Deporte

Mamá, Papá…mi partido es mio y solo mio.

Patrocinado


Mamá, Papá…mi partido es mio y solo mio. - Deporte

Sábado, 9.00 de la mañana. En cualquier campo de fútbol de España. Miles de niños y niñas acuden a su partido semanal. Llevan toda la semana entrenando junto a sus compañeros y entrenadores. En la mochila traen ilusión y ganas de disfrutar de probablemente el partido de su vida. Se ajustan sus botas, normalmente, las que anuncia su ídolo futbolístico y se ponen su camiseta numerada. Nerviosos, saltan a ese campo que para ellos no tiene nada que envidiar al Vicente Calderón o al Santiago Bernabeu.

En cuanto el árbitro pita el inicio del partido, los niños y niñas disfrutan de su deporte favorito durante el tiempo que estipula cada categoría. Muchos ganarán y muchos perderán, pero la gran mayoría, por no decir todos, llegarán a casa con la satisfacción de haber podido pasar un gran día realizando el deporte que aman junto a sus amigos y compañeros.

Este es el guión que debería llevarse a cabo todos los fines de semana en los campos de fútbol de toda España.

Y yo me pregunto, ¿qué es lo que hacemos mal, para que todas las semanas aparezcan noticias de peleas entre padres y madres, agresiones a árbitros o incluso a entrenadores?

Sin tratar de generalizar, ya que en la vida hay buenas y malas personas, creo que uno de los males que tiene el deporte base son los padres y madres. Sin darse cuenta, añaden una presión añadida al niño o a la niña, que hace que vea el deporte como algo negativo. No les permiten fallar y buscan en ellos la perfección. Aparte de esto, no son capaces de respetar a los otros padres y madres, ya sean del otro equipo o del mismo. Por no hablar de los insultos, que se escuchan partido tras partidos a esos pobres árbitros que se inician en categorías inferiores.

Ojala nos diéramos cuenta todos del daño que hacemos a estos niños y niñas, ya que con estas actitudes, les marcamos en una etapa vital para su desarrollo tanto personal como social.

En mi humilde opinión, la única solución es “apartar” a los padres y madres de los campos de fútbol, ya que parece que con las sanciones que se están llevando a cabo no es suficiente. Varias canteras españolas están comenzando a realizar esto, ya que restringen el acceso a entrenamientos para que los niños solo estén pendientes de disfrutar jugando al fútbol. Como siempre, parece que nos tienen que prohibir algo, para que nos demos cuenta de que estamos realizando algo mal.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.29 - 7 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.

Patrocinado

¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

atilaeluno

Deja un comentario