Salud

El más profundo miedo…

El más profundo miedo… - Salud

Luego de un mes de vacaciones en casa, inicia la semana llena de actividades, al regresar del trabajo, existe tranquilidad en mi ambiente, me pongo cómoda y me encuentro viendo un programa de TV; en ese instante sentí un escalofrío que recorrió mi cuerpo, mucho más fuerte en mis brazos, mis pensamientos se llenaron de temor, me sentí mareada como que no podía respirar bien, corrí al teléfono, hice una llamada a mi madre y alcance a decirle, ven a mi casa, corre que siento que mi corazón va a estallar, va a darme un infarto, en medio del pánico me vestía, abría  puertas y esperaba con terror que el corazón dejara de latir, sentía dolor en el pecho. Minutos después llegaba mi madre llorando, rápidamente nos dirigimos a la emergencia de  un centro hospitalario, me recibieron y preguntaban que sentía, yo repetía lo mismo, me está dando un infarto.

Antes de este momento mi vida era un día a día con relativa normalidad, una mujer que creció en un hogar normal, estudios, matrimonio, divorcio, un hijo, nada que no pueda sobrellevarse con un poco de esfuerzo; eso pensaba yo.

Al salir del hospital luego de todos los exámenes correspondientes y un resultado favorable que demostraba que mi corazón estaba bien, pensé, ya pasó, quizás solo fue un dolor muscular. Definitivamente no fue así, algo había cambiado en mi interior, pasaron pocos días cuando estando en la ducha,  mí respiración empezó a acelerarse y mis pensamientos solo giraban en torno a la muerte, sentía que iba a morir y mi miedo era enorme.  Salí corriendo de la habitación y de la casa, no quería estar sola.

Hasta este punto, no sabía que me pasaba, pensaba que me estaba volviendo loca, la taquicardia, subida de la presión arterial, mareos, visión borrosa, nauseas, respiración acelerada, todas estas manifestaciones me hacían pensar que alguna enfermedad mortal me aquejaba, busqué a varios especialistas, cardiólogos, neumólogos, gastroenterólogos, etc., siempre buscando algo físico. Uno de estos especialistas, asomó la idea de que tenía que consultar a un psiquiatra, que  quizás era un efecto del estrés, lo dejó hasta allí.

Sentada frente a la Psiquiatra, me hacía preguntas sobre mi vida, yo respondía y lloraba al mismo tiempo, la doctora describía, como múltiples personas que la consultaban se encontraban en la misma situación que yo, sufriendo de ANSIEDAD. No comprendía, no conocía lo que era la ansiedad, solo la definición que damos cuando niños, ansioso es aquel que está desesperado por ver, tener o estar con alguien o algo, solo eso era para mí.

Estos párrafos que acabo de escribir, describen el inicio de lo que ha sido mi vida en estos últimos cuatro (4) años, un proceso doloroso de conocerme a mí misma, sufrir y luchar contra algo que era más grande que yo, léase bien “ERA”, ya que con mucha lectura, buena compañía y voluntad he sabido controlar. En otro artículo les hablaré con detalle, como superé mi ANSIEDAD.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Nolineal

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información