Salud

Me gustaría ser…. Aceptación

Me gustaría ser…. Aceptación - Salud

Cuántas personas desearían ser de otra manera, ya sea de manera física como de personalidad, carácter, ¿conocéis a alguien que le guste ser tal y como es? no es lo habitual, unos se quejan, comparten sus complejos y otros lo callan pero internamente sienten dolor. Cuanto más alejada sea su imagen de su deseo, más dolor,

en este artículo me voy a centrar en un caso de una persona tímida, con pocas habilidades sociales que desearía ser segura cuando se relaciona en sociedad, qué dolor hay cuando uno no puede llegar a ser lo que le gustaría, pero en esta vida tenemos que aceptar nuestras limitaciones, todo el mundo las tiene pero unas son más visibles que otras,

lo ideal es juntarse con personas de perfil parecido, aunque la mezcla también puede hacer que uno se dé cuenta de la riqueza de cada tipo de personalidad y cómo pueden complementarse unas a otras, hay personas muy abiertas y muy nerviosas que desearían ser más calmadas y reflexivas, por lo que en muchos casos tener amistades así puede ser un complemento a una persona introvertida y tímida ya que una necesita un poco de empuje y la otra necesita parar un poco,

CUANDO APARECE EL DOLOR POR NO SER COMO DESEARÍAMOS

El dolor nunca lo producen los demás, es uno mismo quien se juzga a sí mism, puedes estar en un grupo de personas que ves que están como en su casa y tú sentir que no te sueltas, que no cojes confianza, eso que tú sientes los demás no lo saben, ni se dan cuenta, no tienen ni idea de tu sentimiento interno pero si por casualidad te sueltan algo como que hables más, no lo hacen por fastidiar, al contrario, piensan que así ayudan,

en realidad lo que duele no es lo que el otro te dice, sino que es la credibilidad que se le da a eso, te tocan el punto de la herida, eso que más desearías cambiar, el dolor lo crea uno mismo, si te dicen algo que a ti te gusta de ti mismo no te dolería ni lo más mínimo, la gente dice de todo, pero solo duele donde tú tengas una herida de no aceptación propia,

te tocan justo tu complejo y el resultado es un dolor emocional que entristece por no poder ser lo que se desea, lo ideal es no reprimir, cuando uno se siente mal debe sacarlo, llorarlo, sentir tristeza y después se pasa a otro estado, uno se da cuenta de que tiene más valores, que no todo en esta vida es ser extrovertida, habladora y espontánea, que eso es solo una pequeña parte de un gran pastel,

eso duele ¿pero que hay de lo demás? pensar en las virtudes también está bien, amarse siempre, pase lo que pase, ser comprensivo con uno mismo cuando haya dolor, sentirlo, expresarlo y amarse con todo el lote, con paciencia, cambiando la manera de verlo, que hay personas para todo tipo de personalidades, siempre le gustarás a alguien,

VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD DONDE LA INTROVERSIÓN Y TIMIDEZ NO ESTÁ BIEN

En esta sociedad de rivalidad, donde el lider siempre es extrovertido y nada tímido, donde solo los que tienen ese rasgo llegan alto, consiguen las mejores cosas, parejas, trabajos, estatus, etc.. sin darnos cuenta tenemos muy metido internamente que los timidos e introvertidos nunca consiguen nada, acaban en soledad fracasados, es algo que se suele ver, ya desde pequeños en los colegios , el cara dura de la clase extrovertido se lleva la atención mayoritaria y los timidos introvertidos no consiguen ligues y tienen pocos amigos,

esto no es siempre así pero si uno cree en esta teoría no conseguirá cosas simplemente porque al no creer en sí mismo tampoco irá a por ellas, pero en muchas ocasiones aunque una persona timida no llegue alto ni consiga grandes cosas si puede tener el éxito más bonito que existe en la vida, la conquista de su autoestima y un pequeño círculo de calidad con pequeñas cosas que son grandes tesoros,

al final en la vida lo más importante es tener a personas que te aprecian tal y como eres, personas en las que se puede confiar y que están siempre en las malas, eso es algo que muchas veces personas de mucho éxito creen que tienen pero cuando pierden el estatus se dan cuenta de que era todo superficial y al final no contaban con nadie,

ÁMATE CON TU LIMITACIÓN

Ámate siempre, con tu limitación incluída y recuerda siempre tus otros valores que valen la pena, eres mucho más que una cosa concreta, podemos atribuir cientos de palabras sobre alguien, no te vengas abajo por solo una que no te gusta, hay cientos más que te hacen grande, recuérdalas siempre y apóyate y ámate sin límites ,de una manera incondicional

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

4.50 - 2 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Cristina Pérez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.