en algo que «tenemos», en una propiedad del yo.

Para la sociología el estudio del poder es de crucial importancia. Marx y Weber hicieron un especial hincapié en el poder y Foucault ha seguido algunas de las líneas de pensamiento que ellos iniciaron. Por ejemplo, consideraba que la sexualidad siempre está vinculada al poder social y cuestionaba la idea de que un mayor conocimiento conduzca a una mayor libertad, porque lo concebía como una forma
de «etiquetar» a las personas y de controlarlas. Hoy en día quizá sea Habermas el principal pensador con un enfoque sociológico.

En la sociedad en la que vivimos el crecimiento económico suele ser lo más importante, pero esta situación hace que la vida cotidiana no tenga sentido. De esta manera, Habermas retorna el concepto durkheimiano de anomia, aunque lo utiliza de forma novedosa.

Según sus fundadores, la sociología es una ciencia porque conlleva métodos de investigación
sistemática y la evaluación de teorías a la luz de los datos y de un argumento lógico. Sin embargo, no puede seguir directamente el patrón de las ciencias naturales, ya que existen diferencias fundamentales entre el estudio del comportamiento humano y el de la naturaleza.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Chica gris

3 comentarios

  • Marx, Durkheim y Weber, como bien expones, son los teóricos que colocan las piedras angulares que jalonarán muchos de los estudios posteriores de las ciencias sociales. Muestran también una preocupación por la cuestión del objeto y el método, estableciendo reglas metodológicas. En otras perspectivas se sitúan aquellos que distinguen entre “sociología” y “marxismo”, postulando la irreductibilidad de ambos enfoques.
    El distanciamiento del marxismo de lo se denomina como “sociología” se ha efectuado desde distintas ópticas y con intenciones diversas.
    Unas veces la sociología se basa en un antisocialismo; y, otras, como sucede hoy, algunos sociólogos de todas las escuelas, y más bien burgueses quieren convencernos de que el marxismo es un fracaso, alegando que las crisis responden a factores subjetivos y colectivos, eso sí, nunca a razones de las crisis del capital. Esta sociología aparece en la historia del pensamiento como la corriente derechista que surge simultáneamente a la escisión del socialismo utópico. Es decir que tenemos el marxismo por la izquierda, y por la derecha, la sociología.
    ¿Por qué al marxismo no se le perdona nada, y a la sociología todo? Porque está claro que al marxismo hay que aplastarlo sin contemplaciones, y es porque el marxismo aparte de buscar respuestas en lo social, también quiere revolucionarlo. Esta es la diferencia insalvable entre marxismo y sociología.
    Buen artículo, Chica gris.

  • Karl Marx y Michel Foucault no son precursores de la sociología, ni sociólogos; ya que no hicieron estudio científico alguno, y sólo comentaban sus lecturas filosóficas. La sociología es una ciencia social basada en experimentos y la sinergia con otras ciencias, no una filosofía (en este caso, la rama anti-filosófica de la Filosofía). Luego Marx y Foucault no son sociólogos ni contribuyeron nada a la sociología. El hecho de que pinten tanto en la sociología de hoy no es bueno, es producto del neo-lisenkoismo rampante que somete la ciencia a la ideología política.

    1
    1
    • Foucault era un chiste, un degenerado que cambiaba la historia a conveniencia, en general un loco dispuesto a decir cualquier locura y defender cualquier perversidad para justificar sus miserias personales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información