Deporte

Messi: extraordinario pero terrenal



Messi: extraordinario pero terrenal - Deporte

FERNANDO ARAUCO GRANADOS

Messi no ha derribado a nadie. Pitágoras nunca jugó al fútbol, decía el recordado y querido periodista urugayo Emilio Laferrandarie, El Veco.

Los dioses del Olimpo como Di Stéfano, Pelé, Cruyff y Maradona han logrado esa jerarquía no por el número de títulos que conquistaron con sus equipos sino por la característica de futbolista fuera de serie que los situó a cada uno de ellos -en determinado momento- por encima del resto. Para decirlo de otra manera, la calidad de leyendas del fútbol que tienen hoy estos monstruos no pasa por una cuestión cuantitativa sino más bien cualitativa.

Messi no puede haber superado a ninguno de estas cuatro figuras. Veamos.

La Pulga no tiene el remate de cabeza de Pelé , quien no obstante medir tan sólo 1.70 mts. se elevaba por encima de sus rivales en el salto (ahí está el primer gol de Brasil a Italia en la final de México 70). Tampoco tiene la capacidad que tenía O Rei para organizar el juego desde la mitad de la cancha. En otras palabras, Messi no es el arquitecto que fue Pelé en el Santos de los 60. El argentino podría superar al brasileño en velocidad dentro de las 18 yardas.

Tampoco supera a la Saeta Rubia. Di Stéfano era jugador de toda la cancha: recuperaba balones en el área propia, elaboraba juego en el medio y definía en el área rival. Ni siquiera Pelé poseía esa capacidad.

Cuando se compara a Messi con Cruyff, el holandés sale ganando. El Flaco era el director de orquesta y el mejor ejecutante de esa sinfónica llamada La Naranja Mecánica. Sino, miren el partido contra Argentina en el mundial 74 y el gol de fantasía que marca.

Quizá en la comparación con Maradona el rosarino podría salir ganando. Es más veloz y por lo tanto, su dribbling más rápido. Pero a Lio no le hemos visto esos pases de cuarenta metros que ponían al compañero frente al gol, como los que hacía el Pelusa en el Nápoli o en el Boca campeón del Metropolitano de 1981.

Qué duda cabe. Estamos ante la más grande aparición después del Diego. Seguro que el jugador del Barcelona ya forma parte de la historia del fútbol. Pero aunque ganase la Copa del Mundo , no estará antes que los cuatro mosqueteros . Ya lo ha dicho Macaya Márquez hace poco y con mucha razón: primero Di Stéfano, segundo Pelé, tercero Cruyff y luego, recién , Maradona.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!

0.00 - 0 votos
Cuanto más alta sea la valoración más visible será el artículo en portada.
¡Compártelo en las redes sociales!

Acerca del autor

GRANADOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.