Sociedad

Me Drogo A Diario

Me Drogo A Diario - Sociedad

Me Drogo a diario………..

No sé cómo termine en este punto de mi vida, no tengo idea cuando mí día a día se convirtió en una calada tras otra y luego pasarme el resto de horas pensando en cuanto tiempo debe pasar para poder probar la siguiente.

Obviamente sigo con mi vida o bueno al menos lo intento, día a día olvido un poco quien era ayer o mejor dicho olvido quien solía ser, lo que acostumbraba hacer a diario, las personas con las que anteriormente frecuentaba, lo que antes creía saber sobre éste tema, porque bueno hay que aceptarlo, hablar de drogas en esta sociedad es un tabú, sobre todo si eres latinoamericano y vienes de una familia católica en extremo como lo son la gran mayoría en esta región. Es muy contradictorio y a la vez muy gracioso éste tema en esta región, pero gracioso de una manera irónicamente triste; Latino América es uno de los mayores productores de sustancias estupefacientes con fines recreativos del mundo, por no decir que en realidad es el mayor productor de drogas del mundo, bueno productor y exportador. En la región la mayoría de jóvenes llegan a probarlas en su etapa adolecente, un estimado que alarma de gran manera es que entre los 14 a 17 años de edad prueban algún tipo de droga estupefaciente como: la marihuana, cocaína, LSD, heroína y las más peligrosas y adictivas poco conocidas en el mundo; “La H”: maldición que termina por acabar con muchas vidas, “el basuco” y la droga zombi más comercializada en Brasil, esta termina matando una gran cantidad de neuronas en comparación con otras del mismo tipo y de seguro te hará pasar por muchas vergüenzas cuando sus efectos terminen y tu recuperes la conciencia. Aquí la creamos y la distribuimos pero no debemos probarla, es gracioso que en muchos de los estados existe un contacto directo entre el gobierno con carteles locales, bueno llega a ser de conocimiento público luego de pasado el periodo de gobierno, es tan tristemente gracioso que las personas que atacan tan férreamente a las bandas y carteles de narcos sean los mismos que hacen convenios para que estos en las sombras sigan con su trabajo por un par de monedas, no sé si en algún punto de su vida estas personas se sientan como Judas vendiendo a Jesús por un par de monedas o como Poncio Pilato metiéndonos la droga hasta por las orejas y luego lavándose las manos diciéndonos que el consumirlas es un delito.

Pero que influye en realidad para caer en un cuadro de drogadicción, el círculo social, la familia, la religión, tus amigos, el gobierno y su represión al tema, tal vez es la gratificante sensación que recorre tu cuerpo por cometer un acto de rebeldía o tal vez el hecho de mantenerte en un círculo social rodeado por muchas personas que te ven con buenos ojos y de una manera agradable por cometer el acto, tal vez es la maldita soledad y aunque suene algo estúpido lo que diré tal vez lo haces por alguien más, tal vez es tu novio o novia la que te empuja a hacerlo, sea cual sea la razón superficial en el fondo sabes bien que es deseo de llenar ese maldito vacío, es la sensación de sentir que por un momento, por un breve y fugaz momento eres completamente libre de todo y todo parece estar bien, no importa si antes tenías problemas o que tan urgente son esos problemas por un momento todo está bien, pero cuando el efecto pasa y el golpe de realidad llega a tu mente lo escuchas, en el fondo de tu mente escuchas una voz que suavemente te dice: “hazlo otra vez para estar bien” tal vez la primera vez no le prestes atención a esa voz pero créeme; cada vez sonara mucho más fuerte y más fuerte, pasando de ser una pequeña vocecilla a un grito que te es imposible ignorar, lo sabes bien es tu propia voz la que escuchas pidiendo esa sustancia, así haz pasado de ser consumidor a ser un dependiente de la sustancia. Te dirás que lo tienes todo bajo control pero sabes bien que no es así, algunos aprenden a vivir con su adicción, aprenden a ocultarla y saber llevar esta parte de sus vidas en el completo silencio, otros tienden a tomar la posición que lo que están haciendo no está mal y que la sociedad es la del problema, bueno en parte tienen razón; la sociedad hipócritamente prohíbe unas drogas y permite otras, el alcohol y el tabaco son los principales ejemplos. Si colocamos en una estadística las muertes causadas por las drogas a estas aumentándole el alcohol y tabaco como debe de ser podemos evidenciar de manera muy clara que el maldito alcohol ha matado a más personas que todas las otras drogas juntas en la historia de la humanidad. Al final alcohólico y drogadicto viene a ser sinónimos de un mismo problema, un problema que nos inmiscuye a todos un problema que va acabando con muchas personas lentamente, la sociedad te da el problema y la solución, porque hay que ser sinceros, el sistema en que nos manejamos solo nos lleva a callejones sin salida y nos influencia a simplemente darnos por vencidos y aceptar la vida tal cual nos la imponen.

Lo más triste es que han llevado a la definición de lo que significa drogarse a un muy mal concepto, muchas culturas aborígenes ancestrales de la zona de América latina usaban ya desde tiempos remotos diversos preparados de hierbas para tratar males como la esquizofrenia y la depresión, trastornos musculares y mentales de los cuales encontraban sus curas y tratamientos en la naturaleza, un ejemplo es la ayahuasca, preparado de plantas de la selva amazónica que ayudaba a las personas a responderse las más grandes interrogantes que en la mente de cada uno tenemos: ¿Quién soy?, ¿Porque estoy aquí?, ¿Quién debo ser?, ¿Quién puedo ser? y la más importante de todas; ¿significa algo mi vida?, según las personas que experimentan esta droga es un viaje competo por las experiencias vividas que termina en una conclusión, afirman que al final de este viaje espiritual todas las dudas se despejan, sabes lo que tienes que hacer para cambiar tu vida y sientes una paz verdadera desde lo más profundo de tu corazón y tu conciencia. La ayahuasca no es la única que se puede tomar como ejemplo de una sustancia que ayuda a las personas a encontrar una paz interior. Según los diccionarios actuales drogarse significa: “Decir o hacer estupideces o cosas fuera de toda lógica”. Desconozco si esta definición también aplica a los medicamentos que al fin y al cabo viene a ser drogas, sí es así podemos decir con toda seguridad que las personas que las consumen están drogándose, están diciendo y cometiendo estupideces o cosas fuera de toda lógica.

La línea que limita si el drogarse es algo bueno o malo es increíblemente fina y la mayoría del tiempo es invisible, muchas personas usan estas sustancias como un medio para escapar de una horrible realidad y la verdad los comprendo, a quien le gusta vivir en un mundo tan desigual, tan incorrecto, tan depravado y descarado, un mundo donde en la misma religión que se profesa: “no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti” es la misma donde sus sacerdotes y curas violen a niños pequeños e inocentes en un frenesí de depravación demostrando ser una completa farsa fundada en la hipocresía, pues si me permiten decirlo; Cristo Jesús predico con el ejemplo  de resistir a la tentación en todo momento, siendo un hombre pero demostrando que se puede ser más que un simple hombre. De ese mundo es del que escapa tanta gente drogándose como afirman, perdiendo capacidades mentales con el fin de olvidar, desde donde yo lo veo es muy gracioso, parece que el conocimiento es una completa desgracia y que la ignorancia llega a ser la completa felicidad.

Me drogo a diario = escapo a diario.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.00 - 1 voto
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Volgger

Deja un comentario

Únete a la comunidad de NoCreasNada

¿Te gustaría compartir tus inquietudes y ganar seguidores por todo el mundo?

¿Eres una persona inquieta y quieres descubrir a más gente como tú? 

Únete a NoCreasNada.

Además, te pagaremos por las visitas que recibas.

Más Información