Sociedad

Martin Luther King, Frases Parte 2

Martin Luther King, Frases Parte 2 - Sociedad

FRASES DE MARTIN LUTHER KING, PARTE 2

  • El principio de la defensa propia, incluso con armas y derramamiento de sangre, nunca ha sido condenado, ni siquiera por Gandhi.
  • La paz no es solo una meta distante que buscamos, sino un medio por el que llegamos a esa meta.
  • Pocas veces nos encontramos con hombres que voluntariamente participan en el pensamiento sólido. Hay una búsqueda casi universal de respuestas y soluciones a medias. Nada duele más a algunas personas que tener que pensar.
  • No estoy interesado en el poder por el poder mismo, estoy interesado en el poder que es moral, correcto y bueno.
  • La antigua ley del “ojo por ojo” deja a todos ciegos. Siempre es correcto el tiempo para hacer lo correcto.
  • El que acepta pasivamente la violencia esta tan implicado en ella como el que ayuda a perpetuarla. El que acepta el mal sin protestar está cooperando con él.
  • Casi siempre, la minoría dedicada creativa ha hecho el mundo mejor.
  • Creo que la verdad desarmada y el amor incondicional tendrán la última palabra en la realidad.
  • La esperanza de un mundo seguro y habitable recae en disciplinados inconformistas que se dedican a la justicia, la paz y la fraternidad.
  • En lugar de honrar el pacto de nuestros antepasados, a los negros se les ha pagado con un mal cheque, un cheque que ha arrojado el aviso de “fondo insuficiente”.
  • Nos rehusamos a aceptar que el banco de la justicia está en bancarrota.
  • Nos rehusamos a creer que no hay fondos en el baúl de las oportunidades de esta nación.
  • No es el momento de caer en el letargo del conformismo, hoy es el día en que debemos alzar una verdadera promesa hacia la democracia.
  • Es momento de ascender de la oscuridad de la segregación al sutil paso de la justicia racial.
  • Es momento de hacer de la justicia una realidad para todos los hijos de Dios.
  • La libertad de nuestros hermanos blancos está inexorablemente ligada a nuestra libertad.
  • Nunca podremos sentirnos satisfechos mientras los negros sean víctimas del abuso brutal de la policía.
  • No podemos sentirnos satisfechos mientras que el negro en Missisipi no pueda votar y el negro en New York sienta que no tiene nada por lo que votar.
  • No hagamos una vivienda en el valle de la desesperanza.
  • Les digo hoy hermanos, amigos, que a pesar de que enfrentamos no sólo las dificultades de hoy, sino también las de mañana; yo aún tengo un sueño.
  • Hicimos que nuestro gobierno escribiera nuevas leyes para abolir las injusticias que nos sopesaban.
  • A pesar de nuestros esfuerzos, no hemos tenido victorias que sacudan la tierra, pero tampoco hemos sido derrotados.
  • Si respetas mis dólares, debes respetar mi persona.
  • No gastaremos más nuestro dinero donde no podemos aspirar a tener trabajos sustanciales.
  • Un gran desafío ahora será saber organizar todo nuestro poderío dentro de las fuerzas políticas de país.
  • No hay nada malo con ostentar el poder siempre y cuando se use justamente.
  • Uno de los problemas más grandes de nuestra sociedad es que el concepto de amor y poder siempre han sido vistos como opuestos.
  • Debemos aceptar la realidad de que el poder sin amor es abusivo y opresivo, mientras que el amor sin poder es anémico y demasiado permisivo.
  • No importa cuán dinámicamente la economía se desarrolle y se expanda, no elimina toda la pobreza.
  • El hecho es que el trabajo que mejora la condición de la humanidad, el trabajo que extiende el conocimiento, aumenta el poder, enriquece la literatura y eleva el pensamiento, no se hace para asegurar la vida.
  • Una serie de cambios psicológicos positivos inevitablemente resultarán en la seguridad económica generalizada.
  • Les digo hoy, amigos míos, que podrán hablar con las lenguas de los hombres y de los ángeles; podrán tener la elocuencia del discurso articulado; pero si no tienes amor, no significa nada.
  • En otras palabras, toda su estructura debe ser cambiada.
  • Todos debemos salir y decir “¡América, debes nacer de nuevo!”
  • Estemos insatisfechos hasta que las paredes trágicas que separan la ciudad exterior de la riqueza y la comodidad, de la ciudad interior de la pobreza y la desesperación sean aplastadas por los golpes de las fuerzas de la justicia.
  • Estoy feliz de unirme a ustedes hoy, en lo que pasará a la historia como la más grande demostración de libertad de nuestra nación.
  • Llegó un día de júbilo para poner fin a la larga noche de cautiverio.
  • Cien años después, la vida del negro sigue siendo tristemente atrofiada por las esposas de la segregación y las cadenas de la  discriminación.
  • Cien años después, el negro sigue languideciendo en los rincones de la sociedad estadounidense y se encuentra desterrado de su propia tierra.
  • Hemos llegado a la capital de nuestra nación para cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra República escribieron la magnificas palabras de la Constitución y la Declaración de la Independencia, firmaron un pagaré, que sería  heredado por todos los estadounidenses.
  • Este pagare era una promesa de que todos los hombres, si, a los hombres negros y a los hombres blancos, se les garantizaría los derechos inalienables de la vida, la libertad, y la búsqueda de la felicidad.
  • Hoy es evidente que Estados Unidos ha incumplido con ese pagaré en lo que respecta a sus ciudadanos negros.
  • Hemos venido a cobrar este cheque, un cheque que nos dará las riquezas de la libertad y la seguridad de la justicia.
  • No es momento de participar en el lujo de refrescarse o de tomar la droga tranquilizadora del gradualismo.
  • Ahora es tiempo de hacer realidad las promesas de la democracia.
  • Ahora es el momento de levantar nuestra nación de las arenas movedizas de la injusticia racial a la roca sólida de la hermandad.
  • Este verano sofocante del legítimo descontento del negro no llegará a su fin hasta que llegue un otoño reconfortante de libertad e igualdad.
  • Mil novecientos sesenta y tres no es un final, en lugar de eso, mil novecientos sesenta y tres es un comienzo.
  • No habrá descanso ni tranquilidad en Estados Unidos hasta que al negro le sean otorgados sus derechos de ciudadanía.
  • En el proceso de ganar nuestro legítimo lugar, no debemos cometer actos ilícitos. No debemos buscar satisfacer nuestra sed de libertad bebiendo de la copa del odio y la amargura.
  • Siempre debemos guiar nuestra lucha hacia el plano de la dignidad y la disciplina.
  • Una y otra vez debemos subir hasta las majestuosas alturas y unir la fuerza física con la fuerza del alma.
  • No podemos caminar solos.
  • Mientras caminamos, debemos prometernos que vamos a seguir adelante. No podemos retroceder.
  • Nunca podremos estar satisfechos mientras nuestros cuerpos, cansados con la fatiga del viaje, no puedan alojarse en los moteles de carreteras y  los hoteles de las ciudades.
  • Nunca podremos estar satisfechos mientras la movilidad básica de los negros sea de un barrio negro más pequeño a un barrio negro más grande.
  • Nunca podremos estar satisfechos mientras a nuestros hijos se les haya quitado su individualidad y sean privados de su dignidad con letreros que digan: “solo para blancos.”
  • No, no, nunca estaremos satisfechos, y no nos daremos por satisfechos hasta que la justicia ruede como el agua y la rectitud sea como una gran corriente.
  • Sigue trabajando con la fe de que el sufrimiento inmerecido es redentor.
  • Regresen a Mississippi, regresen a Alabama, regresen a Carolina del Sur, regresen a Georgia, regresen a Louisiana, regresen a los barrios bajos y a los barrios negros de nuestras ciudades del norte, sabiendo que de una forma u otra esta situación puede y será cambiada.
  • Tengo un sueño de que algún día se levantará esta nación y vivirá el verdadero significado de su credo: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas, que todos los hombres fueron creados iguales.”
  • Sueño que algún día en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de dueños de los esclavos podrán sentarse juntos en la mesa de la hermandad.
  • Sueño que un algún día incluso el estado de Mississippi, un estado agobiado por el calor de la injusticia, agobiado por el calor de la opresión, será transformado en un oasis de libertad y justicia.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

5.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

nelsonbradel

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información