Cine y Televisión

Lucifer o la representación liberal del mito



Lucifer o la representación liberal del mito - Cine y Televisión

Lucifer trata sobre el mito del “diablo” que, cansado de reinar en el infierno, decide tomarse unas vacaciones en Los Ángeles, donde administrará un club nocturno y será asesor de la policía, participando en la investigación de casos donde hay asesinatos, cuya investigación siempre estará a cargo de una atractiva detective.

La serie cuenta ya con tres temporadas producida por la Fox, no obstante, ésta la canceló en mayo del 2018, pero gracias a una campaña promovida por los fans y los actores, Netflix salió al rescate, produciendo la cuarta temporada que se estrenará este otoño/primavera.

Se rumorea que Fox (adquirida por Disney) habría decidido cancelarla por ser una serie icónica con un cierto aire irreverente hacia la cultura judeocristiana, hecho que habría molestado a cierta facción más conservadora en USA.

El protagonista, un ser maligno por excelencia, aparece representado más como un hijo rebelde que desafía a la divinidad y no tanto como un ser maligno que tortura y quema almas pecadoras. Encarnado por Tom Ellis, actor británico, que en la serie conserva su “cockney accent” interpretando de manera acertada al mítico ángel caído, le da un toque sardónico con tintes de humor negro, haciendo de la serie un plato exquisito de divertimento que descascara todos los clichés de la religión cristiana occidental.

El juego esencial está lanzado, los crímenes son una excusa constante para que el espectador vaya viendo un hilo conductor que desplaza toda la mecánica de la gran invención de Occidente, desde Adán y Eva, pasando por Caín hasta el mismísimo Lucifer. La metáfora se repite constantemente en la serie, representando de manera liberal el mito, sin dogmas ni prejuicios y abordándolo desde la literatura del entretenimiento, se vuelca a ofrecernos un leve recordatorio de la culpa, la ambigüedad del mal y el amor como una fuerza que desencaja.

Lucifer posee Alas, pero también el rostro del diablo, es casi invencible, aunque vulnerable al toque divino que representa la detective Chloe. Poco a poco en la serie los personajes van desmitificándose, abriendo toda una gama posibilidades para el enjambre narrativo.

Cabe proyectar que, con la nueva producción, la libertad creativa debiera potenciar más el universo de Lucifer, volviéndola más oscura, sarcástica y letal. Esperemos el resultado de esta cuarta temporada que se avecina con las fauces abiertas del averno misterioso de Netflix.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

yogiqrosawa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.