Literatura

Lusitania: el barco que cambió la Primera Guerra Mundial

Patrocinado


Lusitania: el barco que cambió la Primera Guerra Mundial - Literatura

Lusitania. Erik Larson. El barco que cambió la historia de la Primera Guerra Mundial.

Seguro que si pensamos en barcos hundidos el primer nombre que nos viene a la cabeza es el del Titanic. Tal vez sea por la película o tal vez sea porque el hundimiento del todopoderoso trasatlántico ha quedado en la memoria del siglo XX como la principal tragedia marítima. Tal es así que después de cien años todavía se recuerda, incluso para las generaciones que no tuvieron contacto con lo ocurrido. Pero en lo que respecta a naufragios marítimos el Titanic no es, por desgracia, el único, y ni siquiera el más importante o trascendente. A lo largo de la historia de la navegación marítima se han producido tragedias de este tipo. En el siglo XX, sin ir más lejos, hay más hundimientos dramáticos además del que recreó James Cameron en el cine. Por cierto, y aunque no tenga mucho que ver con este texto, lo dejo caer por aquí: no he visto nunca la película (ni tengo ganas de verla). Quedémonos entonces con este nombre, Lusitania. El nombre con el que fue bautizado este barco en el año 1906. Un trasatlántico propiedad de la Cunard Line, con capacidad para 2198 pasajeros, y que se hundió en aguas del Atlántico en el año 1915, tres años después de que lo hiciera el Titanic, propiedad de la White Star Line (la rival comercial de la Cunard). Ambas compañías navieras rivalizaban en tener el barco más grande. La Cunard fue ganando con el Lusitania hasta que la White Star apareció en con el Titanic. El Titanic se hundió de camino a Nueva York cuando un iceberg se cruzó en su camino. En cambio el Lusitania se hundió de camino a Dublín (procedente de Nueva York) cuando un submarino de guerra alemán se cruzó en su camino. Ahí radica la importancia de la historia del Lusitania. Estamos en mitad de la Primera Guerra Mundial. Y el Lusitania es un barco de pasajeros. ¿Qué pasó entonces? Por suerte para todos los amantes de las buenas historias, esas que no sólo están muy bien contadas sino que además están perfectamente documentadas, hay alguien que nos puede ayudar a comprender lo que pasó el 7 de mayo de 1915. Esa persona es el periodista Erik Larson.

Para entender la importancia del hundimiento del Lusitania, hay que ubicarlo en el contexto europeo del año 1915. Estamos en la Primera Guerra Mundial. Europa está en guerra. El imperio alemán, Italia y el imperio austrohúngaro, frente al Reino Unido, Francia y el imperio ruso. Los barcos y submarinos alemanes frente a la Armada británica, intentándo hacerse con el control del Mar del Norte y del Canal de la Mancha. Una posición clave para lograr la victoria final en la guerra. ¿Y qué hacía por entonces el aliado natural de los británicos? Estados Unidos se mantenía al margen. Y ahora volvamos al Lusitania. Un barco procedente de Estados Unidos. Con pasajeros americanos. Con mercancías americanas, etc. Estados Unidos entraría en la Gran Guerra dos años después, pero el acto realizado por Alemania, torpedeando un barco civil americano, fue para muchos el principio que los llevaría a ella.

¿Y esa es la historia? A grandes rasgos es así. Un submarino de guerra alemán hunde a un trastlántico civil. Y entonces, ¿por qué leer el libro que firma Erik Larson? Porque es sencillamente increíble. Larson reconstruye de una manera casí milimétrica la historia, pero no solo desde la perspectiva del Lusitania. Lo hace desde la perspectiva de algunos de los pasajeros que en el barco iban. Lo hace desde la perspectiva del capitán William Thomas Turner. Pero, como decía, la historia no solo es la del el Lusitania. Es la del submarino U-20 timoneado por Walter Schwieger. El submarino que torpedeó el trasatlántico. Larson va construyendo una serie de epsiodios previos antes del gran desastre. Va mostrando la historia de los pasajeros que van subiendo al barco en el puerto de Nueva York. Lo que hacían previamente. Desde donde venían. Para qué iban a Europa. Y lo mismo sucede con el submarino U-20. Con sus tripulantes. Qué hacían en aquellas aguas al sur de Irlanda (donde finalemente dieron caza al barco), muy cerca de su final de viaje en Dublín. Y además de todo eso, el contexto sociopolítico de la época, en medio de la guerra, con sus protagonistas, como el presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, o Winston Churchill, que por aquel entonces ostentaba el cargo de Primer Lord del Almirantazgo británico.

Estamos ante un libro muy atractivo. Muy adecuado para los amantes de la Historia. Sus 450 páginas están llenas de información contrastada, narrada con maestría para que el lector no pueda parar de leer. Si tienen la oportunidad de tenerlo en sus manos, no duden en leerlo.

Lusitania de Erik Larson está editado en España por Ariel. (2015)

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 8 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

perher

3 comentarios

Deja un comentario