Ciencia

¿Memoria o atención?



¿Memoria o atención? - Ciencia

Cuando nos hacemos mayores todos empezamos a tener un poco de miedo a esta nueva etapa de nuestras vidas, empezamos a perder el pelo, nuestra piel se arruga, empiezan a fallar nuestros órganos y nuestras capacidades cognitivas empiezan a degenerar.
De todo lo que conlleva envejecer una de las cosas que generalmente más miedo nos da es empezar a perder la memoria, no porque tengamos alguna enfermedad, ya sea Alzheimer o demencia senil, sino porque tenemos interiorizados  que al hacernos mayores perdemos la memoria, de forma natural por así decirlo.
Este es un gran fallo que hemos interiorizado por falta de conocimiento y es que lo que nos pasa al hacernos mayores no son realmente fallos en la memoria sino más bien fallos en la atención. En breves palabras antes de que nuestro cerebro pueda almacenar información (memoria) primero se tiene que prestar atención a dicha información, no es posible memorizar nada si no se le presta la atención adecuada.
Muchas abuelas/ abuelos se olvidan de cerrar la puerta de su casa o se dejan el gas abierto……error, ya que no es la memoria la implicada en fallo sino más bien la atención, cuando realizamos una tarea diariamente, como por ejemplo, coger las llaves, cerrar la puerta y guardarte las llaves en el bolsillo derecho, y así un día y otro y otro… Al final le dejas de prestar atención a la acción misma y esta se acaba convirtiendo en un automatismo, y los automatismos empiezan a fallar con la edad. Uno de los ejercicios más recomendamos para este tipo de situaciones es que los abuelos/abuelas realicen los automatismos conscientes de ellos, es decir, tras cerrar el gas, la abuela/abuelo dice en alto “he cerrado la puerta de casa y soy consciente de ello”.
Por esto al hacernos mayores debemos tener una vejez activa y  es muy importante que empecemos a trabajar la atención, sobre todo tras haber sido jubilados o si tenemos pocos estudios, ya que tras habernos jubilado nuestro cerebro pasa de recibir constantemente una gran cantidad de estímulos a estar prácticamente inactivo, y eso el cerebro lo nota; y lo de los estudios es básicamente porque el cerebro es un músculo y cuanto menos lo ejercitemos a lo largo de nuestra vida mayores posibilidades tendrá este de atrofiarse e ir perdiendo poco a poco capacidades cognitivas.
Por ello es aconsejable tratar el cerebro tal y como si fuera un bíceps o un gemelo, es decir, debe ser ejercitado día sí y día también, ya que es el músculo más importante de todo nuestro cuerpo.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

Danyoda

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.