Literatura

Me engañaste



Me engañaste - Literatura

Me engañaste
Y jugaste conmigo…

Pero tranquila, tal vez fui yo quien se ilusionó solo y esperé mucho más de lo debido. Tal vez fue esa manera autónoma de sentirme especial…

Tal vez fueron tus tantas sonrisas o quizá se trataba de esa mirada tan encantadora que llevas a todos lados mientras seduces al mundo al caminar. A lo mejor fue a causa de esa cálida sensación de comodidad que tu vibra me otorgaba. Tal vez, tal vez.

Perdona a este humilde corazón si fue preso de tus encantos. A este simple mortal que se deslumbró con aquella misteriosa luz que hay en tus ojos. A este absurdo intento de poeta que se enamoró sin tu permiso.

Que ingenuo de mi parte el pensarte mía, sabiéndote del mundo. Que error tan grave el trazarnos planes futuros sin siquiera ser un «nosotros». Lamento mi descaro.

El descaro de soñar contigo. El descaro de volverte el motivo de mis sonrisas, esas que solía guardarme para ti mientras dejaba al animal suelto para el resto del mundo… De verdad, perdóname el atrevimiento.

Perdóname una vez más, te soy sincero. Y, si se me permite un último acto de galantería, permíteme lo embolse en un suave y tembloroso: «Te quiero mucho. Gracias por llegar a mi vida, aunque yo no esté en la tuya».

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.99 - 101 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Juan Carlos Flores

3 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.