Sociedad

Maestra asesinada en Torreón, México, en manos de un preadolescente de once años – las contradicciones de un caso que se llevó lo más preciado del ser humano



Maestra asesinada en Torreón, México, en manos de un preadolescente de once años – las contradicciones de un caso que se llevó lo más preciado del ser humano - Sociedad

Cuand Mary Assaf Medina se preparó para ir a trabajar el viernes diez de enero de 2020, en Torreón, México, probablemente en sus neuronas danzaba la planificación para su día de enseñanza, la forma en la que podría ayudar a los más rezagados de la clase a mejorar sus calificaciones y hasta lo que haría esa noche para cenar. Sin embargo, en su imaginación de cincuenta años de experiencias, sueños y anhelos, probablemente lo último que se le ocurrió es que ese sería su último día en esa escuela, y en este mundo también.

¿La mató realmente un «niño» de once años?

Si los expertos definen la preadolescencia como el período que tiene lugar entre los nueve y los trece años de edad en la vida de un ser humano, ¿por qué cuando ocurre algo realmente aberrante, ya sea perpetrado por personas en dicho rango de edad o en contra de ellos, los medios se empecinan en llamarlo «niño»?

Esta es la primera contradicción que apreciamos en los medios de prensa internacional con respecto a este caso: no estamos frente a un niño, sino frente a un preadolescente.

No obstante, las contradicciones no terminan allí.

¿Cuando salió o cuando lo fueron a buscar?

De acuerdo a ABC Internacional, cuando el preadolescente pide para ir a cambiarse y cuando sale dispara a la maestra. En cambio, esto difiere de lo que dice BBC, medio que describe el hecho diciendo que ante la demora de quince minutos del preadolescente en el baño que su maestra salió a buscarlo, momento en el cual el chico abrió fuego contra ella y contra un profesor de educación física.

Los resultados nefastos de … ¿un videojuego?

Una maestra, una mujer, un ser humano, fue asesinado en manos de alguien cuyos motivos se le atribuyen a un videojuego. Un profesor y cinco alumnos resultaron heridos, dos de estos últimos de gravedad, también por un videojuego. Un preadolescente en pleno uso de sus facultades mentales puso fin a su propia vida… ¿por un videojuego?

El hecho de que la remera del preadolescente exhibiera el nombre Natural Selection, el cual corresponde a un videojuego en el que, como en el noventa y ocho por ciento restantes, hay muertes, parece haberle servido de muy oportuna excusa al gobernador del estado, Miguel Ángel Riquelme, quien afirmó que por el hecho de «haber hecho mención» al videojuego, él cree que lo que el jovencito hizo fue intentar recrearlo.

¿Por qué no mencionó lo que varios medios manejan: que el preadolescente era víctima de bullying? La respuesta es simple: el bullying es algo que las escuelas deben afrontar y erradicar, para lo cual tienen que trabajar con ahínco y compromiso, algo que no están haciendo. En cambio, el videojuego es algo que los chicos ya traen desde sus casas. Es así que una industria lúdica se lleva las cargas de la negligencia humana y la vida sigue su curso hasta que otro joven, cuya remera luzca el nombre de algo con lo que se entretiene, decida terminar con un puñado de vidas debido al maltrato psicológico que durante meses, años, ha sufrido mientras quienes debieron haber hecho algo al respecto, investigaban a qué videojuego podrían culpar de la desgracia.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Lorena Tercon Arbiza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información