Literatura

Maldad

Patrocinado


Maldad - Literatura

Me sentía incómodo, agobiado de tantos pensamientos crueles, malignos, esas visiones de matar y matar. Esas voces que me arrinconaban y yo me dejaba (había cierto placer en sentirse así). Busqué ayuda profesional… De nada sirvió. Hasta que me encuentro con esta persona, agradable a la vista, quien me dijo que me ayudaba y sin cobrarme nada – Te digo que confíes en mí y lo intentamos, mejor que sea en tu casa- me dijo mientras me extendía la mano. Se la di

Todo era confusión y desesperación en mí mente, mientras aquel individuo estaba sentado frente a mí en el suelo, en posición de meditación. Me dijo que lo acompañara, que me sentara también y que no cerrara los ojos- Simplemente no hagas nada, deja que todo eso que piensas salga de tu mente, no pierdas la compostura ni el ritmo de la respiración- me dijo.

Intenté hacerle caso y por un momento parecía fácil, pero una vez que surgieron esos gritos, esos deseos de asesinar, esos impulsos por hacer daño, me incomodé. El cuarto de mi casa era todo un desorden y al verlo detenidamente me incomodé aún más, respiraba aceleradamente -Tranquilo, no desvíes tu atención- me susurró con una leve sonrisa. Quería ahorcarlo en ese momento, pues el odio que dejé que me dominara tantas veces lo hizo una vez más. Pero el hombre ni se inmutó al ver que me levantaba.

El verlo tan sereno hizo que me volviera a sentar, dejé salir los llantos, el desespero que sentía se fue poco a poco. Respiré con mayor suavidad. Sentí el aroma y el clima del cuarto, observé todo a mi alrededor y por unos instantes no pensaba en NADA.

Aquel hombre, que pareció haber notado el cambio en mí, salió de su estado de meditación, me extendió la mano para ayudar a levantarme – Creo que fue todo por hoy- dijo mientras sonreía, yo también sonreí, quizás era la primera vez que sonreía desde hace mucho tiempo. Ya aquella maldad que me hacía sentir bien no se escucha como antes, se oye más distante. Cuando aparece ya no me afecta en lo absoluto, respiro hondo unas 2 veces y se va…


4.75 - 4 votos

Patrocinado

Acerca del autor

Jesus Pino

Deja un comentario